Imagina el Centro Andaluz de la Fotografía

Antonio Lao | 2 de septiembre de 2019 a las 18:53

Triste el espectáculo que hemos vivido estos días con el futuro del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) en entredicho. El cese de su director, Rafael Doctor, ha derivado en una sucesión encadenada de declaraciones, afirmaciones, desmentidos y errores varios, en torno a este emblemático centro, que me dejan un enorme poso de dudas e incertidumbres, que aquellos con los que he hablado no han sido capaces de despejar, o no han querido.
Sea como fuere, lo único claro que me ha quedado, por el momento, es que no va a cambiar de nombre, aunque pasa a depender de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales. El futuro que le espera creo que es una incógnita, incluso para los nuevos gestores de la administración andaluza. Hagamos un poco de historia para comprender de qué hablamos y su significado para esta provincia. En el reparto de la tarta de organismos de la Junta de Andalucía, Almería, como casi siempre, recibió poco menos que la pedrea. Mientras Granada, por ejemplo, se quedaba con el TSJA, aquí nos obligaron a conformarnos con un pequeño “chiringuito” cultural, que quienes lo han dirigido a lo largo de su historia lo han prestigiado  a nivel nacional e internacional, pese a que los fondos de los que ha dispuesto han sido siempre escasos.
Aquí han expuesto los mejores de la fotografía nacional e internacional. Memorable fue en su día el proyecto Imagina. Una  apuesta que dejó un poso con excelente sabor, que luego no se supo aprovechar en toda su extensión. Aún así, la voluntad de los dirigentes del CAF ha mantenido con vida un organismo, seamos claros, que no es un centro de grandes visitas ni de exposiciones multitudinarias.
Pero es nuestro CAF, muestro referente, nuestro asidero para hacer nuestra la Junta y el de la administración autonómica para aseverar, qué paradoja, que Almería es algo más que la provincia más alejada de la sala de mandos de San Telmo.
Y en esas estamos cuando llega el cese de un director a mitad de su mandato, que acaba de traer a Almería una exposición en la que participa Pedro Almodóvar y viene a inaugurarla.
Desde Cultura han tomado la decisión de prescindir de él en este momento. Desconozco quien asesora a estos insignes gestores andaluces, porque no se puede hacer tan mal. En los hechos y en las formas, lo cual no quiere decir que no estén en su derecho de rodearse de cargos de confianza en los que crean. Pero entiendo que en materia de Cultura, además de confianza , hay que apostar por la sabiduría, por la proyección, por el buen hacer y por la ayuda económica. Ninguno de estos elementos, por desgracia, ha sido tenidos en cuenta por quienes llegan, dicen, para cambiar las cosas a mejor. Eso esperamos, aunque mal empezamos si se usa la guillotina a destiempo.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber