Archivos para el tag ‘Diario de un pardillo’

Diario de una chica del montón

Agustín Velasco | 25 de junio de 2010 a las 20:03

chicadelmonton1

En estos previos al grueso de las vacaciones vamos a dedicarle un poco de atención a la literatura infantil y juvenil, porque quién no ha dicho en estas fechas con tono de soprano culminando un aria: “¡niño!, ¿te vas a estar quieto de una vez?, ¿en que no puedes sentarte un rato con un libro tranquilo?, ¿es que a ti no te han mandado deberes para el verano o qué?”. Comprensible. Pero para que el milagro ocurra y veas a tus hijos sentados leyendo has de tenerles los libros adecuados. Así que voy a ver si puedo ayudaros un poco en mis modestas posibilidades.

No sé si recordareis que hace un par de meses os hable de Diario de un pardillo (ed. Destino) de Jordi Sierra i Fabra. Parejo a este libro me llegó Diario de una chica del montón (ed. Destino) de Blanca Álvarez. Pensé en un principio que aparte de compartir formato no tendrían nada que ver. Me equivoqué. Diario de una chica del montón es una especie de cara B del ameno diario de Jordi Sierra i Fabra, para ser sincero carece de la chispa del diario de Mariano (personaje de Jordi Sierra i Fabra) pero no deja de ser divertido y creo que muchas pre-adolescentes que ronden los 12 años pueden verse reflejadas en Bea y hacer suyas sus preocupaciones. Quizás el hacer constantes referencias a lo que pudimos leer en el diario de Mario es lo que en gran medida tiene prisionera la imaginación de Blanca Álvarez, que de otra parte logra redondear la historia de Jordi Sierra i Fabra explicando muchos de los acontecimientos no verbalizados en ella.

  • chicadelmonton2Título: Diario de una chica del montón
  • Autora: Blanca Álvarez
  • Editorial: Destino
  • Páginas: 164
  • Precio: 9,95 €

Pero vayamos por partes. ¿Quién es Bea? Bea es una chica más de esa gran masa gris de los colegios y los institutos que no son ni las populares, ni las inadaptadas, simplemente es una chica normal, con un padre y una madre, una hermana demasiado pequeña para ser una compañera de viaje, una tía universitaria que vive en casa, y un vecino que bebe los vientos por ella sin que a ella le apasione la idea. Los 12 años están a la vuelta a la esquinas y todos dicen que algo cambiará, algo decisivo, que en la confusa mente de Bea se reduce a la salida de las tetas y la revolución de las hormonas que ello conlleva y que parece hacer perder la cabeza a todos los que han pasado por ello. Por eso su gran obsesión es que no le salgan tetas, que para ella es peor que las diez plagas que asolaron Egipto. ¡Y por supuesto nada de bragas de diseño! Que para ella son otro síntoma inequívoco de madurez y no arrastra buenas experiencias con ellas.

En la historia se plantean algunas preguntas que antes nadie nos formulamos como:  ¿qué pasa si a la princesa resulta que no le gusta el príncipe que le ha tocado para que la despierte de un beso?

Esta es una lectura amena y ligera para las chicas este verano amenizado por los juegos de tipografía con lo que Destino hace su lectura mucho más entretenida a los más pequeños e ilustrado por Mercè López, una profesional de la ilustración magnífica. Recomiendo que se lea antes Diario de un pardillo para que las menciones que se hacen a él no descoloque al lector.

Próximamente: Los andantes (ed. Lengua de Trapo) de Federico Guzmán Rubio

Empezado: Cazadores de sombras – Ciudad de ceniza (ed. Destino) de Casandra Clare

Diario de un pardillo

Agustín Velasco | 13 de abril de 2010 a las 12:19

mariano el pardillo

No sé si os acordáis de lo que es tener 12 años. Yo he procurado olvidarlo porque tengo la impresión de que, al igual que Mariano, era un pardillo total. ¿Qué quién es Mariano? Pues el protagonista de Diario de un pardillo (Ed. Destino) de Jordi Sierra i Fabra. Lo que me he podido reír con este peculiar diario de un preadolescente que despierta al mundo.

