Archivos para el tag ‘Antequera’

Utilizar el Cercanías sale barato

Sebastián Sánchez | 14 de octubre de 2011 a las 10:28

Un estudio de Renfe concluye que el uso de este tren permitió un ahorro en desplazamientos, contaminación y accidentes de 15,6 millones de euros


LOS números asociados a los medios de transporte sostenibles, como es el caso del ferrocarril, son los más fieles exponentes de sus ventajas con respecto a los vehículos a motor. Una demostración de este hecho es que a lo largo del pasado año, conclusión perfectamente extrapolable a lo que llevamos de 2011, la utilización de los trenes de Cercanías en la provincia de Málaga supusieron un ahorro de 15,6 millones, incluyendo en este parámetro elementos como el impacto sobre el cambio climático, la contaminación y la tasa de accidentes que habría tenido el hacer estos desplazamientos en motocicleta o automóvil.
Los responsables de Renfe extraen esta conclusión tras corroborar que el uso habitual de los dos trazados ferroviarios, en especial del ramal entre la capital de la Costa del Sol y Fuengirola, ha permitido eliminar hasta seis millones de desplazamientos en coche durante los doce meses de 2010, cifra muy similar a la de todas las circulaciones en automóvil realizadas en diez días laborables en la ciudad de Málaga.

Es decir, que la media de desplazamientos mensuales que evita el tren es de unos 500.000. Ampliado el parámetro temporal a los nueve primeros meses de 2011, el dato sería de unos cinco millones de desplazamientos evitados, a lo que hay que añadir el aumento de las frecuencias en el Cercanías a Fuengirola desde el pasado 11 de septiembre.

El impacto económico del núcleo de Cercanías se traduce en un ahorro de 6,9 millones por congestión urbana; 4,7 millones, por accidentes; 1,8 millones, por cambio climático; 1,4 millones, por contaminación atmosférica; y 0,8 millones, por contaminación acústica y por otros efectos urbanos y sobre el paisaje.

A todo ello hay que sumar las claras incidencias positivas que el medio ferroviario tiene sobre el medio ambiente, puesto que permitió un ahorro de 16.700 toneladas de CO2 y de cerca de 5.800 toneladas equivalentes de petróleo. “Estas cifras equivalen a las emisiones eléctricas anuales de los hogares de una población del mismo orden de magnitud que la suma de las poblaciones de Antequera y Benalmádena”, apuntaron desde la compañía ferroviaria.

Esta realidad se ha visto mejorada por la renovación del parque de trenes de las líneas Málaga-Fuengirola y Málaga-Álora en los últimos años, que cuentan con trenes Civia. Este material móvil está equipado de freno regenerativo, un dispositivo de ahorro energético basado en la capacidad del tren de frenar actuando como un generador de electricidad, convirtiendo la energía cinética en energía eléctrica, y devolviéndola a la red. El circuito permite que la energía sobrante vuelva a la catenaria y pueda emplearse para mover otros trenes, alimentar servicios auxiliares del mismo tren que frena o para almacenarla en acumuladores a bordo del mismo.

La presencia de trenes Civia equipados con freno regenerativo ha impulsado el desarrollo en Málaga de un proyecto de investigación para estudiar la viabilidad de la instalación de subestaciones eléctricas reversibles, que permitan devolver a la red eléctrica general la energía regenerada en el proceso de frenado. Se trata de un proyecto pionero para desarrollar la primera subestación reversible en corriente continúa de toda la red ferroviaria estatal.

Esta energía cuenta con amplias ventajas como son su calidad o la posibilidad de conocer los horarios de su generación, y supone más de un 25% del total de la energía consumida por los servicios de Cercanías. Actualmente, esta energía se aprovecha directamente desde la catenaria por el siguiente tren que circule.

El anillo ferroviario echa a andar

Sebastián Sánchez | 4 de octubre de 2011 a las 9:59

El Ministerio de Fomento acaba de poner en marcha la maquinaria de uno de sus proyectos más ambiciosos en la provincia de Málaga, el anillo ferroviario de pruebas en la comarca de Antequera. Y lo hace con la adjudicación a la firma malagueña Construcciones Vera de la construcción del centro de servicios ferroviarios , que se convierte en la primera pieza de una intervención global valorada en unos 400 millones de euros.

