Archivos para el tag ‘Moda’

Manual del perfecto caballero

Agustín Velasco | 4 de enero de 2012 a las 19:12

Otra buena idea para regalar en Reyes puede venir de la mano de esos libros que proliferan sobre moda y estilo. En los últimos tiempos se han multiplicado las obras que tratan de ofrecer una guía para aquellos que se sienten un poco patos mareados cuando se asoman al armario. En este caso me gustaría proponer un libro que ellas pueden regalar a ellos a modo de sutil indirecta. Basta de pedirles que dejen de usar camisetas y que se pongan una buena camisa, es mejor ‘educarles’ de un modo más subliminal.

Manual del perfecto caballero (Ediciones Martínez Roca) de José María López-Galiacho puede ser un auténtico salvavidas para aquellos que tratan de transformarse en auténticos dandis y no saben por dónde empezar.

El albaceteño José María López-Galiacho es Director de Operaciones para el continente africano de una importante multinacional, eso no tiene que cualificarlo per se para dar clases de estilo, ¿pero si os digo que también es el autor del blog de moda clásica masculina www.elaristocrata.com?

  • Título: Manual del perfecto caballero. Normas básicas del buen vestir
  • Autor: José Manuel López-Galiacho
  • Prólogo: Rafael Medina
  • Editorial: Ediciones Martínez Roca
  • Páginas: 344
  • Precio: 20,90 €

En este manual tratará de transmitirnos algunas normas básicas del buen vestir a la vez que poner su granito de arena personal empujándonos a ser creativos. No hay prenda o accesorio que quede sin analizar y para el que delimite sus normas de uso. Por poco que prestes atención a sus consejos cambiará tu forma de acercarte al vestidor.

Otro aliciente de este volumen es el prólogo, firmado por uno de los elegantes por antonomasia de esta España nuestra, Rafael Medina Abascal, duque de Feria (y colega mío, sea dicho de paso, en las páginas de la revista GQ, donde ambos tenemos sección ¡con fotografía y todo!)

Etiquetas:

Entrevista a Lola Gavarrón

Agustín Velasco | 16 de septiembre de 2010 a las 13:28

Lola 3

Hablamos con Lola Gavarrón, gran periodista y autora de La gran dama de la moda. Me vais a permitir que en esta entrevista me aleje a ratos de la literatura pura y dura y comparta con ella algunos pensamientos sobre la moda en sí… deformación profesional, uno no puede evitar que la cabra tire al monte. No puedo añadir nada más que no haya dicho en los dos entradas anteriores (repasadlas) porque corro el riesgo de ser etiquetado como víctima de una secta que tiene a Lola Gavarrón como máxima sacerdotisa. Entremos en materia…

¿De todos los valores de Maria Rosa Salvador que se van desentrañando a lo largo del libro, tú personalmente cuál crees que es el que mejor describe a esta figura irrepetible del siglo XX?  Era una mujer entrañable y valiente. Y muy trabajadora. Además de saber contagiar su pasión por el trabajo.

La moda es un terreno arduo complicado de transitar literariamente. La superficialidad del sector y el gloss asociado al término hace que muchas veces sea subestimado. ¿Cuál  es el principal reto que se te plantea cuando encaras la redacción de un libro relacionado con la moda? Ése precisamente. Que interese a todo tipo de lectores. Al fin y al cabo todos nos vestimos y a veces, más de una vez al día, conscientes del poder visual del vestido. Es un lenguaje fantástico.

Me parece encomiable la labor de acercar un personaje tan desconocido como Maria Rosa Salvador al gran público, y a gente como yo, que a pesar de dedicarme a la moda, no la conocía en profundidad. ¿Qué otros personajes de la moda te parecen grandes desconocidos dignos de una biografía? Ana de Pombo, Maggy Ouff, Isabel Cánovas y el más grande de todos, Balenciaga, del que no existe aún una biografía en español.

En la moda nacional (periodistas, diseñadores, fotógrafos…) hay una obsesión por las musas y personalidades anglosajonas. Sabemos y escribimos mucho sobre Lee Miller, Daisy Fellowes o Gloria Guiness, mientras que hay personalidades españolas de gran relevancia que no nos molestamos en conocer. ¿Crees que sería necesario reivindicar a la mujer española igual que el Costume Institute dedicó su expo en el MET de este año a la ‘American Woman’? Sería una buenísima idea. Podría recordarse a Marichu (de La Moda), gran periodista de moda; Carmen Peñaranda, musa de Cecil Beaton; Conchita Montes, musa de Edgar Neville; o Conchita Montenegro, el último amor de Leslie Howard.

En La gran dama de la moda se evitan las miserias que existe en toda historia personal (el sentimiento de soledad que debió de experimentar en algún momento a causa de su decisión de priorizar su vida profesional, las páginas que tiene como contexto la guerra son definitivamente amables incluso en la anécdota de las monjas…) ¿Eso es algo que has buscado tú como autora o es causa de la memoria selectiva de la protagonista? La verdad es que me hizo algunas confidencias, menos amables, por decirlo así, pero me las reservé porque no tienen el menor interés para el público aunque sí para mí porque me permitieron situarme ante ella.

Escribir una biografía en vida del personaje es algo que limita al autor a la hora de introducción ‘literatura’ en la narración o lo enriquece con datos que no tendría de otra manera? Como decía en el libro escribir una biografía es un intento de poner un poco de orden en el desorden de la vida. Y luego, es verdad que yo me he dejado poseer por ella. Me he “bañado” en ella. De mi primera formación como geógrafa aprendí que la mejor manera de describir un río es bañarse en él. Es lo que he intentado hacer con María Rosa.

Leyendo tu libro me he enamorado de esa época en que toda mujer tenía su modista y todo era hecho con mimo y cuidado, y todas las mujeres ponían el mayor de los cuidados por estar impecable en su día a día. ¿Crees que el prêt-á-porter destruyó ‘la mística de la moda’ (parafraseando otro de tus libros)? No. El prêt-à-porter o confección en serie es una de las grandes conquistas de nuestro tiempo. Las pruebas solían ser engorrosas y el resultado no siempre era el esperado. Ahora es todo más inmediato. Lo veo, me lo pruebo y salgo con él puesto. Magia pura…

¿No te ha tentado nunca ‘la novela’ como género? Me encantaría. Pero no sé si sería capaz de construir personajes con envergadura sin estar “aludiendo” a personas que conozco. La ficción es extraordinaria para mí y admiro mucho a los grandes novelistas

Cualquiera que lea tus libros se da cuenta que eres una ávida y selectiva lectora. ¿Qué lecturas tienes más reciente, empezadas o en preparación? Este verano he disfrutado mucho con la “falsa” biografía de Louise de Vilmorin sobre Chanel. De la propia Louise me encantan Madame de… y Julietta. Estoy releyendo los cuentos de Carmen Martín Gaite. Me encanta el género. Los de Isaak Dinensen –Karen Blixen– son mis favoritos porque siempre los deja inacabados.

Dime tres libros que hayan sido especialmente significativos para ti, y por qué. Celia en la revolución de Elena Fortún por la grandeza de no hacer juicios de valor. L’allure de Chanel de Paul Morand por la forma cómo se pone en la piel de esa gran superviviente y Los que vivimos de Ayn Rand porque demuestra que es posible resistirlo todo, hasta la revolución rusa siendo una aristócrata como Kira, su maravillosa protagonista.

La gran dama de la moda

Agustín Velasco | 10 de septiembre de 2010 a las 15:07

2001 Blahnik Maria Rosa y Lola Gavarron

Hoy toca una biografía. La de María Rosa Salvador, la dueña de la famosa boutique madrileña Dafnis, que marcó toda una época, e instauradora del galardón ‘La aguja de oro’ que premiaba la labor de los diseñadores más señeros del momento.

