Una pica en Sevilla

Antonio Lao | 9 de octubre de 2017 a las 11:31

Ramón Fernández Pacheco fue el protagonista del Foro Joly en Sevilla. El alcalde de la capital tuvo la oportunidad de mostrar a la sociedad andaluza, reunida en el hotel Alfonso XIII, su visión de la ciudad, el papel que debe desarrollar dentro de la Comunidad Autónoma, los problemas a los que tiene que hacer frente para alcanzar su máximo desarrollo o el famoso “síndrome de esquina” que nos persigue desde el siglo XIX. El primer edil, el primero de capital andaluza que tiene la oportunidad de explicar a toda la comunidad el trabajo que desarrolla al frente de la ciudad más oriental de la región fue presentado por el líder del PP andaluz, Juanma Moreno. A lo largo de su intervención, muy meditada y con las ideas muy clara, Fernández Pacheco fue capaz de encontrar la complicidad de un público variopinto, en el que además de muchos compañeros de su partido, se encontraba un número importante de empresarios sevillanos y de representantes de la sociedad que habita en la ciudad del Guadalquivir.
No era fácil el morlaco que le tocó en suerte y lo lidió con temple, criterio, midiendo los tiempos y afrontando con madera de líder toda suerte de preguntas a las que fue sometido. Almería, nunca lo sabremos muy bien, si está lejos de Sevilla o al contrario, o simplemente está donde tiene que estar. Bajo esta premisa, el alcalde hizo un discurso enérgico, reivindicativo con la Junta de Andalucía por sus incumplimientos con su tierra y valiente en su papel de las infraestructuras de las que aún carece esta tierra, y que son responsabilidad del Gobierno Central.
Su insultante juventud hizo que aquellos que lo escuchaban se sorprendieran, ante la notable oratoria de la que hizo gala, el conocimiento que mostraba ante su discurso y la facilidad con la que sorteó los envites del presentador. Ante estos argumentos no sorprendió luego el conjunto de elogios que recibió de sus compañeros, por otra parte esperados, y de aquellos que no tenían motivos, a no ser que de verdad creyeran que estaban ante un político con futuro, no sólo a nivel provincial, sino también andaluz. En medio de ese mar de sensaciones positivas, a nadie sorprendió que Fernández Pacheco dirigiera sus críticas más ácidas hacia la Junta de Andalucía, administración que bajo su punto de vista tiene olvidadas a las provincias de la periferia. La afirmación la justificó, por ejemplo, en los años que lleva esperando la conexión de Almería por autovía desde la A-92; el retraso en la rehabilitación del Ayuntamiento; los 15 hectómetros de aguas residuales que se echan al mar y que luego hay que desalar o los 13 años que lleva el Ayuntamiento batallando para poder contar con un nuevo Plan General de Urbanismo, que defina la ciudad del futuro. El alcalde, como ven, mostró sus credenciales para ser uno de los líderes de su partido a nivel regional en el futuro cercano.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber