Reencuentro con Croacia

Ulyfox | 7 de octubre de 2016 a las 14:21

 

Saliendo al puerto de Trogir.

Saliendo al puerto de Trogir.

 

Hemos tardado una década para no resistirnos más a volver a Croacia. Cumplimos nuestro deseo pendiente este pasado septiembre. Un reencuentro feliz, gozoso por uno de los países más bellos y luminosos del Mediterráneo, rebosante de huellas históricas, orgulloso de haberlas conservado como pocos. Una quincena para pagar nuestra deuda, dos semanas de descubrimientos, sensaciones y emociones que no morirán nunca. Habíamos estado dos veces antes en este lugar que mezcla como pocos el pasado latino con su raíz inequívocamente eslava. Venecia y los Balcanes unidos con un resultado asombroso a orillas de un mar común. Viajar por la costa dálmata es encadenar una admiración sonriente tras otra. Con ese ánimo fuimos, y aumentado volvió.

En el paseo marítimo de Trogir.

En el paseo marítimo de Trogir.

Comenzamos el viaje a la vez que el mes de septiembre, en un lugar, como tantos en ese país, patrimonio de la humanidad: la ciudad costera de Trogir, muy cerca del aeropuerto de Split, verdadera capital de Dalmacia. Arribada nocturna, y sólo como punto de llegada para iniciar el periplo. Pero esa llegada fue la mejor, porque incluyó un corto paseo por el bellísimo casco antiguo, hecho de piedra blanca en fachadas y pavimentos, y una estupenda cena con delicias marinas en un restaurante de una placita recogida.

Una de las puertas de la muralla.

Una de las puertas de la muralla.

Trogir está situado en una pequeña isla unida por dos puentes al continente y a otra isla mucho más grande, la de Ciovo. Repite casi calcada la ubicación de muchas ciudades en el litoral croata, en enclaves en el mar unidos por estrechos caminos a tierra firme. Influencia veneciana, seguramente, que se ve mucho mejor en los campanarios y en las ventanas góticas de palacios, iglesias y edificios. Todo eso lo pudimos apreciar mucho mejor con el garbeo matutino que nos dimos muy temprano (aunque la actividad ya era considerable) a la mañana siguiente antes de emprender nuestra ruta croata. Las fotos son la prueba, y nuestros escritos siguientes darán fe de tanta belleza. Bienvenidos, dobrodosli!

En el puente que une Trogir de la isla de Ciovo.

En el puente que une Trogir de la isla de Ciovo.

 

Rastros venecianos y medievales en el casco antiguo de Trogir

Rastros venecianos y medievales en el casco antiguo de Trogir

DSC_5943 DSC_5947 DSC_5950 DSC_5951

 

 

  • Avenger

    Yasas amigos, no nos extraña la deuda contraida con esa tierra viendo esas fotos. Que maravilla, nos encanta veros disfrutar y sobre todo la vuelta a esta ventana maravillosa al mundo que nos abris. Nosotros estamos todavia fuera, en este paraiso en la
    Tierra. A ver si buscamos un hueco para poder vernos no? Un fuerte abrazo

  • Ulyfox

    Yasas, Avenger
    Croacia, gran maravilla con rincones espléndidos. Iremos contando. Me alegro de que os sintáis en el paraíso, allí tan lejos. Es estupendo, y os lo merecéis.
    Por supuesto que buscaremos un hueco para ese encuentro. Seguid disfrutando.
    Abrazo fuerte

  • Paco Piniella

    Manolo ya toca reunión viajera para intercambiar cromitos. Así que ir buscando hueco en la agenda. Croacia versus Mexico.
    Besitos

  • Ulyfox

    Por supuesto, Paco. Buscaremos un hueco, ahora que el hueco de la agenda es mayor.
    Tendréis noticias. Bss