‘Aparcar’ el coche, misión posible

Sebastián Sánchez | 10 de octubre de 2011 a las 8:25

¿Se puede prescindir del vehículo privado como medio de desplazamiento?
¿Se puede estar toda una semana empleando la bicicleta, el transporte público o los mismos pies para acudir al trabajo o a hacer la compra? Sí,
se puede. La realidad, no hace muchos años inimaginada en una ciudad habituada a moverse constantemente en coche, incluso en pequeñas distancias de pocos cientos de metros, es hoy factible.

Y así se pone de manifiesto tras observar los resultados de una iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento de Málaga en la pasada Semana de la Movilidad, que, con la implicación de un buen número de empresas y
entidades se ha buscado potenciar los modos sostenibles.

Dentro de esta acción, las firmas, ya fueran privadas o públicas, se comprometían a potenciar las iniciativas que desde el Ayuntamiento se realicen para fortalecer el uso del transporte sostenible de sus empleados para sus desplazamientos al trabajo. Esta primera edición ha organizado un concurso que ha contado con la colaboración de más de veinte empresas de la ciudad, que han distribuido información entre sus trabajadores, como folletos, planos de líneas e información sobre las herramientas online que ofrece la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) para conocer recorridos,
ubicación de paradas, horarios y tiempo de llegada del próximo autobús.

Según los datos dados a conocer por el Consistorio,más de un millar de empleados de las firmas han participado en la iniciativa, acreditando previamente que han realizado sus desplazamientos al trabajo en autobús,
bicicleta, andando o compartiendo vehículo privado. El concejal de Movilidad, Raúl López, informó ayer de que de los que concurrieron al programa, un 52% acudió al trabajo esos días en autobús; el 16%, en bicicleta;
el 9%, andando, y otros 23%, compartiendo el coche.

A ello se suma un ligero incremento en el número de pasajeros que tuvo la EMT durante la Semanade la Movilidad.A lo largo de estas jornadas, fueron en total 879.161 las personas que usaron los autobuses urbanos, lo que implica un2%de crecimiento respecto a la edición de 2010.

Al tiempo, se ha observado un incremento del uso de la bicicleta y de los desplazamientos a pie, que han sido constatados por las propias empresas. Cabe recordar que con motivo de la Semana de la Movilidad, se puso en marcha una particular competición, en la que la bici pugnaba por recorrer 2,2 kilómetros de recorrido en menos tiempo que el vehículo privado. Todo ello, mezclado además con componentes como el respeto al medio ambiente
y el coste económico.

La bicicleta fue la rotunda vencedora, completando la distancia con cinco
minutos de diferencia con respecto al segundo clasificado, que lo hizo a pie, y 14 sobre el último, que iba en autobús, afectado, por tanto, por el tráfico rodado. Y tras todos ellos, el que viajaba en coche, no tanto por ir desde el punto de origen al de destino, sino por los problemas de aparcamiento que
encontró al llegar.

Los comentarios están cerrados.