  • mariano el pardillo 1Título: Diario de un pardillo
  • Autor: Jordi Sierra i Fabra
  • Editorial: Destino
  • Páginas: 176
  • Precio: 9,95 €

A Mariano, que le zurró a uno que le dijo que su nombre era una mezcla de “mar y ano” es en verdad uno de esos pringadillos anónimos que subsisten en el hostil ambiente familiar y del colegio a base de ingenio y mucho morro. Le gusta su vecinita, pero a ella le gusta uno de los ídolos prefabricados para adolescentes. Se siente cómodo con Yolanda, una compañera, pero es que no está buena, aunque le estimula su conversación… no sabe, a lo mejor es una buena oportunidad de practicar con chicas e ir aprendiendo todo lo que pueda sobre esos seres que hasta hace bien poco les parecían cuando menos extraños (aunque también puede cambiar todo tras el veraneo). Sus hermanos son enemigos en la guerra sin cuartel familiar. Leo es ese amigo que todos hemos tenido que cuando tú no tienes una idea nefasta seguro que se le ocurre a él. Y para colmo el probre Mariano es un rarito de narices porque le gusta leer, es el anti-adolescente del momento. En definitiva: la historia de un chico que cree que en su doce cumpleaños la vida va a cambiar drásticamente pero se da cuenta que todo sigue igual.

Sí, esto es literatura infantil-juvenil, pero es recomendable que los que nos llamamos adultos también dediquemos nuestra atención a esta literatura, ya sea porque tengamos jóvenes cercas a los que solamos regalar libros (y es muy importante conocer de primera mano lo que van a leer), o ya sea por pasar un buen rato con un libro de humor ‘blanco’ y recordar aquellos días semi-inocentes que dejamos atrás.

Jordi Sierra i Fabra es un prolífico escritor de literatura juvenil e infantil con muchas tablas, que ha conseguido hacerse con un estilo que conecta con los más jóvenes, los divierte, no resulta ñoño… y sin embargo no entra en conflicto con los adultos. Mantiene un equilibrio muy difícil en su narrativa. No es de extrañar que haya sido merecedor de galardones como el Premio Nacional de Literatura Infantil y el Premio Barco de Vapor. Lo que me asombra de este hombre es que haya escrito en su vida ¡¡más de 400 libros!! ¿De dónde saca el tiempo material? Es verdad que comenzó a escribir con 8 años pero la primera obra publicada de la que tengo constancia es de 1972. Hagamos una pequeña cuenta: de 1972 a 2010 hay 48 años; 400 libros en 48 años me sale una media de unos 8 libros por año.

(…)

Perdonad, me había desvanecido unos segundos de la impresión. Sigamos… Yo ya había leído de él, entre otros, Campo de Fresas (que ya lleva 60 ediciones) que aborda un tema muy peliagudo de la adolescencia: la aproximación a las drogas.

Entrando en esta edición de Destino he de señalas que se supone que esto es un diario que escribe un adolescente en un cuaderno-diario que le regalan por Navidad. Y para ser coherentes, la editorial ha optado por un formato ‘cuaderno’, con hojas cuadriculadas donde Mariano va dejando sus impresiones durante un año de su vida, y todo ilustrado por él, ya que quiere ser de mayor dibujante. Bueno, en verdad las ilustraciones son del genial Romeu.

Y no faltan los pensamientos profundos en clave pre-adolescente. Reproduzco uno de ellos:

“…se me ha ocurrido coger el periódico y ojearlo. Jope. (…) ¿Y éste es el mundo que me espera? Mejor me bajo en la próxima. No entiendo para qué compra el periódico la gente. ¿Para pasarlo mal? ¿Para sufrir en plan masoca? ¿Para ver en la sección de necrológicas quién ha muerto y suspirar por estar vivos? ¡Habrá que ponerse las pilas, porque está claro que nos tocará a nosotros, a los de mi generación, arreglarlo todo!

Lo que subraya con esta conclusión: LOS PERIÓDICOS SON COMO NOVELAS DE TERROR SIN FINAL

Lo dicho. Libro ligerito y altamente recomendable para los que no son ‘masocas’ y les gusta conservar esa chispa infantil viva.

PD.  Yo lo que digo es que sin duda Mariano es un pardillo en toda regla como dice el título, porque  a nadie que quiera formar un grupo de música molón se le ocurre que la armónica es el mejor instrumento con el que hacerse.

Proximamente: Blanca como la nieve, roja como la sangre (ed. Grijalbo) de Alessandro D’Avenia

Empezado: Peter Pan. La obra completa (Neverland Ediciones) de J.M. Barrie