Luz de Cobre » Archivo » AVE, de las palabras a los hechos

AVE, de las palabras a los hechos

Antonio Lao | 13 de septiembre de 2021 a las 17:34

EL viernes Almería dijo basta al “ninguneo” de años de los distintos gobiernos con el AVE que algún día, no sabemos cuando, surcará la provincia desde Murcia hasta la capital. Son tantos los agravios que se han tenido con esta tierra, que sería casi imposible enumerarlos con una cronología certera, que fuera capaz de sonrojar al primer ministro que avanzó alguna propuesta falsa allá por los años noventa, me refiero a Francisco Álvarez Cascos, hasta la actual responsable, Raquel Sánchez. Esta última, nada más llegar tuvo a bien “poner la primera piedra” de la ampliación del aeropuerto de El Prat (ahora paralizado), por algo es catalana, apartando a un lado la minucia que puede ser unir esta provincia por alta velocidad con la capital del reino o con Barcelona.

Pequeños detalles en los que la señora Sánchez no ha reparado y mucho me temo que no lo va a hacer en los próximos años, pese a las promesas de inversiones y a la tranquilidad que pregonan allá donde los escuchan los voceros del argumentario, los amigos del titular fácil y aquellos que abundan en la “patada y hacia adelante”, a la espera de que el tiempo amanse aguas, serene ánimos y trabaje en el olvido. De ahí la importancia del acto del viernes organizado por la Cámara de Comercio de Almería, con el criterio que da la razón, con el alma que aporta el convencimiento de que la reivindicación es justa y con el corazón enarbolando la bandera de la provincia. No han faltado, claro está, aquellos que decidían no participar en un acto justo, coherente y cargado de argumentos. Ellos sabrán. No creo que sientan que las obras van con la celeridad que todos deseamos, ni que las inversiones prometidas se estén gastando. ¡Ojalá!. Al contrario. Al acabar el año llegará el momento de los balances. Será entonces cuando pongamos negro sobre blanco lo prometido y lo ejecutado, lo vendido y lo realizado, dónde está la propaganda y cuál es la realidad. Insisto, allá cada cual con su conciencia de provincia, con sus deseos para esta tierra y los compromisos, imagino que ineludibles, para con el partido que te ha puesto donde estás. Quedará en el debe de cada uno.

El acto del viernes y su éxito, quiero creer que supondrá un antes y un después en el espíritu reivindicativo de esta tierra, a veces demasiado laxo. Pero no debe quedar ahí. Tiene que ser la semilla que impregne actividades futuras en el tiempo, con la cadencia necesaria, para que aquellos que toman las decisiones, antes de mantener en el ostracismo nuestras necesidades, atendiendo a nuestro síndrome de esquina y alguna que otra zarandaja absurda e incomprensiva que he escuchado en estos meses, se lo piensen antes decidir. Lo cierto es que no albergo mucha fe en que nos escuchen. De ahí que anime desde ya a los organizadores a mantener la presión. La razón está de nuestra parte y debemos hacerla prevalecer. Almería sabrá recompensarlos.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber