Archivos para el tag ‘Pablo Redondo’

Hay que marcar

Santiago Cordero | 25 de marzo de 2012 a las 12:08

Parece una obviedad, pero para ganar un partido hay que marcar un gol más que el contrario y si este no mete ninguno, tú debes materializar al menos uno. El Xerez de Vicente Moreno ya tiene hechuras, no tiene nada que ver con el equipo que jugó la primera vuelta del campeonato, pero evidentemente sigue adoleciendo de la pegada necesaria para competir con los mejores.

 

Ayer frente al Elche volvió a ser superior a su rival, defensivamente estuvo impecable y en ataque tuvo cuatro clarísimas ocasiones de gol, tres de ellas en la primera parte con un penalti incluido. Pero si no marcas es imposible que ganes el partido. Tato, que se llevó dos broncas del público, desperdició las dos primeras ocasiones. Si la pasada semana fue el héroe del xerecismo, en esta ocasión se convirtió en el villano. Son las cosas que tiene el fútbol. Pablo Redondo, al que ha recuperado Moreno, falló el penalti con un lanzamiento blando y previsible. En la segunda parte, el Xerez bajó su eficacia, pero volvió a crear una buena ocasión en un contraataque que no supo culminar Maldonado.

 

Por las sensaciones y el juego que está ofreciendo el Xerez parece que no debería pasar excesivos problemas para mantener la categoría. Esto significa un gran avance con respecto a la incertidumbre que generaba el Xerez a finales de enero.

 

El que la lleva la entiende y Vicente Moreno hizo todo lo que pudo desde el banquillo para ganar el partido o casi todo, porque como gritaba un aficionado desde la grada, igual los últimos diez minutos de partido debió haber cambiado a Tato que estaba fundido en la banda izquierda. Pero como digo el que la lleva la entiende y en este caso es fácil hablar conociendo el resultado.

 

En cuento a las formas, al estilo, Moreno ha decidido sacrificar el  toque en el centro del campo en pos de un juego vertical con balones largos buscando a José Mari y Tato. Es evidente que de momento le está dando resultado, porqué al fin y al cabo, Moreno empezaba su trabajo en el Xerez en medio de una crisis y lo primero que debía hacer era armar un equipo y esto pasa por el entramado defensivo, luego ir creciendo en ataque y finalmente buscando la excelencia, pero esta etapa está lejos de conseguirse.

 

De lo que no quiero ni hablar es del aspecto institucional, del bochornoso espectáculo que día tras día nos regalan los “dueños” del Xerez. Al menos ya sabemos la fecha de la asamblea general de accionistas, si es que finalmente no se vuelve a suspender. Aunque mucho me temo que ni esta asamblea aclarará la situación accionarial en el club y por tanto el desaguisado organizativo que estamos sufriendo. Al menos, los compañeros de los medios tienen aseguradas noticias, algo bueno tenía que tener este serial. ¡Ah! Que no se nos olvide que hay que marcar.

Operación llegada

Santiago Cordero | 25 de enero de 2012 a las 11:20

Aunque bien podría titular este artículo como operación salida. Maldonado, jugador ofensivo de banda de 30 años de edad, va a fichar por el Xerez, lo que le convierte en el primer refuerzo xerecista en el mercado de invierno. Aparentemente cubre la baja de Oscar Díaz, quien con sus particulares características, también se maneja en esa demarcación. Al mismo tiempo se sigue insistiendo en el fichaje de Germán Pacheco, otro jugador de condiciones similares a las del que se ha ido y al que se va a fichar.

No voy a entrar a debatir si lo que necesitas el Xerez son dos jugadores ofensivos de banda, un central o un delantero centro. No lo voy a hacer porque, aunque como aficionado al fútbol y seguidor del Xerez, puedo tener mi criterio personal, es evidente que quien sabe de esto, el profesional que cobra en el Xerez para fichar jugadores es el director deportivo, Emilio Viqueira. Además del respeto profesional, le profeso respeto personal.

Ahora bien, lo que si puedo hacer es valorar, analizar y opinar sobre estos fichajes y sus posibles consecuencias en el equipo que entrena Vicente Moreno. La lectura más evidente, al menos para mi, es que Pablo Redondo, Capdevila y José Vega no tienen sitio en el Xerez. Hasta la fecha, estos jugadores, que a priori podían ser considerados piezas importantes en la plantilla, han jugado poco y, cuando lo han hecho, salvo en ocasiones puntuales, no han dado el nivel que se les presupone. El hecho de que Viqueria se halla centrado básicamente en reforzar el club con jugadores ofensivos de banda deja muy a las claras cual es el pensamiento del director deportivo y, entiendo, de Vicente Moreno. Porque, imagino, fichar por fichar no puede permitírselo el Xerez, ni Viqueira, ni Moreno.

Yo no sé si algunos de los jugadores que he nombrado se estará planteando una charla con el mister y una posible salida en busca de minutos, aunque también es cierto que con el frío que hace en la calle, uno prefiera asegurarse el contrato firmado, aunque una sesión podría ser una buena opción.

De todas formas, tendremos que esperar a la confirmación de los refuerzos para mantener o rectificar esta línea argumental. Lo que si me llama poderosamente la atención es que casi todos los jugadores del Xerez suelen tener el mismo representante. En fin, imagino que son las casualidades del fútbol.

¡Qué lástima!

Santiago Cordero | 27 de octubre de 2011 a las 9:12

El Xerez fue muy superior al Sabadell en el cómputo total de los noventa y tantos minutos que duró el encuentro. Pero como ocurriera el día del Celta, el equipo de Merino dejó que la ventaja que tuvo en el marcador se diluyera como un azucarillo en el café.

 

El Xerez no termina de rematar los partidos y al primer contratiempo se rompe anímicamente. Anoche en Chapín con el 2 a 1 al descanso, el equipo retrasó las líneas 15 metros en el inicio de la segunda mitad, se supone que para jugar a la contra, pero lo hizo con dudas, lo que permitió crecerse al Sabadell. De nuevo un error puntual de la defensa permitió el empate a dos.  El Xerez se perdió 20 minutos del partido y fue suficiente para que el Sabadell se llevar un premio totalmente inmerecido, pero ya saben : ¡El fútbol es así!

 

Los últimos 20 minutos fueron un vendaval de juego xerecista. Oportunidades, claridad, palos y un penalti no pitado que le hicieron a Vélez. Pero anoche, el fútbol no quiso ser justo y el Xerez no fue capaz de conseguir el gol de la victoria que tanto buscó.

 

A nivel individual debo reconocer el altísimo nivel que ofrecieron en medio campo el triángulo formado por Bruno, Capi y Rueda. Tato demostró por segunda semana consecutiva que es un jugador muy aprovechable. En el apartado negativo señalar que Pablo Redondo sencillamente no está a su altura, ni a la del equipo. Además Lombán está atravesando un crisis de confianza por los errores de partidos anteriores que se perciben claramente en acciones puntuales sobre el terreno de juego.

 

Ayer os decía que si el Xerez quiere disipara las dudas sobre su juego y sus posibilidades debía de ganar los dos partidos de esta semana. Pero también dije que se podían dar circunstancias no controlables. Ayer no se ganó, pero los palos y una vez más un arbitraje singular, fueron esos invitados no deseados en Chapín. Tras este partido, por tanto, sigo viendo la botella medio llena. El domingo se debe, obligatoriamente, ganar al Almería y si es posible con la misma claridad en el juego.

 

Chapín sabe cuando el equipo se merece una ovación y ayer, a pesar del resultado y del cabreo, despidió a los jugadores con una ovación cerrada. Esperemos que la suerte empiece a sonreírnos.

El día y la noche

Santiago Cordero | 10 de abril de 2011 a las 20:13

Por si alguien no ha visto el partido de  hoy en Chapín, creo el titular de este artículo le podría servir como resumen. El Betis es el día y el Xerez la noche. El Betis ascenderá y el Xerez no. El Betis nos ha dado un baño y ha ganado cuando y como ha querido. Así de simple. La semana pasada, por aquello del mundial de motociclismo, resumí el partido frente al Recre con la palabra Gripao. Hoy más de lo mismo, pero con la diferencia de que el Betis me ha dejado la sensación de ser el mejor equipo que hasta ahora ha pasado por Chapín, incluido el Granada. No lo digo porque sean líderes, sino por los argumentos deportivos expuestos sobre el césped y por la calidad de su plantilla. Algunas claves o ideas que me han rondado en las últimas horas:

1.- El Xerez está hundido. Aunque matemáticamente está vivo. El domingo de Ramos en casa del Valladolid se podría certificar el hundimiento.

2.- La plantilla no da para más. Capdevila, Antoñito reivindicándose toda la temporada, para no dar nada. Pablo Redondo fundido, Bermejo sin forma.

3.- Digno de analizar el tercer gol del Betis desde el inicio de la jugada. Sigan en esa jugada a Oscar Díaz. Significativo.

4.- Menos mal que al menos hubo amor propio. Es lo único que salva a esta plantilla. Me quito el sombrero.

5.- Los resultados de los 10 últimos partidos son lapidarios. Definitivos.

6.- Los mejores en el Xerez, por este orden, Mendoza, José Mari, Leandro, Moreno, Casado y Bruno.

7.- Mel enchufado, a muerte, al 200%. Javi López laxo, sin transmitir, al 50%.

8.- La Afición del Xerez de nuevo estuvo genial. Lo mejor, de diez.

Por supuesto, todo esto es muy personal, seguro que cada uno de vosotros tenéis las vuestras  y otros matices. Si se os apetece dejar vuestro comentario.

Esta semana hablaré del -20% en el presupuesto ¿A qué podremos aspirar el próximo año si se hace una plantilla con un 20% menos de presupuesto, como ha anunciado Antonio Millán?

Por sus frutos lo conoceréis

Santiago Cordero | 1 de marzo de 2011 a las 12:34

Terminé  mi anterior último artículo diciendo : Ahora o nunca. JL es tu hora. Tras la última derrota en Tenerife el discurso de Javi López ha cambiado diametralmente. El técnico azulino ha venido a reconocer que dentro del vestuario siempre hablaba de luchar por el ascenso, aunque públicamente no se saliera del guión de los 50 puntos. Si es así (algo que algunos pensábamos) está bien. El Xerez y el xerecismo necesitan un golpe de timón que nos permita recobrar el rumbo perdido. Todos los que vamos en este barco nos sentimos más o menos a la deriva. De un lado, la arenga, el discurso, las palabras de motivación son ahora más necesarias que nunca. Pero además de eso, los hechos deben demostrar que se está cambiando el rumbo, que el barco está virando, que vamos hacia otro lugar.

 

El Xerez en Chapín tiene que proponer algo más. El equipo tiene que saber que es mejor que el rival. El equipo tiene que saber que va a por la victoria y el rival tiene que saber que el Xerez le va a ganar el partido. Esto que digo puede resultar un atrevimiento por mi parte, pero los jugadores y los entrenadores saben que estas cosas existen. Esto como se hace. Muy fácil con giros en la alineación. Por ejemplo, Mou juega habitualmente con Xabi Alonso y Kedhira y de repente en un partido decide poner junto a Xabi a Lass en vez del alemán. Mensaje a todo el mundo, principalmente al rival: Vamos a contener y luchar. Si decide sacar de inicio a Xabi Alonso con Granero por delante, el mensaje al vestuario es: a por todas. El simple hecho de hacer un mínima modificación en la alineación supone, per se, una modificación de la mentalidad de la plantilla. Otra cosa bien distinta es que de resultado, pero lo que no se puede negar es la importancia sicológica de esos detalles, más aún cuando se entra en una dinámica negativa de resultados.

 

Dando  por hecho la baja de José Mari y conociendo a estas altura de la temporada la dimensión de cada uno de los jugadores, creo que frente al Nastic hace falta uno de esos giros, una de esa decisiones que nos manden un mensaje de valentía e ilusión a todos. Aunque entiendo que la dupla Bruno/Cordero está siendo muy rentable, creo que Javi López debería plantearse sacrificar a uno de los dos para situar a Capi en el centro del campo con libertad de movimientos y  así permitir la presencia en las bandas de Pablo Redondo y Oscar Díaz, con Nieto en el enganche y Bermejo en punta. Evidentemente no soy entrenador, ni pretendo imponer mi criterio ni mis gustos, pero lo que si pretendo significar que esto que les cuento es mucho más que una declaración de intenciones, estos son hechos que le dice a la propia plantilla, al rival y a la grada: Vamos a ganar.

 

 

Ahora o nunca. JL es tu hora. Por sus frutos lo conoceréis.