Archivos para el tag ‘Doblas’

Empate en Almería

Santiago Cordero | 31 de marzo de 2012 a las 21:18

El Xerez me ha gustado, bueno básicamente en la primera mitad. En la segunda nos hemos defendido lo mejor que se ha podido. Por segunda semana consecutiva se ha vuelto a demostrar que el Xerez tiene un nivel más parecido a los de arriba que a los de debajo de la tabla, aunque la realidad es que estamos en medio de la clasificación. Todavía queda certificar la permanencia y, por tanto, no se puede bajar la guardia.

Frente al Almería me han gustado:

.-Robusté en el centro de la zaga, bien secundado por Lombán, pero el central barcelonés ha estado muy contundente

.- el triángulo Bruno, Cordero, Rueda ganó la partida al centro del campo almeriense hasta que se le acabó la gasolina, sobre todo a Bruno Herrero que evidenció la falta de partidos.

.- José Mari sigue siendo un seguro, aunque bien es cierto que pudo haber marcado un segundo gol en su mano a mano con el cancerbero local.

No me han gustado:

.- Las facilidades dadas en nuestra banda izquierda. Aunque Mendoza es el primer responsable, en un juego colectivo como este se notó mucho la falta de colaboración de Tati Maldonado. De hecho si no fuera por su pobre balance defensivo, hubiese destacado a Maldonado como uno de los jugadores que más me han gustado.

.- Doblas. Sacó un balón prodigioso en la primera parte, pero antes y después solo transmite inseguridad. Doblas no está en su mejor momento, lleva así varias semanas, solo le salva que el equipo está en línea ascendente. Es un tío que me cae muy bien, pero hoy por hoy no está para ser titular.

En cualquier caso ni lo bueno es algo excepcional, ni lo que destacado como negativo es para rasgarse las vestiduras. Soy de los que piensa que debemos ser críticos primero con nosotros como fórmula de crecimiento personal y colectiva.

Del tebeo

Santiago Cordero | 4 de diciembre de 2011 a las 12:12

Cuando era un chiquillo y jugaba al  fútbol por la calles del Pelirón o de la barriada de la Asunción solíamos decir cuando uno de los equipos era muy malo, que eran “del tebeo”. Sin animo de menospreciar a los profesionales del Xerez, pero con la intención de dejar muy claro mi postura, el Xerez hoy por hoy es “del tebeo”.

Quise creer que la victoria de la pasada semana ante el Recreativo de Huelva podía significar un punto de inflexión en la trayectoria del Xerez esta temporada. Pensaba, deseaba más bien, que Juan Merino y sus jugadores iban a enderezar el rumbo del equipo. Pero tan solo me ha bastado ver la primera parte del partido ante el Huesca para darme de bruces con la realidad, cruda y triste realidad de este equipo.

El Xerez está perdido, hundido, sin saber a que jugar. Los jugadores cada vez fallan más. Lo de Doblas en la salida que provoca el penalti  o lo de Robusté en la segunda amarilla deja a las claras que los profesionales no están a la altura. ¿Le están haciendo la cama a Merino? Sinceramente no lo creo, pero a veces lo parece.

Merino decidió otorgarle a este partido el calificativo de final. Después de una final ya hay más partidos que disputar. El Xerez ha perdido esta final, lo lógico es que Merino no pueda dirigir más partidos porque después de la final el “campeonato” termina. Pero me atrevo a decir que Merino volverá a jugar una nueva final la próxima semana y si me apuran como mínimo se le dejará hasta el siguiente partido en casa. El problema es que para esa fecha podría estar el equipo en puestos de descenso.

En cualquier caso no debemos creer que una vez cesado Merino el problema estará solucionado. La plantilla tiene mucho de culpa y como podéis imaginar ni hay dinero, ni posibilidad de hacer grandes modificaciones en el vestuario azulino. Ahora mismo la situación es bastante negra, es cierto que analizar al Xerez en caliente tras la derrota me quita cierta dosis de objetividad, pero aún así, mirando el resultado y la clasificación me permite aseverar lo negro que está el panorama para el equipo.

Por último, y no por ello menos importante, está el sentir de la afición. El divorcio entre los seguidores xerecistas, el equipo y sobre todo con su entrenador es más que evidente. Yo no soy de los que opinan que la afición es soberana, en este sentido siempre he sido poco populista, pero no puedo dejar de comprender que buena parte del éxito o del fracaso en el fútbol profesional pasa por una buena o mala sintonía de la afición con su equipo. Esto no puede, no debe seguir así por más tiempo. Me duele pero hoy, ayer para el lector, el Xerez es un equipo”del tebeo”.

Otoño

Santiago Cordero | 4 de noviembre de 2011 a las 10:06

Casi con un mes de retraso pero el Otoño ya está aquí. Lluvias, benditas lluvias, viento y, poco a poco, esperemos que llegue el frio. Todo esto es necesario para que se produzca el ciclo de la vida. Todo esto es necesario para que la primera sea una eclosión de vida, de colores y de alegrías. Hay que disfrutar el Otoño apreciándolo en toda su grandeza y su importancia.

El Xerez está atravesando su particular otoño. Hundiéndose en el “barro”, sin conseguir los resultados deseados (y merecidos), viendo las cosas de color gris, en medio de una tormenta oscura que parece que jamás cesará.

Ahora más que nunca debemos creer en el trabajo, en el esfuerzo, en nosotros mismo. Los últimos resultados han encendido la alarma y el pesimismo en una parte de la afición y en cierta prensa catastrofistas (realistas según ellos) Pero si somos muy fríos en el análisis llegaremos a la conclusión de que el Xerez CD está en el camino correcto.

A Juan Merino le costó más de un mes encontrar el once ideal y el sistema de juego, pero creo que hoy en día, a pesar de los resultados estaremos de acuerdo en que el Xerez ha encontrado un estilo adecuado y con personalidad. Los resultados son los que nos hacen dudar, como la tormenta que parece invencible. El equipo debe mejorar, si, por supuesto, pero sin abandonar la senda iniciada. Los últimos resultados negativos se han producido por errores puntuales e individuales, por tanto, corresponde mejorar individualmente, no perder la concentración en eso momentos puntuales.

A nivel colectivo, se han dado situaciones en las que el Xerez no tenía preparado la versión resultadista del sistema. Sin necesidad de renunciar a tu estilo, si hay detalles, maniobras y conceptos tácticos que te permiten cerrar y matar los partidos. Es en esto en lo que debe incidir Juan Merino durante la semana. Doblas lo resumía con que hay que saber ser toscos. Lo que pasa es que incluso las declaraciones de Doblas, por mor de algunos titulares, pueden llevarnos a engaño. Doblas habla de seguir igual y, dependiendo de las circunstancias del partido, del rival, del árbitro, del terreno de juego o del marcador, debemos estar preparados (entrenados) para dominar con las armas adecuadas esas situaciones que hasta la fecha nos han perjudicado.

Sinceramente creo que estamos en el camino, pero también es cierto que el fútbol tiene un componente emocional y de confianza muy importante. Con dos resultados positivos este Xerez crecerá, aunque también es cierto que con dos resultados negativos más el estado anímico estará por los suelos y será momento de plantearse la búsqueda de nuevas soluciones. Valladolid y Zorrilla son un buen rival y un buen campo para empezar a cambiar las cosas. ¡Ojala empecemos a ver el sol!

Bola extra y partida

Santiago Cordero | 3 de octubre de 2011 a las 23:55

Ayer os hablaba de confianza y de crédito. La confianza y el crédito que se jugaba Juan Merino esta noche frente al Girona. El Xerez pudo haber empatado, pudo haber perdido, pero os puedo asegurar (porque así lo iba comentando a mis vecinos de Chapín) que el Xerez me gustó. Cambio de sistema y cambio de hombres. Todo salió a la perfección hasta que un jugador, Lombán (indiscutible a pesar del fallo) cometió un grave error que culminó con el gol del equipo catalán. A partir de ahí entre el miedo escénico que el Xerez arrastra en Chapín desde hace un año, más el nefasto arbitraje sufrido, propició las dudas y la incertidumbre vivida hasta el final. Merino lo hizo todo bien salvo el cambio de Barber por Capi. Sigo respetando al 5 xerecista aunque parezca lo contrario. Me sigue pareciendo más honrado cada día. Pero ese cambio, para amarrar evidentemente, solo sirvió para transmitir más “canguelo” a la plantilla, más fuerza al contrario y dudas en la afición. La victoria por 2 a 1 ha sido justa desde el principio hasta el final. A pesar de ello, insisto, se pudo haber empatado e incluso perdido.

Doblas ha estado inconmensurable.

Mendoza perfecto.

Bruno es, como vengo diciendo, titular indiscutible.

Capi juega más con jugones al lado.

Rueda tiene muchísimo fútbol.

José Mari el alma.

El resto, incluido Barber y lombán estuvieron bien en lineas generales.

El Xerez tenía que ganar y ha ganado. Tenía que convencer y me ha convencido 70 minutos, pero sigue siendo un equipo de moral frágil en Chapín y eso no se cambia de la noche al día.

Juan Merino ha dado un giro de timón y ha salido reforzado. Ha ganado crédito. Le ha salido bien la mano, ha conseguido bola extra y partida.

Queda mucho por mejorar, pero estamos en el camino. Buen lunes.

¡Buenas noches!

Un cuarto de hora

Santiago Cordero | 18 de septiembre de 2011 a las 8:01

Sopor en Chapín. El Xerez no fue capaz de hacerle un gol al Nastic. El equipo Catalán, muy malo, vino a defender a la espera de una contra. Por cierto, esa contra la tuvieron y afortunadamente la sacamos bajo palos con Doblas batido.

Merino decidió jugar un partido de un cuarto de hora aproximadamente. El resto fue un regalo al Nastic. Me dicen, y lo creo firmemente, que Barber es una gran persona. Me dicen, y lo creo a pies juntillas, que Barber es uno de los mejores profesionales que hay en el vestuario del Xerez, sin desmerecer al resto, por su entrega, por su dedicación, por su sacrificio dentro y fuera del terreno de juego. Pero llevo viendo a Barber desde el pasado año y, sin que nadie me lo diga, considero que Barber no puede jugar en casa estando en el banquillo Bruno, Capi o Rueda. Si el Xerez tiene que llevar la manija en Chapín, si el Xerez tiene que jugar para ganar en Chapín, si el Xerez tiene que crear en Chapín, no puede jugar con Barber en el titular. ¡Ojo! Le aplaudí en el cambio porque su honradez está por encima de todo.

La culpa del empate no es de él, esto es un juego en equipo, pero su concurso perjudica la fluidez y la creación de juego. Podríamos hablar de que Barber da equilibrio defensivo al equipo, pero Cordero o Bruno, al margen de que también pueden darlo, inician con muchísimo más criterio el ataque azulino.

Como digo Barber no es el culpable del empate, faltaría que además le pidiésemos que metiera goles. Este es el otro gran problema que arrastra el equipo de Juan Merino. En liga solo dos goles, los dos de José Mari. Tato no tuvo ninguna ocasión ayer, Vélez está muy lejos de ser ese jugador alto y habilidoso, ese delantero distinto que tanto nos iba a aportar.

A pesar de nuestras carencias, el Xerez dejo claro que es un equipo compacto, que tiene capacidad y ganas de trabajar, pero de ahí a ser un equipo creativo, con versatilidad, con profundidad y con gol, dista un mundo.

En cualquier caso, este arranque de temporada, ya que sumamos siete puntos, permite un margen de confianza. Estoy seguro que el equipo puede crecer mucho más. El propio Merino está en fase de crecimiento, se le notan las dudas, no tiene todavía claro (visto desde la grada) el camino a seguir. De hecho no tiene todavía un equipo base. Salvo la defensa, Barber, Israel y José Mari, el resto es un puzle por hacer.

Ayer, también hubo noticias positivas. Campano es muy bueno. Mendoza es muy bueno. Doblas es muy bueno (tenemos dos buenos porteros). No debemos ponernos nerviosos, La liga es larguísima. Solo deseo que el próximo partido en Chapín sea de 90 minutos.