Es indiscutible que para los amantes de la moda La gran dama de la moda. María Rosa Salvador y el tiempo de Dafnis (ed. La esfera de los libros) de Lola Gavarrón se trata de un libro imprescindible porque desentraña a una de las principales figuras del siglo XX de la moda española y porque lo escribe una reputada periodista de moda. María Rosa Salvador fue la artífice de que primeras figuras de la aguja fueran introducidos en España, cuando aún vivíamos los coletazos de la autarquía. En un país realmente catetizado como era la España de la dictadura, Dafnis fue esa meca de la gente cosmopolita, ese trocito de París y Milán, ese escaparate de la vanguardia internacional, que espoleó la imaginación y el deseo de conocer lo que se hacía fuera de muchos de los que ahora son diseñadores consagrados.

  • 9788497349406_grande[1]Título: La gran dama de la moda
  • Autora: Lola Gavarrón
  • Editorial: La esfera de los libros
  • Páginas: 252
  • Precio: 24,90 €

Para los que no sean amantes de la moda, este libro es igualmente recomendable porque retrata una época y un estilo de vida, la de la ‘gran sociedad’ madrileña que se reunía en los hipódromos, la de una élite que se podía permitir viajar… y todo contrastado con la realidad limitada de esa mayoría silente de españoles.

María Rosa Salvador abrió su boutique en 1965 y desde entonces no hay nombre asociado a ¡Hola! que no pasara por sus probadores. ¿Recordáis el vestido de novia de boda de Chábeli Iglesias y Ricardo Bofill JR.? Era de Valentino, sí, pero confeccionado en Dafnis, porque Maria Rosa se dedicaba a ‘franquiciar’ diseños de los grandes creadores internacionales para hacerlos en Madrid. Incluso venían clientas de París porque los detalles y confección de los vestidos de Dafnis eran mejores que los originales de los ateliers parisinos. Pero no temáis, este libro no tiene nada que ver con la prensa del corazón, aunque la autora ha contado con una prologuista de lujo, Isabel Preysler, clienta y amiga de la protagonista de este relato.

En un mundo como el de las biografías literarias, donde los trapos sucios y el morboso interés por revelar la cara oculta de los personajes es lo que prima, esta no encaja muy bien. Es una obra laudatoria, escrita en vida de María Rosa (aunque moriría antes de ver el resultado final), por alguien que puede considerarse amiga, y con un solo propósito: dejar constancia de la impronta de esta excelsa mujer en un mundo que olvida rápido.

Estoy de acuerdo en que era importante poner por escrito la vida de esta pionera. Una mujer que rompió los esquemas de la época sin agredir las timoratas morales de la sociedad imperante. Primero, decidió no casarse, no tener hijos, y priorizar su trabajo, lo que en los 50s y 60s era como mínimo causa de murmuración, cuando no de lapidación social. Segundo, viajó mucho, eso sí, guardando las reglas del momento haciéndose acompañar con amigas para no ser “una mujer que viaja sola”. Tercero fue una empresaria de éxito, una avanzada del movimiento de dignificación del papel social de la mujer cuando esta no podía abrir ni una cuenta en el banco sin la firma de un marido o padre. Pero tampoco puede decirse que fuera una feminista pionera, simplemente se trató una mujer que decidió por vivir la vida a su manera y haciéndose respetar.

Este libro tiene un aliciente adicional que no escapará a quien lo tenga en sus manos: el bagaje profesional y cultural de su autora. En un momento en que ser periodista de moda (y sabéis que sé de que hablo porque es mi profesión) parece ser que se trata de ir de tienda en tienda, de diseñador en diseñador, probándose ropa y creyéndose lo más chic que ha pisado la faz de la tierra, Lola Gavarrón demuestra que aún persiste otro modelo a seguir, el de las verdaderas periodistas de raza, con un backgroung cultural extensísimo, una biblioteca de grandes autores leídos y releídos inabarcable, y una pluma ágil y comedida. Con todo ello, Lola Gavarrón ha aderezado las páginas de La gran dama de la moda con una gran riqueza de anécdotas, datos curiosos, pinceladas eruditas, citas célebres… y cariño.

Empezado: Pantano de sangre (ed. Plaza & Janés) de Douglas Preston y Lincoln Child

Próximamente: 50 cosas que hay que saber sobre genética (ed. Ariel) de Mark Henderson