Luz de Cobre » Archivo » El tren regresa al Almanzora, sólo para crédulos

El tren regresa al Almanzora, sólo para crédulos

Antonio Lao | 26 de julio de 2021 a las 17:42

El Ministerio de Fomento ha sacado a licitación el contrato de servicios para la redacción del estudio informativo del corredor Lorca-Guadix. Sólo el rimbombante nombre que le han puesto al “muñeco” ya es para salir corriendo, ahuecar el ala, no dar mayor credibilidad que la que tiene y arrojar a la basura o al bolsillo de quien lo ejecute 1,6 millones de euros.
Esta es, con seguridad y miren que ha habido muchas, la propuesta menos creíble que el Ministerio que dirigía José Luis Ábalos ha hecho para Almería. La prueba del algodón es que el plazo de ejecución es nada más y nada menos que dos años. Justo el tiempo que le queda a la legislatura, siendo benévolos. A saber quién gana las elecciones y donde va a quedar esta descojonante apuesta de un Gobierno que es capaz de presupuestar casi 600 millones para el AVE entre Almería y Murcia en 2021, venderlo como si del maná se tratase, y cuando han pasado seis meses del compromiso, comprobamos que las obras, como ya he escrito en este mismo espacio son de palustre y talocha, por no avanzar en la ironía y mirar a ellas recordando a Benito y Manolo de aquella mítica serie de Antena 3, “Manos a la obra”.
No creo que se deba jugar con los sentimientos de los almerienses como lo intenta hacer el Ministerio de Fomento desde el primer día que accedieron al cargo. Un juego que ya venía de largo, pues el Gobierno de Rajoy hizo tres cuartos de lo mismo nada más llegar al poder, taponando los túneles del AVE y de la obra nunca más se supo.
Estando como estamos, en medio de una crisis provocada por la pandemia de coronavirus, sería de agradecer que aquellos que ejercen el poder, los que tienen la potestad de poner o quitar obras en una provincia o en otra, traten, en la medida de lo posible de no generar expectativas que no se van a cumplir, gastar dinero innecesario, cuando hace falta taponar mil y una vías de agua y, sobre todo, evitar, en lo posible tomaduras de pelo. El tren que unía Guadix con Almendricos, cerrado el 31 de diciembre de 1984, es muy difícil, por no decir imposible, que vuelva a surcar los caminos del Levante y Almanzora.
Hoy por hoy no se dan las condiciones de tráfico de pasajeros ni de mercancías que lo hagan factible y viable. Incluso tampoco es una necesidad social, pues la autovía -aún sin terminar- que serpentea la zona se confirma como el argumento perfecto de unión de comunidades y junta de voluntades de la zona.
Lo demás son puras maniobras de distracción de aquellos que creen que sostienen los palos de la marioneta, para tratar de que cobre vida o bailar al son que pretenda su urdidor. Pero la realidad es tozuda, pues el títere, como Pinocho, tiene vida y ya no soporta más mentiras que le hagan crecer la nariz. ¡En manos de quien estamos!


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber