La Copa de Palop

Javier Mérida | 24 de mayo de 2010 a las 13:21

Ya pocos dudan de que el actual Sevilla es un proyecto coherente pergeñado por el mejor presidente de su historia, José María del Nido. Los éxitos recién conseguidos viene a corroborarlo. Cuando eran legión los que circunscribían la gloria al nombre de un entrenador, Juande Ramos, por aquello de ser el inquilino del banquillo cuando la mejor plantilla que jamás tuvo la entidad, saben hoy que la base está más allá de quién sea el entrenador nervionense.

Pero Del Nido, Monchi y demás colaboradores al margen, el título ganado el pasado 19-05 (curiosamente los dígitos del año de fundación del Sevilla) será para siempre la Copa de Palop. Y no sólo porque el guardameta de Alcudia de Carlet haya quedado inmortalizado al levantar el trofeo como capitán.

En un análisis sosegado, Palop, como ningún otro futbolista, representa el carácter ganador de este Sevilla. Su gol al Shakhtar Donetsk da fe de ello. Pero es que en esta quinta Copa de España de la historia del Sevilla se hace imposible olvidar su actuación en Nervión frente al Barcelona o la del partido de vuelta en Getafe. Incluso en la final evitó un eventual empate del Atlético de Madrid en varias ocasiones.

Aunque su nombre suele olvidarse, no siempre, a la hora de hablar de acierto en los fichajes. Kanoute, Daniel, Jesús Navas, Luis Fabiano, el propio Juande… A todos los colocan por delante de él en los recuentos de las buenas. Pero Palop está en todas porque firmó por el Sevilla y empezó a ganar y ganar, desde su primer año. Es quizá el primer referente de este Sevilla grande, su talismán.

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.