La tabla esmeralda

Agustín Velasco | 22 de mayo de 2012 a las 16:08

Enfrentarte a las más de 700 páginas de La tabla esmeralda (ed. Plaza & Janés) de Carla Montero es toda una sorpresa. Una sorpresa en muchos frentes, y siempre de matiz muy agradable.

Lo primero que te asalta al adentrarte en la lectura de esta novela (llevado por la lectura de su sinopsis) es el convencimiento de encontrarte frente un El código Dav Vinci más donde no falta un cuadro con un secreto esotérico que todo el mundo ambiciona. Pues falso, no tiene nada que ver con la obra de Dan Brown. Si bien el cuadro es una excelente excusa narrativa no pasa de ahí, la profundidad de esta obra no depende del cuadro, esto va de otra cosa…

Esto va en realidad de dos mujeres, una que desde nuestros días rastrea la vida de la otra, que vio como su existencia cambiaba radicalmente durante la II Guerra Mundial a causa de la persecución nazi. Pero para no liar esta trama mejor ir por orden:

Ana, una historiadora del arte española, es novia de un rico empresario alemán que descubre una misiva de Himmler donde se apunta a la existencia de un cuadro de Giorgione que se suypone es tan sólo una leyenda, El Astrólogo. Ana emprende el rastreo de esta obra incitada por su novio y cuenta con la ayuda para ellos del doctor Arnaux, de la universidad de la Sorbona, especialista en la restitución a sus legítimos dueños de las obras expoliadas por los nazis, y que tiene un interés personal en esta búsqueda relacionada con los propietarios del cuadro en el momento que Himmler se interesó por él, la familia Bauer. Su aventura en pos de El Astrólogo no está carentes de peligros y descubrirá que una organización neonazi Himmleriana está detrás de este mismo cuadro.

Por otro lado tenemos la historia de Sarah Bauer, una joven judía custodio a su pesar de un cuadro de gran trascendencia del que su familia ha sido depositaria hasta que los nazis se interesan por él. El comandante de las SS, Georg von Berheim, al que Himmler personalmente ha encargado la búsqueda del cuadro, verá su destino inexorablemente unido a la vida de esta joven a la que debe dar caza pero que despierta en él ciertas contradicciones con su adoctrinamiento. Una complicada historia de amor a tres bandas llena de dolor y desesperación marcará la existencia de Sarah durante la ocupación Nazi de París.

  • Título: La tabla esmeralda
  • Autora: Carla Montero Maglano
  • Editorial: Plaza & Janés
  • Páginas: 752
  • Precio: 21,90 €

Otra cosa que me ha sorprendido gratamente de esta novela es el nivel de documentación sobre el momento histórico, los entresijos políticos y organizativos del nazismo, el día a día en un París ocupado… una ambientación histórica impecable. Ahí es donde se nota la pasión del escritor por su oficio.

La manera en que la autora va entrelazando ambas historias es muy inteligente. Mientras Ana va haciendo una labor de arqueología documental para desentrañar la vida de Georg von Berheim y se encuentra muchos vacíos que solo puede llenar con hipótesis, el lector va descubriendo qué ocurrió en realidad en la vida del comandante de la SS.

Intuyo que la agenda oculta de la autora era escribir un libro sobre el expolio de obras de arte a los judíos por parte de los nazis. Un tema del que más allá de su existencia poco más sabía de ello. Gracias a Carla Montero he descubierto el sistema perverso de autolegitimación que permitía a los nazis este expolio.

Y la última sorpresa que me deparaba el libro venía de la mano de su solapa en el que la autora confiesa tener cuatro hijos y un marido. Y yo me pregunto… ¡¡¿De dónde saca el tiempo para escribir una novela de casi 750 páginas?!! Y es de mi quinta (un año mayor), y tiene dos novelas de éxito, y publica internacionalmente, y… ¡y cómo me odio por no ser disciplinado y conseguir sacar tiempo para escribir!

PD. Si hacen la película el papel de Georg von Bergheim no puede interpretarlo otro que no sea Michael Fassbender (arriba). Leedlo y dadme la razón.

  • maría josé díaz

    Te doy la razón por completo. Aún no la he terminado de leer, pero coincido contigo en todo (también en lo de Michael Fassbender como Georg)

  • Agustín Velasco

    Esta cantado! Fassbender, of course.

  • Mª José

    Estoy por la última parte del libro y me tiene totalmente enganchada. Me está gustando muchísimo, hacía tiempo que un libro no me tenía “obsesionada” por la lectura.
    Desde luego que Michael Fassbender sería un galán estupendo para el papel de Georg, también había pensado en Ryan Gosling, pero es cierto que Michael Fas. le daría un toque más adulto, refinado y serio. Y ella?? Diane Kruger? Pero ocurre una cosa y es que son algo mayores para estos personajes que se suponen que son veinteañeros.

    Saludos

  • Pilar

    ¡¡¡Me gusta mucho ésta novela y desde mi punto de vista es mejor que El Código Da Vinci!!! Es entretenida y me mantiene siempre en vilo.
    Ok para el papel de Georg Von Berghein

  • Pilar

    No le darán nunca el Novel, ni lo necesita. A mí me ha desbloqueado mi hábito de lectura que tenía perdido este año con el rollo de la crisis y mi lucha contra ella. Me la he zampado (literalmente) en una semana.

  • JUANI

    Se lo regalé a mi marido por su cumpleaños y se lo engulló en un par de semanas y empezó a recomendarme que lo leyera porque estaba genial. Me lo he leído en una semana, hacia mucho tiempo que un libro no me enganchaba de esta manera, es adictivo.