Archivos para el tag ‘Adif’

El anillo ferroviario echa a andar

Sebastián Sánchez | 4 de octubre de 2011 a las 9:59

El Ministerio de Fomento acaba de poner en marcha la maquinaria de uno de sus proyectos más ambiciosos en la provincia de Málaga, el anillo ferroviario de pruebas en la comarca de Antequera. Y lo hace con la adjudicación a la firma malagueña Construcciones Vera de la construcción del centro de servicios ferroviarios , que se convierte en la primera pieza de una intervención global valorada en unos 400 millones de euros.

Según informaron ayer de forma oficial desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la contratación de estos trabajos a la empresa malagueña se ha realizado por un coste superior a los 7,7 millones de euros, con un plazo para el desarrollo de las actuaciones de 12 meses.

El denominado Centro Integral de Servicios Ferroviarios albergará entre otras instalaciones el laboratorio de ensayo y homologaciones y el taller para el material ferroviario . Las instalaciones estarán situadas en unos terrenos propiedad de Adif y localizados junto a la estación de Bobadilla.

Este primer paso del macroproyecto del anillo ferroviario trae consigo la ejecución de las dos naves, laboratorio y taller, formando un único cuerpo que se sitúa en el entorno de la línea ferroviaria de ancho convencional Bobadilla-Granada, dejando el resto del espacio disponible para vías de acceso y viales necesarios.

Si bien este centro puede considerarse como la pieza inicial de la actuación, desde el organismo dependiente de Fomento recordaron que ya el pasado mes de agosto se licitó la construcción de la nueva subestación eléctrica de tracción en Bobadilla dentro del proyecto de construcción de las Instalaciones de Ensayos y Experimentación de Antequera asociados al Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Málaga.

El contrato, con un presupuesto de licitación de 4,1 millones de euros (IVA incluido), permitirá dar forma a una nueva subestación con la que garantizar el suministro eléctrico a las circulaciones de la línea de ancho convencional Bobadilla-Málaga y atenderá la futura demanda de energía del Centro Integral de Servicios Ferroviarios de Adif.

Esta planta dispondrá de dos grupos de transformación y rectificación para 3.300 kVA de potencia y sustituirá a la actual subestación eléctrica en cuyos terrenos se edificarán parte de las instalaciones del nuevo taller multifuncional y la nave laboratorio del Centro Integral de Servicios Ferroviarios.

En relación con el Centro de Tecnologías Ferroviarias , los responsables de Adif informaron de que sus objetivos son posicionar al sector ferroviario español en la vanguardia tecnológica europea y mundial, y disponer de un centro avanzado para el desarrollo de proyectos de I+D+i.

En este sentido, detallaron cómo en los últimos años la apuesta por la innovación se ga traducido en 57 proyectos de I+D+i en colaboración con distintos organismos, que representan una inversión de 107 millones de euros, además de la colaboración que mantiene con más de 125 empresas españolas, 22 centros tecnológicos y 24 universidades.

Un freno que recarga baterías

Sebastián Sánchez | 25 de septiembre de 2011 a las 17:02

LA estación de trenes de Málaga será la primera ferrolinera que dispondrá de puntos de recarga operativos para coches eléctricos antes de finales de este año, según anunció el portavoz del Gobierno y ministro de Fomento, José Blanco.

Blanco acudió a la presentación del proyecto Ferrolinera Adif en Madrid, que pretende recargar vehículos eléctricos aprovechando la frenada de los trenes y el sistema eléctrico ferroviario.

En concreto, este sistema utilizará la energía de las subestaciones eléctricas, que alimentan la catenaria, y la energía recuperada a partir del frenado de los trenes y energía fotovoltaica disponible en las marquesinas de los aparcamientos, para alimentar equipos de carga de baterías de vehículos.

Las ferrolineras dispondrán de un sistema para almacenamiento de la energía eléctrica y su distribución mediante postes de suministro. Según explicó el presidente de ADIF, Antonio González, una ferrolinera tendrá un coste inicial aproximado de 6.000 euros, mientras que los precios para los usuarios, que todavía no están fijados, “tratarán de ser lo más competitivos posibles”.

Adif dispone de 1.568 estaciones en España y el objetivo será el de habilitar estas estaciones en casi todos los puntos disponibles. Las previsiones de esta empresa apuntan a que las estaciones “grandes” podrían albergar hasta 40 puntos de conexión, mientras que en otras “más pequeñas” rondarían entre cuatro y ocho puntos de recarga.

González afirmó que este proyecto permitirá recuperar hasta el ocho por ciento de la energía que consume el sistema ferroviario. Respecto a los coches, una hora de carga en estos puntos ofrecerá una autonomía del vehículo de 200 kilómetros, cifra que subirá “ampliamente” en caso de recargas superiores a seis horas.

La energía generada por los vehículos al frenar depende del tamaño del tren, pero las estimaciones de Adif sitúan entre 5.000 a 10.000 watios la energía originada por esta acción, lo que permitiría recargar hasta 10 coches. La energía necesaria para recargar cada vehículo oscilaría en torno a los 20 kilowatios.

A este respecto, Blanco semostró “orgulloso” de la puesta en marcha de este proyecto que, a su entender, “confirma que no ha habido otro Gobierno tan sensible” con la política medioambiental. “Es así como avanza un país, ya que esta medida va a beneficiar a la productividad española”, indicó.

Los interrogantes de los ‘nuevos’ AVE

Sebastián Sánchez | 16 de junio de 2011 a las 9:46

Acostumbrada a los parabienes de la alta velocidad ferroviaria, la provincia de Málaga mira ya en el horizonte del medio y largo plazo el momento en que las intervenciones que tienen en marcha la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento para acortar las distancias con Sevilla y Granada sea una realidad. A día de hoy, las dos administraciones eluden marcar en el calendario una fecha aproximada para la puesta en servicio del eje ferroviario transversal entre Antequera y las dos ciudades andaluzas y que una vez culminado posibilitará, por ejemplo, ir desde la capital de la Costa del Sol hasta la ciudad hispalense en apenas 55 minutos, una hora menos que en el momento actual, mientras que hacerlo a Granada durará unos 50 minutos.

Las máquinas trabajan desde hace varios años en la ejecución de ambos trazados, aunque el ritmo de la tarea se ha visto marcado por la crisis económica y las dudas que la misma genera en el desarrollo de las inversiones. Muestra de ello es que los dos primeros tajos de la línea entre Sevilla y Antequera fueron reprogramados el pasado ejercicio con un plazo de desbloqueo de entre seis y ocho meses, sin que a día de hoy se hayan iniciado los trabajos. En el caso del ramal a la ciudad de la Alhambra, la gran duda se mantiene en torno a la parte final del recorrido, que posibilitará la llegada del AVE a una nueva estación, con la firma de Rafael Moneo.

En cualquier caso, y a la espera de que se solventen estos interrogantes, los nuevos enlaces ferroviarios siguen dando pasos. La consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Josefina Cruz, protagonizó ayer una comparecencia en el Parlamento Andaluz en la que ofreció importantes novedades sobre el proyecto entre Antequera y Sevilla.

La titular del departamento autonómico informó de que ha planteado al Gobierno la posibilidad de integrar esta línea de alta velocidad en la red estatal, al objeto de que la construcción de las infraestructuras del eje ferroviario, especialmente el tramo Sevilla-Marchena (50 kilómetros), sea asumido por el Estado, lo que supone variar el modelo de actuación diseñado y acordado por ambas administraciones y que dejaba en manos autonómicas el ramal Sevilla-Antequera y en manos del Gobierno el Antequera-Granada.

Al tiempo, Cruz señaló que la Junta contempla un acondicionamiento, como “solución provisional y transitoria”, de la línea existente entre Santa Justa-Utrera-Arahal-Marchena y actualmente en servicio, lo que permitiría “rentabilizar a corto plazo las inversiones en marcha y aprovechando a corto plazo las estructuras existentes de acuerdo a la actual situación presupuestaria”. Con ello, este trazado conectaría la plataforma ya “prácticamente concluida” entre Marchena y Antequera con el tramo de vía ya existente entre Utrera y Sevilla.

“Tenemos que rentabilizar en el corto plazo las inversiones que ya están finalizadas y hacerlas más eficaces y las dificultades nos hacen en ese momento optar por esa decisión, pensando en el corto plazo, pero no hemos renunciado a ninguna obra”, dijo, al tiempo que reconoció como “complicada y desfavorable” la actual situación económica. Sobre esta intervención, comentó que al trayecto Sevilla-Antequera se ha dedicado hasta la fecha unos 280 millones de euros (de un presupuesto global de 1.200 millones), con los cuales se ha construido la infraestructura de más de 77 de los 129 kilómetros del tramo.

En el caso de la línea entre Antequera y Granada, que compete a Fomento, los datos aportados por el Administrador de Infraestructura Ferroviaria (Adif) constatan cómo la mayor parte de los 126 kilómetros de recorrido se encuentran ya o en obras o con la actuación contratada. El último paso que se dio fue la licitación a principios del pasado mes de mayo de la ejecución del tramo Quejigares-Variante de Loja (3,1 kilómetros) por 46 millones de euros, siendo el primero de los cuatro tajos que compone la variante de Loja (21,4 kilómetros).

Esta línea está compuesta de 17 tramos, incluida la integración ferroviaria en Granada. De ellos, según los datos de Fomento, once ya están en obras o concluidos, lo que suponen 89,7 kilómetros, que unidos al tramo Loja-Tocón (realizado por la Junta) eleva la longitud avanzada a los 106,5 kilómetros, el 83,5% del total.