Marihuana y enganches ilegales

Antonio Lao | 2 de septiembre de 2019 a las 18:57

Primer paso serio para luchar contra los enganches ilegales de luz para el cultivo de marihuana. Gobierno, Junta, Ayuntamiento de la capital, compañía suministradora y policía nacional y local se sentaban a finales de julio en la misma mesa para tratar de poner freno a un problema que viene de lejos y al que, hasta ahora, nadie ha querido o ha podido poner coto.
Sonroja leer titulares como el que publicábamos el 31 de julio, en el que se asegura que el 80% del consumo eléctrico que se produce en barrios como Los Almendros o El Puche es fraudulento. El dato es de la propia compañía Endesa. Para evitar cortes sólo pueden aumentar la potencia en la red para minimizar daños a aquellos vecinos que pagan de forma religiosa sus recibos cada mes y padecen de forma continuada apagones en sus domicilios.
No seré yo el que cuestione esta reunión y los resultados que sobre el papel salían de ella. Al contrario, aplaudo que por una vez las administraciones, junto con las fuerzas de seguridad y la empresa, sean capaces de poner negro sobre blanco la situación que se vive en estas zonas de la capital. Por poner un ejemplo: de las 2.900 viviendas que hay en Pescadería tan sólo 1.780 tienen contrato de suministro. Una situación, a todas luces insostenible por más tiempo, que deja en no muy buen lugar a aquellos que deben velar por el respeto y el cumplimiento de la ley.
Como les decía trato de no cuestionar el primer paso que se ha dado para poner freno a un problema que va a más. Sin embargo, me van a permitir que deje sobre el papel algunas de las preguntas que, leyendo la información de Victoria Revilla, me quedan sin respuesta. La primera, y creo que es la base sobre la que se debe asentar el resto, son los motivos por los que hasta ahora las partes implicadas no han puesto todos los medios necesarios para atajar de raíz la gangrena que desangra al herido. Ha debido ser la presión popular, la de los propios vecinos hartos de cortes de suministro, los que han hecho para todos los implicados insoportable la situación. Tengo la sensación de que durante demasiado tiempo se ha mirado para otro lado. La segunda es una duda. Y es de dónde se va a sacar más dinero y más fuerzas de seguridad, promesa salida de la reunión y los motivos por los que hasta ahora eso no se ha hecho. Y a partir de aquí la conclusión a la que llego, y que me cuesta asumir como cierta. Y es el temor, serio temor, a que las cosas sigan igual que hasta ahora, con cambios mínimos. Sería triste que la única pretensión haya sido buscar un titular más o menos llamativo para tratar de tranquilizar a los afectados y poco más. Si hay resultados seré el primero en felicitar a las partes, a aquellos que tienen la obligación de acabar con el problema. Caso contrario, seguiré aquí para recordar cada día los enganches ilegales, los cortes de luz y el sufrimiento de los vecinos.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber