Archivos para el tag ‘Juan Pedro’

Maldita Cantera IV

Santiago Cordero | 2 de julio de 2012 a las 11:12

Había un rico agricultor que era la envidia de todo el territorio. Su familia, generación tras generación se había dedicado en cuerpo y alma a su campo. Hoy en día este hombre gozaba de prestigio y riquezas que seguía reinvirtiendo en su negocio, en su tierra, tal y como había aprendido de su padre y este antes del suyo.

 

Cada mañana se levantaba al alba y cada tarde se marchaba a casa cuando se ponía el sol. Hubo años malos, granizadas, sequías, pero a base de esfuerzo y constancia, conociendo su tierra, el mercado y ahorrando en los años buenos, consiguió engrandecer el patrimonio heredado.Foto Xerez CD

 

Fueron muchos los que quisieron imitarlo. La gran mayoría se arruinaban a las primeras de cambio. Hacerse rico de la noche al día como agricultor es imposible. Un mal año y las ganancias de los dos o tres anteriores se iban al traste.

 

Un día, mientras el rico agricultor llevaba hortalizas al mercado se encontró con un hombre joven que le abordó diciéndole – ¿Qué puedo hacer para tener la suerte que tú tienes?- a lo que este le respondió –  ¿Suerte? si, es cierto, ya lo había escuchado…¡buen día y ve a buscarla! El joven se dio cuenta de que había sido cuanto menos poco respetuoso y, cuando ya continuaba el rico agricultor su camino, añadió – ¡Perdone señor! ¿Qué debo hacer para poder llegar a parecerme a usted? – detuvo el carro de las hortalizas, se volvió de nuevo hacia el joven y le dijo – Trabaja duro cada día, se constante y no desfallezca ni un solo, ahorra, se previsor, aprende del campo, de la experiencia, ama tu trabajo, enseña esto a tus hijos y solo así, algún día tus nietos, si no desfallecen podrán ser más ricos que yo…

 

La Masía es el espejo y la envidia de todas las canteras del mundo. Hay otras muy destacadas en España como las del Madrid, Sevilla, Bilbao, Betis, Valencia. Por supuesto hay modelos brillantes en otros países como Holanda, Inglaterra o Alemania. Es cierto que el potencial económico de estas canteras no son comparables con las posibilidades de equipos como el Xerez y de ciudades como Jerez. Pero también es cierto que de esta tierra yelma han salido jugadores como Kiko Narváez, o Quique Romero que ni tan siquiera han vestido la camiseta del equipo de su ciudad.

 

El Xerez había apostado por un nuevo modelo, una nueva etapa y para ello había dejado el campo en manos de un joven agricultor, Juan Pedro, nuestro querido Pirata. Al  él se le encomienda la misión de hacer fructífero un terreno que estaba sin sembrar, lleno de malas hierbas, sin sistema de riego. Tras tres años de duro trabajo, las primeras cosechas habían empezado a dar sus frutos. Cosechas que solo permite recuperar lo invertido y algo de ganancia para poder mejorar la del próximo año. Juan Pedro sabía que el camino para ser un rico agricultor era muy largo, pero en ese empeño estaba. El dueño de las tierras, que durante año estuvo ausente, ha llegado de nuevo y ha decidido cambiarlo todo. Borrón y cuenta nueva.

 

El Pirata se marcha habiendo marcado el camino, pero mucho me temo, tal y como siempre a ocurrido en esta tierra, que el campo se llenará de nuevo de malas hierbas. Maldita cantera.

 

Suerte Juan Pedro en lo que seas que hagas, tengo la esperanza, el deseo y hasta la intuición, de que seguro que volverás a triunfar a base de esfuerzo, trabajo y constancia, virtudes estas que son las que te han hecho reconocido y respetado en tu ciudad y en tu Xerez.

Mendoza (II)

Santiago Cordero | 4 de marzo de 2012 a las 11:35

Lo prometido es deuda y por segunda domingo consecutivo titulo este artículo Mendoza. La derrota frente al Córdoba es una mera anécdota comparada con el hito histórico que ayer pudimos presenciar y disfrutar en  Chapín. 413 partidos y sumando. Jesús Mendoza recibió un más que merecido homenaje  por convertirse en el jugador que más partidos ha jugado en la historia del Xerez superando a leyendas como Vicente Moreno o Pepe Ravelo.

Antes del partido estuve una rato hablando con otro de los capitanes históricos del xerecismo, Juan Pedro el Pirata, y recordamos algunas anécdotas de Mendoza. La primera conclusión a la que llegamos era que el tiempo pasa demasiado deprisa. ¡La vida! Parece que era ayer cuando iba a ver los partidos del Flamenco en el anexo de Chapín para disfrutar del equipo que entrenaba Cristi. Allí vi por primera vez a Jesús Mendoza, un chico menudito que jugaba de organizador en la medular. Por aquel entonces el Flamenco de Rafa Maraver y Joaquín de Cos encabezando la directiva, con Pepe Salado primero y Cristi después como entrenadores, era una fábrica de sacar jugadores.

Hoy, ese juvenil, introvertido, que organizaba, mandaba y jugaba como los ángeles, se ha convertido en un hombre maduro, profesional respetado y un lateral izquierdo exquisito. Lo único en lo que no ha cambiado, es que sigue siendo muy introvertido. Le decía yo al Pirata entre risas Mendoza sigue siendo tan “raro” como siempre – a lo que me contestó  – en eso no cambia- y seguimos recordando esos buenos momentos y esas anécdotas entrañables que todos los que tenemos la suerte de conocer a Jesús hemos vivido con él.

Lo bueno de todo es que Mendoza seguirá agigantando su leyenda, porque frente al Córdoba volvió a ser uno de los destacados, demostrando que tiene cuerda para rato. ¡Qué pena que no  acabara en gol el misil que tiró en la segunda parte!

De todo el homenaje que se le ha tributado antes del partido, con la entrega de numerosas placas y regalos, me quedo con dos instantes. El primero cuando su entrenador, Vicente Moreno se le acercó para estrecharle la mano. ¡Quién mejor que él para valorar y apreciar la gesta de Mendoza! El segundo momento fue la ovación cerrada de la afición. Jugadores como Ravelo, Miguel Ángel Rondán, el Pirata o el propio Moreno saben que al final lo que queda es el recuerdo, el cariño y el respeto de la afición. Mendoza jamás será olvidado en el xerecismo. Grande Mendoza, Capitán 4ever.

Maldita cantera (III)

Santiago Cordero | 18 de junio de 2011 a las 12:24

¿Qué interesa a los dirigentes de los clubes de Jerez? ¿Qué interesa a los entrenadores de la cantera de Jerez? ¿Qué interesa a los padres de los canteranos de nuestra ciudad? ¿Qué interesa al Xerez con respecto a la cantera? ¿Qué queremos?

Hace falta un reflexión profunda, mirar al futuro, sin rencillas, tener un visión de lo queremos, definir una misión para nuestro fútbol cantera, fijar objetivos, trazar un camino, marcar las tareas y empezar a trabajar. Eso o la maldita cantera.

Modelos a seguir hay muchos. Opciones y posibilidades muchas también. Pero la cantera de Jerez ( Clubes, entrenadores, padres y el Xerez) deben encontrar su propio camino.

Emulando desde el respeto a Martin Luther king diría aquello de – Hoy he tenido un sueño_ para contaros cual es mi visión de la cantera en Jerez.  Yo parto de que el Xerez es el único equipo profesional en nuestra ciudad. Consolidado en segunda división y que en los últimos años está coqueteando con la primera. Parto de la base de que el Xerez tiene 10.000 abonados y decenas de miles de seguidores más. Parto de la base de que el Xerez debería propiciar, facilitar y obligar a que los jóvenes talentos de la cantera realmente puedan subir y jugar en el primer equipo. Qué esto lo haga por filosofía, por convicción, por costumbre, por método, y por interés económico.

Al mismo tiempo parto de la base de que los clubes de fútbol base de Jerez desearían que sus mejores jugadores tuvieran la posibilidad de jugar algún día, ante todo y sobre todo, en el Xerez como profesional. Parto de la base que los entrenadores anteponen el crecimiento técnico y táctico de sus jugadores frente a una victoria de su equipo.

En mi visión, en mi sueño, veo a los clubes trabajando con métodos consensuados (aunque cada maestrillo tenga su librillo), compitiendo en ligas locales y provinciales, pero sin tener al Xerez como rival. Sueño que la cantera de Jerez, a través de acuerdos con el Xerez, trabaja hasta ciertas edades, y que el Xerez (Por ejemplo, de infantiles o cadetes hacia arriba) tiene una selección de los mejores para competir en categorías superiores a las del resto. Veo a los mejores jugadores subiendo de categoría y a los mejores juveniles entrenando por norma con la primera plantilla del Xerez.

Veo al nuevo Kiko Narváez o Quique Romero, debutando con 17 0 18 años en el Xerez. Pero me desperté y vi que era un sueño.

El problema es que en el fútbol de jerez hay muchos odios acumulados, deudas pendientes, intereses personales. Siguiendo con Martin Luther King, recojo su frase – A través de la violencia puedes matar al que odias, pero no puedes matar el odio- y se la lanzo a todos los que formáis parte de la gran cantera jerezana. El futuro es vuestro, el presente es el que hay, la cantera en Jerez está maldita. ¡Maldita cantera!

Maldita cantera (I)

Santiago Cordero | 14 de junio de 2011 a las 11:39

Desde Kiko Narváez, Quique Romero, Juanlu y Cheché hasta llegar a Bruno Herrero. Antes de estos y después de estos son muchos los jerezanos que han tenido que emigrar para triunfar en el fútbol sin pasar siquiera por el Xerez CD. ¿Porqué esta fuga de talentos? muy simple la cantera en Jerez está maldita. Maldita para nosotros, para los intereses de nuestra ciudad, para los intereses del primer equipo, el Xerez. El caso es que en Jerez salen jugadores a patadas, pero por distintos motivos no llegamos a disfrutar de ellos, al menos, en sus primeros años de profesional.

 

No es un problema de tener o no tener una ciudad deportiva, que por supuesto ayuda, sino de una serie de factores que impiden que el Xerez CD sea el catalizador del gran potencial que tiene la cantera de nuestra ciudad. Digo que la tan deseada ciudad deportiva no es el problema porque solo tendríamos que mirar a Sudamérica para confirmar este extremo. Brasil y Argentina son el paradigma de la oportunidad para el talento futbolístico. Las condiciones no importan, la necesidad obliga y a los 16 o 17 ya eres un hombre para jugar al primer nivel e incluso una estrella de proyección internacional. Si venden a Ronaldo con 18 años, hay tres de 16 esperando para ocupar su lugar.

 

Evidentemente sería ideal mirar hacia el otro lado, es decir, hacia el resto de España y Europa. La Masia (hoy por hoy la referencia mundial del trabajo de cantera), Valdebebas, Lezama, Mareo, Ajax, Milán, Manchester etc. Instalaciones de primer nivel, entrenadores de primer nivel, coordinación y filosofía definidas. A pesar de ello, Jerez ni tiene la Masia, pero tampoco es un favela. Nuestra ciudad está dotada de infraestructuras para la práctica del fútbol, por lo que, insisto, este no es el problema.

 

Uno de los factores que influyen en que no se aproveche todo este potencial futbolístico de la juventud jerezana, lo encontramos en el propio Xerez CD. La filosofía de esta entidad, de sus dirigentes, de sus técnicos y sobre todo de su afición ha sido que lo de fuera es mejor que lo de dentro (evidentemente es una generalización). Desde siempre, históricamente, salvo pequeños periodos en los que la cantera fueron la base del primer equipo, el Xerez ha apostado por el profesional de fuera. El Xerez ha recurrido a la cantera cuando ha tenido problemas económicos, nunca por una apuesta, por convencimiento, ni mucho menos por filosofía. Reina Aroca, en su época del Florida, y sobre todo Pepe Ravelo (en la historia del Xerez moderno), como entrenador del filial, impulsaron la subida de jugadores canteranos al primer equipo. Pero estos periodos son la excepción. Hay más nombres que trabajaron y creyeron en los jóvenes de Jerez como Helio Huarte o Felipe Quintana, pero por norma, por tradición,  en  el Xerez (todos los que lo forman) nunca, nunca, nunca se ha creído en los canteranos.

 

En próximo artículos, os daré mi opinión sobre otros factores que han influido en que la cantera de Jerez sea maldita en nuestra ciudad.

CSI Xerez

Santiago Cordero | 12 de junio de 2011 a las 10:37

Mi niña se ha convertido en los últimos meses en una apasionada de las series de moda americanas de investigación de crímenes como son CSI Los Ángeles o Nueva York, Navy y otras del mismo corte. La veo a ella y me acuerdo cuando siendo yo jovencito disfrutaba con Colombo, Koyak o incluso la serie Se ha escrito un crimen con Angela Lansbury en el papel de la escritora detective Fletcher.

La última semana en el Xerez se merece uno de esos capítulos de investigación detectivesca. Aquí todo lo que parece blanco en el fondo es negro y viceversa. El malo al final no lo es y el que menos lo parecía acaba siendo el asesino. El xerecismo, el proactivo asiduo de foros, redes sociales, plataformas salvadoras y demás, junto a una parte de la prensa mesiánica, se ha empeñado en acusar, juzgar y condenar, sin rigor analítico alguno a Emilio Viqueira. Como en las series de investigación, el guión parece evidente: El Xerez dañado en su planificación por un director deportivo que enchufa a sus amiguetes y que deja escapar al deseado salvador. Es más se ha burlado de la afición y del deseado por habernos hecho creer que podía venir para dirigirnos una vez más por el desierto hasta la tierra prometida.

Bueno, cómo en las series de investigación el mal se suele confabular para hacer creer a las fuerzas del orden que el asesino es otro. Ese otro en muchas ocasiones se come casi todo el capítulo pregonando a los siete vientos su inocencia. Solo al final, tras una investigación científica, seria, rigurosa y, por supuesto, no exenta de genialidad deductiva, se descubre la trama del mal.

En el Xerez, siendo analíticos, serios y rigurosos, no es Viqueira el malo, es más bien la víctima. Los administradores concursales marcan condicionan las posibilidades de fichajes del director deportivo. Los administradores concursales están condicionados por una Ley. La mala gestión de Morales (y antecesores) llevaron al Xerez a solicitar el amparo del la Ley concursal. De hecho Viqueria jamás hubiese sido director si el Xerez hubiera podido gastar.

Con esta situación, lo único que está haciendo el bueno de Emilio es intentar rodearse de gente joven, de fútbol, conocidos y con hambre infinita de triunfo ( otra cosa  son los resultados). Sin dinero Emilio apostó por El Pirata y Manolo Oliva, este año intenta lo propio con Juan Merino, Vicente Moreno y Javier Ravelo. Cuando no hay, no hay. ¿Por qué están de moda los menús a 7 euros en bares y restaurantes? El problema sigue estando en Morales y las acciones. Millán se tiene que mojar ya y descubrir la realidad. La nueva alcaldesa tendrá mucho que decir. Ánimo Emilio.

¡Ser, o no ser, es la cuestión¡ (la cantera de Jerez)

Santiago Cordero | 19 de noviembre de 2010 a las 15:13

El genial William Shakespeare puso en boca de Hamlet está frase inmortal. Ayer leí la entrevista qué Fran Pereira le hizo a Juan Pedro, actual responsable técnico de la cantera xerecista, en Diario de Jerez. Y como por arte de magia retrocedí más de 20 años en el tiempo. Desgraciadamente el panorama es casi idéntico. La cantera de Jerez y la del Xerez  no son la misma cosa. Hace más de dos décadas ya analizábamos porque ese odio de buena parte de los clubes de nuestra ciudad hacia el Xerez CD, pero a raíz de esa entrevista, constato que poco se ha avanzado.

 

Antes hablábamos que los jugadores (sus padres y sus clubes) preferían irse al Cádiz (Kiko Narváez)  o al Betis (Juanlu y Cheché) o al Sevilla (Raúl Molina y Bruno Herrero, sí el que juega el domingo de titular frente al Valladolid). Solo ha sido un botón de muestra. Para aquella sangría de futuros talentos para el Xerez destacaban entre otros muchos factores dos elementos claves.

 

Cádiz, Betis, Sevilla, Español (porque Bruno primero se fue con Morales al RCD Español) eran equipos de primera, y frente a eso el Xerez de segunda B o segunda poco  podía hacer. El segundo argumento era el “desprecio” que según los presidentes y entrenadores de los clubes de Jerez recibían del Xerez. Era habitual escuchar – se lo quieren llevar para ganarnos por goleada después- o –Ni un balón nos dan por el niño- . Desde el Xerez se argumentaban las ínfulas de grandeza de esos presidentes y entrenadores de la cantera de nuestra ciudad. Sea lo que fuere, aunque se han dado paso para mejorar la situación, es que todavía existe diferencia entre cantera de Jerez y cantera del Xerez. Esta es la cuestión. Ser o no ser una ciudad grande en lo futbolístico. Ser o no ser alguien en el fútbol nacional. Qué los Kikos o los Romeros jueguen primero en la primera plantilla del Xerez. Lo demás es otra cosa. El niño debe amar al Sanbe y al Xerez, al Pueblo Nuevo y al Xerez, al Federico Mayo y al Jerez, al Alternativa y al Xerez. Quizás el único que podríamos sacar del carro sería al Jerez Industrial, porque es otra historia. Aunque si de verdad antepusiéramos el crecimiento de nuestra ciudad por encima de nuestros egos, hasta el Industrial llegaría a acuerdos con el Xerez. Pero entonces ya no hablaríamos de Shakespeare y su Hamlet, sino de Tomas Moro y su Utopía.

Capitán pirata

Santiago Cordero | 16 de noviembre de 2010 a las 17:29

juanpedroLe conocí cuando era un grumete del barco y he seguido su trayectoria hasta verlo convertido en Capitán pirata por derecho. Viqueria acertó de pleno con darle las riendas de la cantera a Juan Pedro. Hoy en día vivimos en una sociedad carente de valores que está afectando principalmente a la juventud. Esfuerzo, superación, respeto, compromiso, compañerismo, ilusión están desapareciendo de nuestro vocabulario, pero especialmente del corazón de las nuevas generaciones. La cantera del Xerez adolece de muchas cosas, la gran mayoría de ellas se arreglarían con dinero. Curiosamente la más importante no se puede comprar ni con todo el oro del mundo. Eso es lo que afortunadamente el Pirata le está dando a los jóvenes canteranos xerecista.

Juan Pedro a sus 35 años no tiene absolutamente nada que ver con el joven adolescente que yo conocí hace un par de décadas y sin embargo guarda en su interior toda la pureza de entonces. Tanto como futbolista como persona ha ido creciendo, mejorando y perfeccionándose año tras año. Nunca tuvo el talento de algunos de sus amigos como Chicha o López Ramos, pero a base de esfuerzo, de compromiso, de ambición se convirtió en un estandarte del xerecismo y jugador importante en el terreno de juego. Salvando las distancias, llegó a ser una especie de Puyol en el Barcelona.

”¡dos

Pero con todo eso, lo que más admiro de Juan Pedro  es la capacidad que ha tenido para descubrir sus defectos y minimizarlos hasta el punto de que, si no ha sido capaz de hacerlos desaparecer,  los ha reconvertido en factores positivos. Todo ese aprendizaje personal y los valores que atesora le convierten en el espejo donde deben mirarse los jugadores de la cantera azulina. Sin duda tiene un trabajo ingente por delante, pero conociéndolo dará todo lo que tiene mientras tenga esa responsabilidad. Yo que en ocasiones le ofrecí mis consejos  y opiniones no dudo en consultarle hoy cuando me surgen dudas. ¡Ah!  no se crean que es un santo, Juan Pedro sigue teniendo muchos defectos, pero ha día de hoy es un auténtico Capitán pirata.

Oliver laden

Santiago Cordero | 12 de noviembre de 2010 a las 15:09

Este es el post prometido. Luis Oliver fue presidente del Xerez, trás el acuerdo que alcanzó con el Ayuntamiento de Jerez y su presidente en aquel momento, Pedro Pacheco, a la sazón alcalde de la ciudad, para la compra del club azulino. Personalmente, a raíz del tiempo que lo trate profesionalmente y por su trayectoria en el club, por entonces yo era el responsable de deportes en Onda Jerez, considero que Oliver fue un nefasto presidente,  dejando un lastre (que los posteriores presidentes han ido incrementando) que nos ha llevado a la desastrosa situación económica en la que el Xerez se encuentra.

Experto en el manejo del lado oscuro. Se me antoja un personaje salido del la trilogía de El Padrino de Francis Ford Coppola. Eso implica que posee una serie de talentos y cualidades que le permiten triunfar en la vida. Lo que ocurre es que a Oliver no le importa el precio y los medios que ese triunfo supone. Maneja la palabra y por tanto nada como pez en el agua en los medios de comunicación. Si hubiese que buscar un Alter ego de Luis Oliver, ese sería sin duda, Jesús Gil , el difunto presidente del Atlético de Madrid. Las artes y mañas con las que ambos se manejan (Gil se manejaba) son similares. El filo de la legalidad es su terreno preferido. Oliver vive en esa tierra de nadie, la frontera a la derecha o a la izquierda del puesto de aduana, donde hay miles de kilómetros, miles de oportunidades para el bien y para el mal.

El fútbol es esa parte de la frontera donde es más fácil hacer lo que uno quiere sin que nadie se de cuenta, incluso recibiendo el aplauso y el cariño social (los resultados mandan). Hoy, años después se permite asegurar que el dejó al club en primera. Oliver es un gran cínico, claro está. Cuando él nos trajo a otro Gil, Silgado en este caso (vaya tela) y se fue, el Xerez era primer clasificado en segunda a falta de ocho o siete jornadas, con un amplio colchón de puntos, pero en segunda al fin y al cabo. La cosa era así y así se quedó varios años más, siempre en segunda división. Siendo cínico, ahora digo,  que me parece un acto de cobardía y de falta de cariño a la afición el haber abandonado al Xerez a las puertas de la primera.

Pero igual que este punto, podría rebatir muchas más de sus afirmaciones. Si no, pregúntele a Emilio Viquiera o Juan Pedro que piensan sobre los piropos que Oliver les dedica. Cinismo elevado a la enésima potencia. Menos mal que se fue, la pena es que lo que vino fue igual de malo. Cómo diría Juan Manuel Serrat – entre esos tipos y yo hay algo personal- porque aunque va dirigida a cierta clase de políticos, es aplicable a otras clases de individuos. La letra de esa canción no tiene desperdicio.

OLIVER LADEN era el texto de una pancarta que sacaron aficionados xerrecistas en un partido de Copa en casa del Jaen y que fue afortunadamente retirada por la policía.