“Málaga no puede iniciar la obra de la Alameda sin valorar la peatonalización”

Sebastián Sánchez | 17 de junio de 2011 a las 9:49

Esperanza Ruiz / Málaga
–¿Qué logros destacaría desde que asumió en 2007 el área de Accesibilidad?
–Lo más importante es que la gente ha desligado la accesibilidad de la discapacidad. Lo que me parece más importante es haberle trasladado a los ciudadanos que tengan o no una discapacidad que se pueden acometer mejoras en la ciudad que repercuten en su calidad de vida. El reto, lo más importante que hemos aprendido, es que a personas que no tienen nada que ver con la discapacidad también les interesa formar parte de esto.
–¿Málaga es accesible?
–Mucho más de lo que era antes, aunque no lo es totalmente porque creo que ese concepto no existe. El esfuerzo coordinado de todos los compañeros del gobierno y de la oposición también, cuando han hecho sus reclamaciones, han permitido que demos tal paso en el que hemos sido reconocido por organismo que entiende de esto.
–¿Queda alguna gran barrera por eliminar?
–Quedan muchas y son mentales. Lo triste es que a las personas que no tienen discapacidad se les da por supuestas las capacidades. Queda que demostremos que un chico con Down no tiene por qué ser bedel. Estos estereotipos pueden estar basados en un pasado con razón pero sin duda no obedecen a un presente realista.
–¿Considera que el alcalde le ha premiado por su labor en los últimos cuatro años?
–No, no creo que me haya premiado porque el trabajo no es sólo mío. El trabajo es de todos mis compañeros.
–La red de carriles bici y de autobuses son algunas de las líneas a trabajar en los próximos años…
–Lo verdaderamente importante se hizo en la legislatura anterior que era pasar de un carril bici ficticio al hecho. Durante estos últimos cuatro años se han hecho casi 40 kilómetros bici, a falta de un tramo que se está ejecutando y que está casi terminado. Verdaderamente es una implantación real. Ahora nos presentamos ante una continuidad por cuanto el plan de Movilidad Sostenible incluye la apuesta por estos carriles bicis. Ahora tenemos que coger el Plan y hablar con los vecinos. Para mí es superimportante sentarnos en las nuevas zonas y elegir con los vecinos los trazados.
–Una de las demandas de los ciclistas es el carril bici litoral.
–En la zona este hay previstas algunas actuaciones que remodelarían la fisonomía del paseo marítimo. Tenemos que estar hábiles a la hora de acelerar e incluir ese tipo de estructura. En Rincón de la Victoria hay una experiencia en la que se ha hecho un trozo de carril bici por la zona dura de la arena. No descarto que sea una decisión en base a ver un poco lo que consideran los ciclistas y los vecinos. Sí considero que este carril es imprescindible. No obstante, no nos podemos olvidar que va a haber obras allí y que no podemos hacer en un momento de dificultad económica una obra y a los seis meses levantarla para hacer una remodelación.
–¿Se concluirá en los próximos cuatro años?
–Estoy convencido de ello. Son cuatro años (risas). Entiendo que el litoral es una zona prioritaria pero en consonancia con las obras previstas allí, donde hay una serie de situaciones en las que no es precisamente el Ayuntamiento quien tiene que actuar. Si queremos hacer un carril bici éste tiene que está mimetizado con las obras que se ejecutan en la zona. El hecho de que haya una división de poderes no hace que cada uno puede ir por su cuenta.
–¿Tendrá Málaga un alquiler público de bicis como lo tienen Sevilla o Valencia?
–Se intentó hace varios años. Es cierto que en otras ciudades tiene éxito y entiendo que en Málaga lo tendrá. En esta legislatura y te hablo de mediados quizás se volverá a probar. Ahora estamos perfilando la ubicación del primer espacio de acumulación de bicicletas que se va a gestionar a través de la Empresa Municipal de Transporte. Se van a poner tres espacios para bicicletas.
–El próximo verano está previsto que comiencen las obras del Metro en la Alameda Principal. ¿Se va a peatonalizar su eje central?
–De momento está parado. Yo no te digo que se vaya a hacer una zona peatonal sin los estudios y sin saber donde podemos entrar. La voluntad del alcalde es que es una oportunidad buena para que no sólo entre Metro, sino para que entre Cercanías. La Alameda se va a abrir una vez en la vida no catorce. ¿De qué va a depender que se peatonalice? Pues de una serie de factores. ¿Qué es el momento? Yo a todas todas. Tenemos que ser ambiciosos en proyectar ese tipo de ideas, en valorar si es factible tener ese espacio hacia el puerto peatonal. Es el momento. Si es posible Málaga no se puede permitir el lujo de iniciar esta obra sin valorar alternativas como la peatonalización.
–Juan Ramón Casero dejó listo el Plan de Movilidad Sostenible. ¿Cuándo comenzará a aplicarse?
–Aún no está aprobado. Está en un proceso administrativo. Primero vamos a aprobarlo y luego hablaremos de su aplicación.
–Este plan recoge una reducción del 30% del uso del vehículo privado. ¿Es compatible con la construcción de aparcamientos en el centro en los últimos años?
–Era fundamental que Aparcamientos estuviese englobada en Movilidad. La idea ha sido dotar a Málaga de una red de aparcamientos municipales. En la zona del centro histórico confluyen unas obras de peatonalización con unos aparcamientos que se crearon para unos ciudadanos que no lo tenían. Es cierto que el Plan de Movilidad incorpora que se creen aparcamientos periféricos para que se coja el transporte público pero eso no significa que los aparcamientos del centro hay que cambiarlos de la noche al día. No podemos quitar aparcamiento si no fomentamos el transporte público. Ni el plan de Movilidad se puede aplicar en 24 horas ni la ciudad la podemos cambiar en 24 horas.
–Uno de los conflictos más sonados en los últimos meses ha sido el del sector del taxi…
–Los taxistas tuvieron sus reuniones con los policías donde se adquirieron unos acuerdos como el tema de la vigilancia en el aeropuerto. En esta línea no hay ningún tipo de conflicto. Lo vamos a denominar la demanda de los taxistas. El área de Movilidad como siempre tendrá sus puertas abiertas para intentar solventar cualquier demanda que proceda del sector del taxi que para mí es fundamental, en el que existen 1.400 licencias. Estamos en puertas de la aprobación de un reglamento autonómico que obligará a que la ordenanza municipal también se adecúe a las necesidades del reglamento.

