La insistencia de Dopico

Antonio Lao | 16 de febrero de 2011 a las 18:33

En 25 años de profesión jamás había encontrado una situación como la que se está produc iendo en torno al concejal de Seguridad y Tráfico, José Carlos Dopico. Cuando el alcalde insiste, una y otra vez, en posponer los nombres de la lista popular por Almería hasta el último minuto, para evitar rencillas innecesarias y relajamientos antes de tiempo, el edil se postula de forma clara por continuar.

Pero no es sólo que Dopico quiera repetir y lo diga. Está en su pleno derecho. Lo diferente del caso es que desde hace un mes, cada día, llegan a los periódicos cartas de vecinos de la ciudad, todas ellas con su fotocopia del DNI, en las que hablan y no paran de las bondades de Dopico, de su gran gestión y de la necesidad -¡que raro!- de que figure en la lista popular.

La apuesta, como comprenderán, es un arma de doble filo. Tal y como están las cosas yo apostaría a que le está tocando las narices al alcalde y al partido. Aunque hay quienes piensan que la presión puede ser tan fuerte que no va a tener más remedio que mantenerlo. En unos días saldremos de dudas.

El Parque de la Hoya tendrá que esperar

Antonio Lao | 16 de febrero de 2011 a las 12:01

COMO un jarro de agua fría cayeron el viernes las declaraciones de la directora general de Rehabilitación de la Junta, Ana Vinuesa, en las que  anunciaba los seguros retrasos en la rehabilitación del Ayuntamiento, el parque de la Hoya y la reforma y mejora del entorno del cerro de San Cristóbal. La crisis se ha llevado por delante, de momento, tres de los proyectos más emblemáticos que la administración andaluza, junto con el Ayuntamiento, tenían previsto desarrollar a lo largo de esta legislatura y la próxima en la capital.

Lo de la Plaza Vieja viene de largo. Un proyecto vital para la imagen de la ciudad lleva empantanado años. Lo que se ha hecho, -primera fase- ha tenido más problemas de los necesarios, algún que otro quebradero de cabeza y un mantenimiento del entorno alejado de lo que debe ser el casco histórico de una ciudad vieja, añeja diría yo, si por tal se entiende tradición, solera e historia. El Parque de la Hoya era -espero que no duerma el sueño de los justos- el gran proyecto del entorno de la Alcazaba. Un monumento que pese a las dificultades, unos accesos descuidados y una menor publicidad, logra cada año ser el más visitado de la provincia. La Hoya, una de las grandes apuestas de Juan Megino, ha echado el freno o, si ustedes lo quieren, ha entrado en esa fase de ralentí, en la que te juran y perjuran que el proyecto avanza en los pasillos de las administraciones, aunque la realidad es que nadie mueve un papel, no por ganas, sino por órdenes de aquellos que saben que no hay un euro. El cerro de San Cristóbal es el tercera de las apuestas que iba a permitir, o al menos eso creíamos todos dignificar el casco histórico de Almería y, además, recuperar para la ciudad y los que nos visitan parte de nuestro pasado. Por ahora nada de nada y, lo que es peor, aquellos que ponen el grito en el cielo cuando la Junta se retrasa -hablo del Ayuntamiento- no han ejercido esta vez ni el recurso al pataleo.

Mientras, seguimos con los sueños y buscamos que La Chanca sea Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Idea que está bien. Pero, me pregunto, con ironía o maldad si quieren. ¿Vamos a enseñar lo tejados que aún se usan como gallineros? Bien mirado, puede ser una opción.