La cortina de humo del 9 de España

Javier Mérida | 12 de junio de 2012 a las 17:29

El problema no es el 9. Quién juegue o no en la punta de lanza de la selección española es un debate que, de no ser de sobras conocida la acreditada fama de güenagente de Del Bosque, diríase inventado por él. La dichosa polémica de si debían jugar Torres, Negredo o Llorente, acrecentada con la titularidad de Cesc frente a Italia, sólo está sirviendo como cortina de humo para orillar el verdadero problema de esta selección que, pese a los pesares, es campeona del mundo porque con Iniesta, Xavi y compañía casi se podría jugar con diez..
Pero el quid de la cuestión, de la pérdida de enteros del fútbol de España desde que dijese adiós el arquitecto de la cosa, Luis Aragonés, radica en el mediocampo. Donde el veterano entrenador de Hortaleza colocaba a Senna, el alineador salmantino ubica a dos, Busquets y Xabi Alonso. A mí, personalmente, el que me sobra es el segundo, aunque me daría por satisfecho con que jugase sólo uno con dos interiores por delante: Xavi, fijo, e Iniesta (juega bien en cualquier sitio), Cazorla o incluso el propio Cesc.
Ello permitiría disponer de un hombre más en la zona de ataque y que éstos, por respetarse los espacios, se abriesen más para ocupar todo el ancho de la franja del campo. Ocurrió en la segunda parte del amistoso frente a China, en el que Iniesta fue prácticamente un extremo izquierdo. Porque para abrir el campo frente a un rival cerrado (Irlanda, presumiblemente, lo será) no es imprescindible jugar con extremos, sino utilizar las bandas. Y es que a éstas debe ir el futbolista, pero nunca al punto de vivir en ellas y entablar amistad con el linier. Ni siquiera un lateral…
Porque ésa es otra, aunque de menores dimensiones: ¿No puede jugar uno que no sea Arbeloa? Particularmente, prefiero a Juanfran que a Sergio Ramos, porque la pareja Piqué-Javi Martínez no está entrenada, pero cualquier solución es mejor que la del dos madridista pese a la amenaza que represente McGeady.

  • Juan Badajoz

    Si hubiera metido Torres dos goles, como hubiera sido normal, estaríamos alabando a Del Bosque. Luis Aragonés es arquitecto de casinos, creo, y gran sinvergüenza para muchos equipos, comisiones aparte. Sergio Ramos es un 2 como la copa de un pino. El doble pivote dará seguridad y goles a España. Saluditos, Diego Armando.

  • javier

    Totalmente de acuerdo con el autor, particularmente en lo que se refiere a Arbeloa y Xzabi Alonso.
    En cuanto a este último, me parece un gran jugador, pero veo claro que España tiene que jugar con un solo medio centro, y éste tiene que ser Busquets, que cubre igual de campo, y además saca el balón mejor jugado, al menos de manera más adecuada al estilo de la selección. Si se juega al estilo Barça, respetemos lo más esencial del Barça: un solo medio centro y Xavi e Iniesta al lado. Si hay miedo por el presunto debilitamiento del sistema defensivo, sólo hay que recordar que Valdés lleva 4 años seguidos siendo Zamora.
    En fin, ni en el siglo XXI nos libramos de la eterna maldición de nuestra Selección: soportar jugadores madridistas por el simple hecho de llevar el escudo redondo (Butragueño cuando ya no se iba de nadie, Gallego en cualquiera de sus circunstancias, Hierro en su senectud, Raúl cuando ya solo le quedaba el egocentrismo…)

  • Florentino

    Javier, que se te ve el plumero…