Los interrogantes de los ‘nuevos’ AVE

Sebastián Sánchez | 16 de junio de 2011 a las 9:46

Acostumbrada a los parabienes de la alta velocidad ferroviaria, la provincia de Málaga mira ya en el horizonte del medio y largo plazo el momento en que las intervenciones que tienen en marcha la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento para acortar las distancias con Sevilla y Granada sea una realidad. A día de hoy, las dos administraciones eluden marcar en el calendario una fecha aproximada para la puesta en servicio del eje ferroviario transversal entre Antequera y las dos ciudades andaluzas y que una vez culminado posibilitará, por ejemplo, ir desde la capital de la Costa del Sol hasta la ciudad hispalense en apenas 55 minutos, una hora menos que en el momento actual, mientras que hacerlo a Granada durará unos 50 minutos.

Las máquinas trabajan desde hace varios años en la ejecución de ambos trazados, aunque el ritmo de la tarea se ha visto marcado por la crisis económica y las dudas que la misma genera en el desarrollo de las inversiones. Muestra de ello es que los dos primeros tajos de la línea entre Sevilla y Antequera fueron reprogramados el pasado ejercicio con un plazo de desbloqueo de entre seis y ocho meses, sin que a día de hoy se hayan iniciado los trabajos. En el caso del ramal a la ciudad de la Alhambra, la gran duda se mantiene en torno a la parte final del recorrido, que posibilitará la llegada del AVE a una nueva estación, con la firma de Rafael Moneo.

En cualquier caso, y a la espera de que se solventen estos interrogantes, los nuevos enlaces ferroviarios siguen dando pasos. La consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Josefina Cruz, protagonizó ayer una comparecencia en el Parlamento Andaluz en la que ofreció importantes novedades sobre el proyecto entre Antequera y Sevilla.

La titular del departamento autonómico informó de que ha planteado al Gobierno la posibilidad de integrar esta línea de alta velocidad en la red estatal, al objeto de que la construcción de las infraestructuras del eje ferroviario, especialmente el tramo Sevilla-Marchena (50 kilómetros), sea asumido por el Estado, lo que supone variar el modelo de actuación diseñado y acordado por ambas administraciones y que dejaba en manos autonómicas el ramal Sevilla-Antequera y en manos del Gobierno el Antequera-Granada.

Al tiempo, Cruz señaló que la Junta contempla un acondicionamiento, como “solución provisional y transitoria”, de la línea existente entre Santa Justa-Utrera-Arahal-Marchena y actualmente en servicio, lo que permitiría “rentabilizar a corto plazo las inversiones en marcha y aprovechando a corto plazo las estructuras existentes de acuerdo a la actual situación presupuestaria”. Con ello, este trazado conectaría la plataforma ya “prácticamente concluida” entre Marchena y Antequera con el tramo de vía ya existente entre Utrera y Sevilla.

“Tenemos que rentabilizar en el corto plazo las inversiones que ya están finalizadas y hacerlas más eficaces y las dificultades nos hacen en ese momento optar por esa decisión, pensando en el corto plazo, pero no hemos renunciado a ninguna obra”, dijo, al tiempo que reconoció como “complicada y desfavorable” la actual situación económica. Sobre esta intervención, comentó que al trayecto Sevilla-Antequera se ha dedicado hasta la fecha unos 280 millones de euros (de un presupuesto global de 1.200 millones), con los cuales se ha construido la infraestructura de más de 77 de los 129 kilómetros del tramo.

