Archivos para el tag ‘Cordero’

La segunda oportunidad

Santiago Cordero | 28 de agosto de 2012 a las 11:46

Imagino que los de mi quinta hacia arriba recordaran aquel programa pionero en temas de seguridad vial que presentaba a finales de los setenta Paco Costas llamado “La segunda oportunidad”.

Ya sabéis que en el Xerez, Joaquín Morales, viene pidiendo por activa, por pasiva y a través de terceros una segunda oportunidad al xerecismo. De esto ya avancé alguna idea allá por finales de junio, principios de julio, a raíz de que Joaquín retomara los poderes y la gestión tras la finalización del desastroso periodo de administración concursal. Incluso catalogué el fichaje de Esteban Vigo como un golpe de efecto maestro, aunque para ello tuviera que dejar en ridículo a Rafael Mateos, el presidente que no es presidente, junto a Gorosito.

Esteban Vigo, tal y como recogían los medios de comunicación incluido Diario de Jerez, llegó a señalar en su presentación con respecto a Morales que “tiene una oportunidad buena para hacer que la gente vea que puede cambiar”. Desde entonces todos los pasos de Joaquín responden a un guión, una estrategia, más o menos definida, encaminada a reconciliarse con la afición o al menos intentarlo, porque realmente lo tiene muy, pero que muy difícil. De hecho esa estrategia cuenta con la participación de algún que otro medio de comunicación, ya sea por afinidad al Joaquín o afinidad al Xerez. Basta leer los artículos de opinión de hace dos meses y compararlos con los de hace unos días. En cualquier caso no seré yo quien considere acertada o no la postura de cada cual en esta historia, demasiados jueces justicieros hay hoy sueltos por el mundo.

Pero he aquí que una cosa son las opiniones, las buenas palabras, las intenciones y otra muy distintos son los hechos. Hay una frase que se le atribuye a Woody Allen que reza lo que sigue “Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas” y a eso es lo que me refiero cuando hablo de hechos consumados.

Morales tiene muchísimas cosas que hacer para que empecemos a plantearnos si quiera, la cuestión de si gastamos un segundo de nuestro tiempo, en plantearnos la posibilidad, de pensar en darle una segunda oportunidad a Joaquín. ¿Claro?

La vida, por lo general, suele dar segundas oportunidades, que unas veces son aprovechadas y otras dilapidadas de nuevo. Morales tiene ahora dos oportunidades para hacer cosas, para  como decía esteban Vigo, demostrar su cambio.

La primera sería explicar, mostrando pruebas, con firmas y cuentas bancarias, a cuanto asciende el traspaso de Cordero (si finalmente se concreta como parece). Frente a la compraventa de jugadores de su anterior etapa (incluida la operación de Federico Souza con Alustiza y Vignieri), esta sería una buena oportunidad para que el xerecismo vea como se está haciendo lo de Cordero. Pero sobre todo, para que se pueda garantizar que el Xerez no pierde dinero en el trayecto Atenas-Dos Hermanas-Jerez.

La segunda es conformar de una vez por todas un consejo de administración en el que la afición pueda creer, capaz de controlar la gestión del propio Morales.

En fin, el que la lleva la entiende o al menos, así debería ser. Nosotros seguiremos atentos a la gestión de Morales al frente del Xerez y sobre todo disfrutaremos con las victorias y sufriremos con las derrotas del equipo, que en el fondo es lo que nos importa.

 

Corazón de Moreno

Santiago Cordero | 15 de enero de 2012 a las 20:10

El Xerez ha luchado, se ha entregado, se ha partido el alma. Los jugadores han tenido amor propio sobre el terreno de juego y, además, han ganado. De esta forma Moreno consigue su segunda victoria como entrenador de la primera plantilla. Los jugadores han sabido hacer suyo el “Corazón de Moreno”, ese que le llevó a ser el jugador con más partidos de la historia del club y uno de los más carismáticos de la entidad azulina.

La victoria era muy importante para dar una cierta estabilidad a este barco a la deriva que es el Xerez en lo institucional, pero sobre todo, para alejar el fantasma del descenso. De paso la afición, que ha vuelto a mostrar su apoyo incondicional al equipo, se ha llevado una más que merecida alegría dentro de tanto sufrimiento, cabreo y desilusión.

El equipo ha sido superior al Hércules y justo merecedor de la victoria. A pesar de ello, sigue pesando la presión de la tabla y, por momentos, a los jugadores le han temblado las piernas. Afortunadamente hoy el fútbol nos debía una y quiso saldarnos la deuda. Un empate hubiera sido un palo muy gordo, sobre todo cuando el Xerez pudo haber sentenciado en varias ocasiones de la segunda parte. El 2 a 1 final sabe a gloria.

La jugada del primer gol entre Capi y José Mari, junto a la definición de Cordero ha sido para enmarcar. Pero la clarividencia, la genialidad y, una vez más, la entrega de Capi (hoy con el brazalete de capitán) lo ha convertido en el estandarte de un equipo que ha salido a darlo todo.

Estos tres puntitos nos dejan a cinco del descenso, lo que en cierta forma es un alivio. Por lo demás solo señalar a título anecdótico que el nuevo presi, un tal Gómez, se sentó en su palco de Chapín. Bueno, suyo, lo que se dice suyo, no es,  porque el estadio es del Ayuntamiento de Jerez y ya dijo la Alcaldesa que si quieren campo (y palco) tendrán que alquilarlo. Pero como digo eso es una pura y simple anécdota. Hoy lo que valía era la alegría para los aficionados xerecistas y eso es lo que la afición se ha llevado.

Bravo por esos jugadores que han jugado con amor propio y con el Corazón de Moreno, dando una lección de profesionalidad.

Reivindicación

Santiago Cordero | 23 de octubre de 2011 a las 10:59

Juan Merino encontró el equipo titular hace tres jornadas. El juego del Xerez está en fase de crecimiento y para afianzarse solo necesita dos o tres buenos resultados que acaben por instalar la confianza necesaria en el vestuario.

Pero con 11 jugadores no se puede conseguir jugar la liguilla de ascenso. Con 11 jugadores se puede aspirar a ganar brillantemente dos o tres partidos y poco más. El Xerez, como cualquier equipo de la categoría, necesitará una gran aportación de los llamados o considerados “suplentes”.

Estas semanas se han escuchado las primeras voces de reivindicación en el seno del vestuario. Primero fue Capdevila y hace unos días fue nuestro jerezano José Vega. Tanto las de uno como el otro han sido muy respetuosas con el entrenador, con los compañeros y, por tanto, con el xerecismo.

Reivindicar es síntoma de que no se acepta la situación que se está viviendo. En este sentido, reivindicar indica que el jugador no se conforma con entrenar, sino que anhela más, quiere jugar. Me parece genial el inconformismo de un jugador profesional, en general me parece genial el inconformismo.

La liga en segunda es muy larga con sus 22 equipos y sus jornadas llenas de empates. Esta liga da oportunidades a casi todo el mundo. El Xerez pierde esta semana dos piezas claves del equipo titular, Rueda y José Mari. Pero hoy, frente al Elche, volverán a jugar 11 jugadores. Dos “reservas” tendrán la posibilidad de llevar a cabo su reivindicación jugando al fútbol. Las palabras, si son respetuosas, están bien, pero donde de verdad debe uno demostrar, exigir la titularidad es el terreno de juego.

Probablemente desde inicio jueguen Cordero por Rueda e Iñigo Vélez por José Mari. ¡Ahí la tenéis! En el banquillo repite por segunda semana consecutiva Capdevila y vuelve José Vega. ¡Ya sabéis! tanto si os dan 30 minutos como si solo podéis jugar 5, es el tiempo de la reivindicación. Lo demás está muy bien, insisto que las palabras, si son respetuosas, valen, pero es en el campo donde hay que EXIGIR la titularidad.

Capdevila tiene calidad de sobra, lo vimos el pasado año, pero solo pueden jugar once. José Vega tuvo que irse de Jerez para ganarse el respeto en el fútbol profesional, pero solo pueden jugar once. Así podríamos seguir hablando del resto de la plantilla, pero solo pueden jugar once.

Los entrenadores son personas y, como todos, tienen  defectos y virtudes, gustos, caprichos, cometen errores. La única forma que existe de ganarse la titularidad es sobre el terreno de juego. Lo bueno que tiene una liga tan larga es que ofrece oportunidades para la reivindicación. Suerte.

Un cuarto de hora

Santiago Cordero | 18 de septiembre de 2011 a las 8:01

Sopor en Chapín. El Xerez no fue capaz de hacerle un gol al Nastic. El equipo Catalán, muy malo, vino a defender a la espera de una contra. Por cierto, esa contra la tuvieron y afortunadamente la sacamos bajo palos con Doblas batido.

Merino decidió jugar un partido de un cuarto de hora aproximadamente. El resto fue un regalo al Nastic. Me dicen, y lo creo firmemente, que Barber es una gran persona. Me dicen, y lo creo a pies juntillas, que Barber es uno de los mejores profesionales que hay en el vestuario del Xerez, sin desmerecer al resto, por su entrega, por su dedicación, por su sacrificio dentro y fuera del terreno de juego. Pero llevo viendo a Barber desde el pasado año y, sin que nadie me lo diga, considero que Barber no puede jugar en casa estando en el banquillo Bruno, Capi o Rueda. Si el Xerez tiene que llevar la manija en Chapín, si el Xerez tiene que jugar para ganar en Chapín, si el Xerez tiene que crear en Chapín, no puede jugar con Barber en el titular. ¡Ojo! Le aplaudí en el cambio porque su honradez está por encima de todo.

La culpa del empate no es de él, esto es un juego en equipo, pero su concurso perjudica la fluidez y la creación de juego. Podríamos hablar de que Barber da equilibrio defensivo al equipo, pero Cordero o Bruno, al margen de que también pueden darlo, inician con muchísimo más criterio el ataque azulino.

Como digo Barber no es el culpable del empate, faltaría que además le pidiésemos que metiera goles. Este es el otro gran problema que arrastra el equipo de Juan Merino. En liga solo dos goles, los dos de José Mari. Tato no tuvo ninguna ocasión ayer, Vélez está muy lejos de ser ese jugador alto y habilidoso, ese delantero distinto que tanto nos iba a aportar.

A pesar de nuestras carencias, el Xerez dejo claro que es un equipo compacto, que tiene capacidad y ganas de trabajar, pero de ahí a ser un equipo creativo, con versatilidad, con profundidad y con gol, dista un mundo.

En cualquier caso, este arranque de temporada, ya que sumamos siete puntos, permite un margen de confianza. Estoy seguro que el equipo puede crecer mucho más. El propio Merino está en fase de crecimiento, se le notan las dudas, no tiene todavía claro (visto desde la grada) el camino a seguir. De hecho no tiene todavía un equipo base. Salvo la defensa, Barber, Israel y José Mari, el resto es un puzle por hacer.

Ayer, también hubo noticias positivas. Campano es muy bueno. Mendoza es muy bueno. Doblas es muy bueno (tenemos dos buenos porteros). No debemos ponernos nerviosos, La liga es larguísima. Solo deseo que el próximo partido en Chapín sea de 90 minutos.

Una copita

Santiago Cordero | 7 de septiembre de 2011 a las 12:33

¡Camarero! écheme usted una copita pa orvidá las pena. Al final nos solemos gastar lo que no tenemos, olvidamos solo un rato y, cuando nos levantamos, el mundo se nos echa encima en forma de resaca. Muchas veces, es más fácil, evitamos afrontar la realidad, los problemas, los errores y los reveses que nos “regala” la vida, ahogándolas en una copita de más. A la larga solo nos perjudica, pero eso es otra historia.

 

El Xerez quiere apurar hoy  su copita para acabar con la “vergüenza” del pasado sábado.  Sin ir más lejos, el efecto balsámico de la Copa del Rey sirvió el pasado año para mantener a Javi López hasta el final. La victoria en copa recuperó la moral de la plantilla y a partir de ahí llegó a encadenar una serie de resultados que le llevaron a estar en la tercera posición a mitad de temporada.

 

Juan Merino, tras los errores del pasado sábado, tras la charla del lunes, y ante dos partidos en esta semana, parece que quiere dar oportunidades en el partido de hoy a los jugadores que menos han jugado. En el fútbol no se puede vivir de las rentas. Hay que demostrar temporada tras temporada, partido tras partido, entrenamiento tras entrenamiento, que uno es válido, que uno merece un puesto en el equipo titular. Hoy hay jugadores, algunos xerecistas “sagrados” como es el caso de Mendoza, que tienen que dar el do de pecho.

 

Personalmente soy de los que pienso, como analista deportivo que no entrenador, que tanto Mendoza como Bruno son titulares indiscutibles en este equipo ( si están a tope). Además Cordero es un jugador muy importante para el balance defensa/ataque del Xerez. Hoy, si juegan, tienen que demostrar todo esto. Demostrárselo al entrenador. Los entrenadores, que tienen sus manías, sus niñitas (como decía Guardiola), sus esquemas, también saben rectificar, pero para ello, el jugador tiene que hacerlo evidente y palpable en el terreno de juego.

 

Hoy es uno de esos días donde los que menos cuentan tendrán su oportunidad. El futuro está en sus propias manos, más bien en sus pies. Por cierto, si hay alguno que solo sale 10 o 15 minutos al final, para él también vale esta reflexión. El amor propio y la ambición por triunfar debe salir a flor de piel cuanto más adversidades se tenga.

 

¡Ojala esta copita siente muy bien al xerecismo, a sus jugadores y a Juan Merino!, pero ¡ojo! solo una copita de momento, ya que el sábado volvemos a luchar por el único objetivo del Xerez: la Liga.

PD: Qué nos nos pase como a los Delincuentes que se nos moje el papel despues de beber….

watch?v=Lygql2V5nHg

El último samurái

Santiago Cordero | 30 de enero de 2011 a las 11:46

Cuando marcó el segundo gol José Mari, mi hijo grito – ¡Goooooool del último samurái!  ¡Ole José Mari con su coleta! –   Y yo pensé – ¡Ea, ya tengo el titular para el artículo! La verdad es que lo parecía.  Pero ahí no acabó la cosa. Lo siguiente que me espetó Luis fue – ¿Quién quería un 9 si tenemos al 23? José Mari fue una vez más determinante para un Xerez que, esta vez si, hizo un partidazo desde el principio al final.

     José Mari, el último samurái

Y eso que el árbitro catalán, Miranda Torres, hizo muchos méritos para erigirse en el gran protagonista del partido y, por ende, de este artículo. El arbitraje fue sibilino, con dos raseros, uno permisivo para el Cartagena, el otro, contundente y sobre todo injusto contra el Xerez. El tema de las tarjetas vergonzoso, pero el penalti escamoteado a Pablo Redondo de juzgado de guardia. El Xerez sufrió los últimos minutos porque el árbitro se empeñó en darle vida al Cartagena.

El equipo de Javi López jugó ayer en Cartagena un partido serio a la vez que brillante. Se me pareció mucho al de Las Palmas, con la diferencia que el marcador y, por tanto, el desarrollo del encuentro fue distinto. Tácticamente este Xerez sabe a que juega. Lejos de Chapín parecen encontrar el ambiente adecuado. Ayer se tocó mucho y bien. Se crearon grandes oportunidades de gol. Se remontó un gol en contra. Se supo sufrir con uno menos y se ganó. Tres puntos que afianzan a los de Javi López en la cuarta plaza de la clasificación.

En general todos brillaron a gran altura. Difícil destacar a un jugador sobre el resto. Es evidente que el autor de los dos goles se convierte en el gran protagonista del partido, pero Chema estuvo genial la zaga muy seria (salvo el despiste de Redondo en el gol local), el medio campo fue contundente y creativo por partes y el ataque versátil.

Es cierto que se siguen cometiendo algunos desajustes, pero seamos coherentes. Si vemos un partido del Real Madrid, seguro que encontramos explicación a los errores del Xerez. Si ellos fallan, por favor, nosotros también tenemos derecho. Esto que digo lo deberíamos tener en cuenta en la grada para el partido frente al Barcelona B el viernes próximo en Chapín.

Gioda o Leandro como reza su camiseta se vio obligado a debutar por la expulsión de Chapín. Se había especulado con una posible titularidad del argentino, pero Javi López respetó a la dupla Lombán – Moreno. Bien. En Chapín Leandro será titular y una buena oportunidad para ganarse el puesto. ¡Ah! Cordero aprendió la lección del Elche y sufrió un calambre en tiempo de descuento. ¡Ole por Cordero! Bueno, nos vemos en Chapín para apoyar al Xerez.

Una más y cuartos

Santiago Cordero | 4 de enero de 2011 a las 10:04

corderoPartido trepidante el de Salamanca. Aquí os dejo mis impresiones y ya me decís. En primer lugar, las cosas que menos me gustaron y que son cuestiones a mejorar:

  1. Antoñito fue titular y tu sus opciones, claras, para marcar. El delantero desaprovecho una gran oportunidad para reivindicarse en el campo.
  2. El impreciso inicio de cada tiempo. Aunque el Xerez empezó ganando, bien pudo haber encajado un par de goles en los primeros minutos de partido. Exactamente lo mismo ocurrió en el inicio de la segunda parte, aunque en esta ocasión si se encajaron dos goles. Esta es una cuestión que urge corregir.
  3. No saber cerrar el partido. El Xerez debió irse al descanso con dos, tres o si me apuran hasta cuatro goles . Hay que sentenciar.

En el aspecto positivo:

  1. Trás el primer gol el Xerez fue un vendaval de juego. Mejorando la capacidad ofensiva mostrada el día de Las Palmas. Velocidad, toque, llegada, rupturas, paredes, aperturas. ¡Una maravilla!
  2. Cordero estuvo inmenso en la primera parte, Capi genial.
  3. La capacidad para remontar. El Xerez superó ayer una de sus grandes fobias, el resultado adverso.
  4. El tercer gol fue on obra de arte colectiva.
  5. Javi López acertó con los cambios.
  6. El equipo es cuarto. Se cerró el año con victoria y tras el parón se incia ganando también.

Aquí os dejo un  enlace del Diario Marca donde poder ver un resumen del partido en imagenes.