Diario de una chica del montón

Agustín Velasco | 25 de junio de 2010 a las 20:03

chicadelmonton1

En estos previos al grueso de las vacaciones vamos a dedicarle un poco de atención a la literatura infantil y juvenil, porque quién no ha dicho en estas fechas con tono de soprano culminando un aria: “¡niño!, ¿te vas a estar quieto de una vez?, ¿en que no puedes sentarte un rato con un libro tranquilo?, ¿es que a ti no te han mandado deberes para el verano o qué?”. Comprensible. Pero para que el milagro ocurra y veas a tus hijos sentados leyendo has de tenerles los libros adecuados. Así que voy a ver si puedo ayudaros un poco en mis modestas posibilidades.

No sé si recordareis que hace un par de meses os hable de Diario de un pardillo (ed. Destino) de Jordi Sierra i Fabra. Parejo a este libro me llegó Diario de una chica del montón (ed. Destino) de Blanca Álvarez. Pensé en un principio que aparte de compartir formato no tendrían nada que ver. Me equivoqué. Diario de una chica del montón es una especie de cara B del ameno diario de Jordi Sierra i Fabra, para ser sincero carece de la chispa del diario de Mariano (personaje de Jordi Sierra i Fabra) pero no deja de ser divertido y creo que muchas pre-adolescentes que ronden los 12 años pueden verse reflejadas en Bea y hacer suyas sus preocupaciones. Quizás el hacer constantes referencias a lo que pudimos leer en el diario de Mario es lo que en gran medida tiene prisionera la imaginación de Blanca Álvarez, que de otra parte logra redondear la historia de Jordi Sierra i Fabra explicando muchos de los acontecimientos no verbalizados en ella.

  • chicadelmonton2Título: Diario de una chica del montón
  • Autora: Blanca Álvarez
  • Editorial: Destino
  • Páginas: 164
  • Precio: 9,95 €

Pero vayamos por partes. ¿Quién es Bea? Bea es una chica más de esa gran masa gris de los colegios y los institutos que no son ni las populares, ni las inadaptadas, simplemente es una chica normal, con un padre y una madre, una hermana demasiado pequeña para ser una compañera de viaje, una tía universitaria que vive en casa, y un vecino que bebe los vientos por ella sin que a ella le apasione la idea. Los 12 años están a la vuelta a la esquinas y todos dicen que algo cambiará, algo decisivo, que en la confusa mente de Bea se reduce a la salida de las tetas y la revolución de las hormonas que ello conlleva y que parece hacer perder la cabeza a todos los que han pasado por ello. Por eso su gran obsesión es que no le salgan tetas, que para ella es peor que las diez plagas que asolaron Egipto. ¡Y por supuesto nada de bragas de diseño! Que para ella son otro síntoma inequívoco de madurez y no arrastra buenas experiencias con ellas.

En la historia se plantean algunas preguntas que antes nadie nos formulamos como:  ¿qué pasa si a la princesa resulta que no le gusta el príncipe que le ha tocado para que la despierte de un beso?

Esta es una lectura amena y ligera para las chicas este verano amenizado por los juegos de tipografía con lo que Destino hace su lectura mucho más entretenida a los más pequeños e ilustrado por Mercè López, una profesional de la ilustración magnífica. Recomiendo que se lea antes Diario de un pardillo para que las menciones que se hacen a él no descoloque al lector.

Próximamente: Los andantes (ed. Lengua de Trapo) de Federico Guzmán Rubio

Empezado: Cazadores de sombras – Ciudad de ceniza (ed. Destino) de Casandra Clare