En el caso de la línea entre Antequera y Granada, que compete a Fomento, los datos aportados por el Administrador de Infraestructura Ferroviaria (Adif) constatan cómo la mayor parte de los 126 kilómetros de recorrido se encuentran ya o en obras o con la actuación contratada. El último paso que se dio fue la licitación a principios del pasado mes de mayo de la ejecución del tramo Quejigares-Variante de Loja (3,1 kilómetros) por 46 millones de euros, siendo el primero de los cuatro tajos que compone la variante de Loja (21,4 kilómetros).

Esta línea está compuesta de 17 tramos, incluida la integración ferroviaria en Granada. De ellos, según los datos de Fomento, once ya están en obras o concluidos, lo que suponen 89,7 kilómetros, que unidos al tramo Loja-Tocón (realizado por la Junta) eleva la longitud avanzada a los 106,5 kilómetros, el 83,5% del total.

Más de 10 millones de viajeros en tren en Málaga al año

Sebastián Sánchez | 13 de junio de 2011 a las 11:22

El tren sigue ganando adeptos. A pesar de la evidente merma que trae consigo la crisis económica, que provoca un efecto de retraimiento en el número de movimientos de los ciudadanos, el ferrocarril fue capaz de mover más de diez millones de pasajeros con Málaga como punto de origen o destino. Un dato, que dado el escenario presente, no es baladí, por cuanto se han observado leves incrementos en los dos recorridos del Cercanías y los trenes de media distancia que conectan con Córdoba y Sevilla, mientras que el AVE a Madrid ha caído ligeramente.

La gran referencia de este medio de transporte sostenible sigue siendo la Alta Velocidad, que ha desplazado en los tres años desde que entró en servicio (allá por el 23 de diciembre de 2007) a 5.787.000 usuarios entre Málaga y Madrid y viceversa, según los datos oficiales de Renfe. De ellos, casi 1,8 millones se corresponden con la pasada anualidad, lo que supuso, una resta de unos 300.000 pasajeros respecto al primer aniversario del ramal.

Un dato que tiene mucho que ver con el perfil de viajero que emplea esta herramienta como medio de desplazamiento, muy vinculado a la gente de negocios y empresarios, sector afectado por la mala situación económica, así como al sector turístico. Muestra de esto último es que los meses en los que más pasajeros se contabilizaron fueron julio, mayo y agosto. No obstante, los conteos de la primera parte del año 2011 constatan cómo la situación tiende a mejorar. Sobre ello, el director general de Viajeros de Renfe, Enrique Urkijo, ya apuntó a finales del pasado mes de mayo cómo a fecha de abril se observaba un ligero aumento respecto al mismo periodo de 2010, con un total de 563.000 pasajeros.

El escenario es más pujante en el caso de las conexiones con Barcelona, puesto que en los primeros cuatro meses de este ejercicio se ha disparado la cifra de pasajeros, que ha pasado de 60.800 en 2010 a 100.500, algo motivado por el aumento de circulaciones puesta en marcha meses atrás. Pero el grueso del movimiento en ferrocarril en la provincia sigue siendo el Cercanías y, en especial, el ramal entre la capital de la Costa del Sol y Fuengirola. Urkijo subrayó cómo el núcleo completo (es decir, incluyendo la línea Málaga-Álora) ha disparado su uso entre enero y abril en un 8,5%, con algo más de 2,7 millones de usuarios. El año pasado cerró con 8,2 millones de pasajeros.

No obstante, las mejoras introducidas por Renfe tanto en el ramal del Guadalhorce, con la prolongación de su recorrido hasta la estación Centro-Alameda, en la calle Cuarteles, como el aumento de frecuencias en la C1 (Málaga-Fuengirola) desde principios de septiembre hace que sea más que previsible que el actual año acabe con incrementos muy superiores.

La medida que se pondrá en marcha tras verano permitirá a los usuarios tomar un tren cada 20 minutos entre Málaga y Fuengirola, lo que supone una reducción de 10 minutos respecto al cronograma actual. Ello trae consigo un aumento considerable de circulaciones, al punto de que la compañía ferroviaria ofertará desde el 11 de septiembre hasta 114.000 plazas más a la semana, con 52 circulaciones por sentido cada día. La tercera pieza del mapa ferroviario de la provincia son los Avant que unen la capital de la Costa del Sol con Córdoba y Sevilla. Las cifras vinculadas a estos trayectos son muy inferiores a las de sus otros hermanos, puesto que en 2010 movieron poco más de 350.000 usuarios, según los datos de Renfe. Así, del algo más de un millón de personas que usaron estas plataformas en la región, un 22% lo hicieron para viajar desde Málaga hasta Córdoba y otro 11%, entre Málaga y Sevilla. El resto de usuarios se desplazó entre la ciudad cordobesa y la capital hispalense.

Sin embargo, esta situación variará de forma sustancial en unos años, cuando entre en explotación el conocido como eje ferroviario transversal, que posibilitará, por ejemplo, la conexión vía línea de alta velocidad entre Málaga y Sevilla en unos 55 minutos, lo que supondrá una reducción de una hora sobre el tiempo actual. La previsión de la Junta de Andalucía, administración a la que compete la ejecución de este trazado, es que sea un ramal que mueva del orden de 14 millones de usuarios al año.