Archivos para el tag ‘energias renovables.’

EL RENOVABLE PROBLEMA DE LA ENERGÍA

Cayetano García de la Borbolla | 20 de febrero de 2013 a las 18:27

“Oil!!” (petróleo) es el título de una novela de Upton Sinclair sobre el  boom petrolero que vivió Estados Unidos a comienzos del siglo XX. Si se escribiera hoy en día debería titularse Gas!!. En efecto, Estados Unidos está asistiendo a su enésima revolución energética en este comienzo del siglo XX, y no precisamente de la mano de las llamadas energías renovables que en España hemos protegido tanto en los últimos años, sino a través del desarrollo en la técnica de extracción de gas natural por fracturación hisdraúlica (fracking) que ha reducido enormemente los costes de  dicha materia prima haciéndola enormemente competitiva. El fenómeno es analizado pormenorizadamente en un reciente artículo de la revista del MIT, e incluso ha sido objeto de una película premiada en el festival de Sundance, “Gasland”.

 

El “fracking” se inventó en EEUU, y es controvertido por su impacto medioambiental. La técnica consiste en alcanzar depósitos de petróleo y gas en roca muy poco porosa, e inyectar miles de toneladas de agua con arena y más de 260 productos químicos para crear en ella grietas de hasta 800 metros. El gas queda así libre para ser explotado. Esta novedosa técnica ha provocado que el gas cueste en EEUU seis veces menos de lo que pagamos por él en Europa.

 

Mientras en España, -que supuestamente alberga depósitos de gas susceptibles de ser extraídos mediante “fracking”-,   sin una política energética seria desde la Transición, seguimos empeñados en pegarnos tiros en el pie, adoptando, una tras otra, decisiones antieconómicas como el rechazo a la energía nuclear, los subsidios al carbón y el sorprendente déficit de la tarifa eléctrica.  Por si fuera poco en Europa la técnica del “fracking” cuenta con detractores, por razones medioambientales, siendo su mayor enemigo Francia, que no olvidemos cuenta en su suelo con cincuenta y nueve reactores nucleares.

 

La energía, el problema energético, es otro de las maldiciones bíblicas que los españoles arrastramos desde la noche de los tiempos, y que ningún político se ha atrevido a afrontar de forma realista, la defectuosa privatización y posterior  liberalización del sector, teniendo en cuenta que en enero ha vuelto a subir la factura de la luz, no ha tenido resultados positivos… Al menos para el consumidor, otra cosa son los integrantes de los consejos de administración, revisen sus nombres, seguro que les suenan.

 

Esta carencia de política energética es otra de las fallas estructurales de nuestra economía que lastra el crecimiento, y que recientemente fue puesto de manifiesto en un informe de la Comisión Europea,  que señalaba  la insuficiencia de la competencia en el mercado español como la verdadera causa generadora del déficit de tarifa, teniendo en cuenta que más del 80% de la generación y distribución eléctrica del país está en manos de sólo dos compañías, Endesa e Iberdrola. Lo que en román paladino viene a denominarse oligopolio. Ello hace que paguemos la tercera factura de la luz más cara de Europa, tras Chipre e Irlanda, según Eurostat. Todo esto, teniendo en cuenta que después del trabajo, la energía es el principal factor de competitividad, lastra nuestras posibilidades de recuperación.

 

¿Será capaz el gobierno de meter las cabras en el corral a estas empresas oligopolistas, con consejos de administración  plagados de amiguetes, fruto, como casi todo en el sector empresarial español, de privatizaciones efectuadas de forma deficiente?  Desde luego resulta una condición imprescindible para empezar a superar la crisis.

 

Establecer  modelos es importante, y en el sector energético más; definir el papel que deben desempeñar las energías renovables, la nuclear, el gas y el petróleo, abrir un debate público, sin dogmatismos sobre las fuentes de energía más eficientes, y sobre todo, y no menos importante, sobre la estructura del mercado energético en nuestro país y la necesidad proceder a una verdadera liberalización del sector, tanto en la generación como en la distribución, es una tarea ineludible para este gobierno.

 

Para terminar, y cabrearles un poquito más: revisen en los Presupuestos Generales del Estado, cual es el porcentaje de las subidas de impuestos que se acaban llevando las eléctricas a través de las primas a las renovables…