Expo Agro, los errores de la Feria Agrícola de Almería

Antonio Lao | 18 de febrero de 2013 a las 11:30

Con el certificado de defunción encima de la mesa pareciera de mal gusto echar más leña a la pira funeraria. En el caso de Expo Agro Almería y de su desfenestración este periódico fue el primero que pidió, con mayor o menor acierto y con críticas soterradas por lo “intocable” del evento, los cambios necesarios que garantizasen su supervivencia.
No nos arrogamos, no es nuestro estilo, nada que tenga que ver con el silencio administrativo, con la ceguera conjunta de muchos y con el desacierto de unos cuantos en su planificación y desarrollo.
Cuando la opulencia llegaba a extremos que hoy nos darían vergüenza, nadie, o casi nadie, reparó en el daño que se le hacía a un evento que se organizó por y para el sector y que muchos – no es el momento de personalizar- entendieron como un cortijo privado en el que mostrar las grandezas y las debilidades del ser humano, sin pensar en que una época de lluvias precede otra de sequía y a una de vacas gordas otra de flacas.
El sector hortícola de la provincia se merece una feria en origen digna y capaz de salir airosa de sus grandes competidoras. Tenemos la materia prima, producimos las hortalizas y somos líderes en exportación de hortalizas como para desprendernos, así como así,de un evento que ha sido santo y seña de un sector hasta que, como digo, se alejó de aquellos para los que estaba concebido, en pos de un protagonismo nunca entendido, criticado por todos “soto voce”, pero silenciado por los mismos que participaban en las mega jornadas de “vino y rosas” en tiempos de grandeza.
La llegada de la crisis topó con una feria similar en Madrid en la misma época y con el alejamiento progresivo de los protagonistas, los agricultores, relegados injustamente de su Expo, quedando como meros comparsas. No es de extrañar, por tanto, que ahora que caminamos por la senda de la contención del gasto, las administraciones se alejen. Y cuando se pide a los intenresados, a los protagonistas, que arrimen el hombro para mantener el evento, giren la cabeza para otro lado dejando a más de uno con el “culo al aire”. Hecho el desaire, parece lo más logico que el sector lidere una nueva Expo Agro, que renazca de sus cenizas cual Ave Fenix, se preocupe por el sector y abunde en la proyección de lo que aquí hacemos. Desde el Diario estamos dispuestos a colaborar en lo que sea necesario para trabajar en un evento en el que el protagonista sea el agricultor, se traiga hasta la provincia a los que nos compran las hortalizas, se paseen por los invernaderos y, de verdad, seamos capaces de mostrar lo que producimos y cómo los producimos, sin rubor, con serenidad y la satisfacción del trabajo bien hecho.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber