Luz de Cobre » Archivo » El legado que el ministro Ábalos no dejó a Almería

El legado que el ministro Ábalos no dejó a Almería

Antonio Lao | 19 de julio de 2021 a las 13:20

La salida del ministro José Luis Ábalos de Transportes (antes Fomento) debe de suponer un alivio para los almerienses. Si lográramos poner en una balanza a todos los que han sido los últimos 30 años y el legado que han dejado en la provincia de Almería, el fiel se inclinaría al precipicio con el valenciano.
Y no es que sus predecesores hayan merecido un trato preferencial, una alfombra roja cuando nos han visitado, -las pocas veces que lo han hecho-, o el descubrimiento de una placa por su contribución a mejorar las comunicaciones de la provincia, que no. Pero la palma se la lleva el señor Ábalos por su displicencia, su altanería , su dejadez continuada y por sus visitas a la provincia, escasas y casi a palos, para nunca decir nada.
En su haber sólo está desbloquear el AVE con Murcia. Pero a partir de ahí nos hemos encontrado retrasos continuos, inversiones que no llegan, presupuestos incumplidos y, lo que es más grave de todo, el jugar de forma permanente con la ambigüedad, rozando la mentira, en cuanto a fechas se refiere.
Su última visita, en la que apenas se le pudieron hacer un par de preguntas, pasará a la historia como la del quiero y no puedo, la del escaqueo, la de la tensión con aquellos que queríamos saber el estado de las obras del AVE y las del juego de palabras permanente para insinuar sin decir, vestir bien cuando al final llevas el “traje del rey” y, lo que es más triste, conocer que no hay dinero para invertir en poner las obras en vía rápida, cuando la realidad es que están en vía muerta.
El legado del responsable de Transportes es tan triste, que a poco que la nueva responsable, Raquel Sánchez, se interese por las trabajos, la sacamos a hombros y por la Puerta Grande del coso de la Avenida Vilches si fuese necesario. Reconozco que tengo cierta curiosidad por conocer los pasos que  va a dar en una obra de esta inversión y que sigue ahí, esperando los euros como las cigarras el calor para batir las alas. Aunque el optimismo está en mi ADN, con lo que cabe esperar de la señora Sánchez me van a permitir que sea más que prudente. Un buen detalle, para ir abriendo boca, sería que aquellos que aún tienen ascendencia con el Gobierno de Madrid, en un intento de retomar los trabajos y la imagen, se esfuercen porque visite Almería hoy mejor que mañana.
Todo lo que no sea empezar de cero, sin mentiras, sin medias tintas, sin juegos des escapismo, será bienvenido por los almerienses. Otra cosa será más de lo mismo, beber de la botella que ya está vacía y a la que sólo le queda el poso de una gestión triste y poco decente con quienes aquí habitamos. Merecemos plazos, inversiones, verdades, creer en aquello que nos digan porque hay sustento para ello y alejar la política de baja estopa para recuperar compostura, la credibilidad y la fortaleza.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber