La ciudad, la marca y la capitalidad gastronómica

Antonio Lao | 14 de mayo de 2018 a las 14:16

Confío que en octubre Almería sea elegida Capital Gastronómica 2019. El esfuerzo y el trabajo que se está haciendo bien merece una recompensa. Pero cuando las cosas no dependen de uno mismo, sino que están implicados muchos más actores, hay que tener paciencia y ser cautos. Pero si a lo largo de estos meses, desde la Feria del Turismo de Madrid (FITUR), ha quedado algo claro ha sido la unidad de criterio, el apoyo sin fisuras y la proyección que Almería y su provincia como marca, así como una prolongada exposición mediática en el que se han expresado todos y cada uno de los argumentos por los que la ciudad merece una nominación de este tipo.
El último ejemplo lo he vivido en el Salón de Gourmets de Madrid. Una vez más la unidad de criterio, con la inestimable colaboración de la marca Sabores de la Diputación, ha permitido definir una candidatura sólida en busca de un objetivo claro. Pero si hay algo de lo que nos podemos sentir satisfechos es del apoyo que los más importantes chefs de la provincia y los más mediáticos del panorama nacional están expresando hacia Almería. Ya no somos nosotros los que contamos y cantamos nuestros puntos fuertes, la base sobre las que se asienta una candidatura, sino que desde fuera confían de forma plena y desinteresada en el valor de nuestros productos, en la identidad de nuestros platos y en la solidez de nuestra tradición gastronómica para convencer a un jurado, a un equipo de decisión, que tiene sobre sus mesas suficientes argumentos como para que la balanza se decante hacia la capital.
La tarea, a pesar del trabajo y esfuerzo realizado, aún está en sus inicios. Desde ahora y hasta el mes de octubre, cuando conozcamos al ganador, la capital debe multiplicar su presencia, consolidar la marca y proyectar al exterior, aún más si cabe, la solidez de una candidatura que camina con paso fuerte y decidida en pos de un logro que nos catapultará un paso más al mercado turístico y gastronómico nacional. Conocemos poco de quienes y cuantos serán nuestros competidores, aunque Guadalajara suena con fuerza. La ventaja adquirida en todo este tiempo no es baladí, aunque hasta el último momento todo puede pasar. Quizá por ello, la proyección que un evento gastronómico como el Salón de Gourmets de Madrid, con los responsables de la candidatura visitándonos tiene que suponer, otra cosa sorprendería, un espaldarazo más en el reto que el Ayuntamiento capitalino se ha puesto de cara a 2019. Y es que con metas como esta el trabajo es más llevadero, los pequeños fracasos se superan con una sonrisa y las zancadillas, que también las hay, se sortean a modo de manoletina y a seguir a la búsqueda de la meta. Eso si, no se puede detraer ni un solo esfuerzo. Al contrario, hay que buscar, si es necesario, más medios y más persona para una candidatura que tiene solera.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber