Playas de Creta, una inquietud inevitable

Ulyfox | 13 de marzo de 2019 a las 9:56

 

Era inevitable, lógico y justo. E incluso bueno para ellos, pero me produce un temblor inquietante. Ha ocurrido, claro: dos playas de la isla de Creta aparecen entre las 25 mejores playas del mundo de la lista de este año de la todopoderosa web TripAdvisor. Que me digan a mí si es justo. Claro que sí, no hay duda. Los amplios, brillantes, bellísimos arenales y lagunas de de Balos y Elafonisi, ambos en la provincia de La Canea allá en el oeste extremo de nuestra amada isla, son únicos, impensables en el continente europeo para el que no las conozca. Perfectamente comprensible que hayan terminado apareciendo en estas abundantes listas por las que el mundo se mueve hoy en día.

Pero a nosotros nos provoca esa inquietud. Las últimas veces que hemos ido a esas playas el temblor ha llegado a ser de estremecimiento. En Balos, la cola de coches aparcados en el inhóspito carril que da acceso al aparcamiento de tierra que da acceso a la playa tras un paseo a pie de media hora tenía una extensión de varios kilómetros. Y eso a finales de septiembre. Qué lejos aquella imagen que pudimos disfrutar en nuestra anterior visita a lo que era un paraíso único, el día del descubrimiento y de la boca abierta ante tal maravilla. Había gente, sí, pero no en las cantidades industriales en las que arriban ahora. Da miedo (al menos a mí) imaginar lo que pueda ser esta temporada… Lo indudable es que el paraje merece toda visita…

En Elafonisi, la de la arena rosada y las aguas transparentes, el efecto es el mismo o incluso más acentuado porque se puede llegar hasta ella por carretera bien pavimentada aunque llena de curvas. Allí acceden miles de autobuses y coches particulares, aparte de los barcos de excursión desde la cercana Paleochora. La invasión de hamacas y sombrillas ni siquiera da abasto para tanto turista. Qué se puede decir: la playa es hermosísima, sorprendente con su aspecto de mares del sur.

Esta inclusión en la lista, incluso este post modestamente puede contribuir aún más a la masificación, que de todas formas es insoslayable… pero al menos, que estéis avisados. No os puedo recomendar que no las conozcáis, pero evitad en lo posible los días y las horas punta. En fin…

  • Carmen

    Tienes razón. Inquieta mucho ver que estas bonitas playas cretenses se están masificando en exceso.
    Aunque, por otro lado, la costa mediterránea española ya ha sufrido una masificación atroz. Brutal. Cuando era pequeña, mi padre nos llevaba con el seiscientos a Altea a Jávea a Denia o a Peñíscola. Eran pequeños pueblos de pescadores, llenos de encanto. Ahora, sin embargo, el ladrillo ha ganado la batalla.
    Me entristece ver esas urbanizaciones sin personalidad o esos altos edificios costeros que poco a poco se comen nuestro litoral y nuestra naturaleza. Saludos

  • Ulyfox

    Así es, Carmen. En las islas griegas no se ve tanta masificación urbanística, por suerte. La aglomeración se reduce casi siempre a las multitudes, pero no se nota tanto en la construcción. En concreto, en Elafonisi y Balos es complicado que ocurra, ya que están protegidas, pero lo que molesta es tantísima gente…
    En fin, no se podrá decir que no lo hemos disfrutado en condiciones mucho más tranquilas…
    Un saludo

  • Carmen

    ¡Así es, Ulyfox! “que nos quiten lo bailao”.
    En alguna playa de Creta hemos llegado a estar completamente solos, como en la playa de Maridati (playa relativamente cercana a la famosa playa de Vai). Claro, que no es una playa de arena fina como son las de Elafonisi o Balos.

  • Ulyfox

    Siempre fieles, Carmen!! Creta no nos defraudará nunca. Dentro de un mes volveremos por allí!! Viviremos la Pascua ortodoxa!


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber