Acerca de

Lugares recónditos o atestados a los que más que mirar se ama con los ojos.

Sitios y gentes que reconcilian con la vida y te hacen sentir un privilegiado, como si hubieran sido creados para ti.

Bebidas, comidas, olores y sonrisas para ir sobreviviendo.

Destinos que te guiñan para que comprendas que, después de todo, te has convertido en un hombre de provecho. Conocimientos que no sirven para nada práctico.

Idiomas desconocidos que hacen que te comuniques mejor.