Archivos para el tag ‘Ricardo Costa’

Una última oportunidad para Camps

Enrique Bellido Muñoz | 21 de julio de 2011 a las 8:31

Cinco horas antes de producirse la rueda de prensa colgaba en mi Blog un artículo que bajo el título La dignidad de Camps, terminaba, en su último párrafo, apuntando que la única salida digna para el ahora ex Presidente, si realmente se consideraba inocente, no era otra que afrontar en sede judicial su defensa, eso sí, habiendo dimitido antes de sus cargos institucionales y de partido a fin de no dañar ni a la Comunidad Valenciana ni al Partido Popular.

Desconozco si la decisión que horas después hizo pública lo ha sido de motu propio o bien condicionada por algún acontecimiento o presión, pero lo cierto es que era la única salida digna que Francisco Camps tenía, una vez que el juez había decidido abrir juicio oral contra él y tres miembros más del gobierno valenciano.

Se ha dado en este caso la circunstancia paradójica de que dos de estos políticos imputados declaraban por la mañana su culpabilidad a fin de evitar el trámite del juicio, sin que posteriormente Camps ni Costa hicieran lo mismo, por lo que no van a poder impedir que dicho juicio se lleve a cabo, partiendo ya como culpables.

Una cosa es cierta y esa no es otra que, como repito en muchas ocasiones, la memoria histórica en política es nula, a menos que echemos mano de las hemerotecas, por lo que en pocos días el caso Camps se habrá olvidado, el político valenciano pasará al más absoluto de los anonimatos y el PSOE no podrá apoyarse ya en él para atacar a su más directo oponente, el PP.

Parece realmente absurdo que tres trajes puedan acabar con la vida política de un personaje que hace sólo dos meses había revalidado la mayoría absoluta en Valencia, pero entiendo que no son tan importantes los trajes como la sensación que ha calado en toda la sociedad de que realmente Camps aceptó el regalo de los mismos y durante dos años ha pretendido engañar al pueblo.

Digo sensación porque en último término deberá ser la Justicia quien lo declare culpable o inocente, pero no hay duda de que de cara a la sociedad, en beneficio de la transparencia que el asunto demandaba, el ex Presidente no ha sido, en modo alguno, lo suficientemente convincente para acallar las dudas existentes, y ni lo ha sido él, ni lo ha sido su entorno valenciano ni la dirección nacional del partido, moviéndose todos entre dos aguas por temor a verse atrapados en el conflicto.

No sé si, como se dice, ha sido finalmente Ricardo Costa quien ha forzado la dimisión de Camps, al negarse aquél a reconocer con este su culpabilidad, movido por su pasada destitución como secretario general de los populares valencianos.

La verdad es que si finalmente Francisco Camps hubiese aceptado ese reconocimiento de culpa para eludir el banquillo y permanecer en el poder, no ya la muerte política, que también, sino la muerte moral del ahora dimitido hubiera sido vergonzosa. Así, al menos, gozará de una última oportunidad.