Según informaron ayer de forma oficial desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la contratación de estos trabajos a la empresa malagueña se ha realizado por un coste superior a los 7,7 millones de euros, con un plazo para el desarrollo de las actuaciones de 12 meses.

El denominado Centro Integral de Servicios Ferroviarios albergará entre otras instalaciones el laboratorio de ensayo y homologaciones y el taller para el material ferroviario . Las instalaciones estarán situadas en unos terrenos propiedad de Adif y localizados junto a la estación de Bobadilla.

Este primer paso del macroproyecto del anillo ferroviario trae consigo la ejecución de las dos naves, laboratorio y taller, formando un único cuerpo que se sitúa en el entorno de la línea ferroviaria de ancho convencional Bobadilla-Granada, dejando el resto del espacio disponible para vías de acceso y viales necesarios.

Si bien este centro puede considerarse como la pieza inicial de la actuación, desde el organismo dependiente de Fomento recordaron que ya el pasado mes de agosto se licitó la construcción de la nueva subestación eléctrica de tracción en Bobadilla dentro del proyecto de construcción de las Instalaciones de Ensayos y Experimentación de Antequera asociados al Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Málaga.

El contrato, con un presupuesto de licitación de 4,1 millones de euros (IVA incluido), permitirá dar forma a una nueva subestación con la que garantizar el suministro eléctrico a las circulaciones de la línea de ancho convencional Bobadilla-Málaga y atenderá la futura demanda de energía del Centro Integral de Servicios Ferroviarios de Adif.

Esta planta dispondrá de dos grupos de transformación y rectificación para 3.300 kVA de potencia y sustituirá a la actual subestación eléctrica en cuyos terrenos se edificarán parte de las instalaciones del nuevo taller multifuncional y la nave laboratorio del Centro Integral de Servicios Ferroviarios.

En relación con el Centro de Tecnologías Ferroviarias , los responsables de Adif informaron de que sus objetivos son posicionar al sector ferroviario español en la vanguardia tecnológica europea y mundial, y disponer de un centro avanzado para el desarrollo de proyectos de I+D+i.

En este sentido, detallaron cómo en los últimos años la apuesta por la innovación se ga traducido en 57 proyectos de I+D+i en colaboración con distintos organismos, que representan una inversión de 107 millones de euros, además de la colaboración que mantiene con más de 125 empresas españolas, 22 centros tecnológicos y 24 universidades.

Los interrogantes de los ‘nuevos’ AVE

Sebastián Sánchez | 16 de junio de 2011 a las 9:46

Acostumbrada a los parabienes de la alta velocidad ferroviaria, la provincia de Málaga mira ya en el horizonte del medio y largo plazo el momento en que las intervenciones que tienen en marcha la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento para acortar las distancias con Sevilla y Granada sea una realidad. A día de hoy, las dos administraciones eluden marcar en el calendario una fecha aproximada para la puesta en servicio del eje ferroviario transversal entre Antequera y las dos ciudades andaluzas y que una vez culminado posibilitará, por ejemplo, ir desde la capital de la Costa del Sol hasta la ciudad hispalense en apenas 55 minutos, una hora menos que en el momento actual, mientras que hacerlo a Granada durará unos 50 minutos.

Las máquinas trabajan desde hace varios años en la ejecución de ambos trazados, aunque el ritmo de la tarea se ha visto marcado por la crisis económica y las dudas que la misma genera en el desarrollo de las inversiones. Muestra de ello es que los dos primeros tajos de la línea entre Sevilla y Antequera fueron reprogramados el pasado ejercicio con un plazo de desbloqueo de entre seis y ocho meses, sin que a día de hoy se hayan iniciado los trabajos. En el caso del ramal a la ciudad de la Alhambra, la gran duda se mantiene en torno a la parte final del recorrido, que posibilitará la llegada del AVE a una nueva estación, con la firma de Rafael Moneo.

En cualquier caso, y a la espera de que se solventen estos interrogantes, los nuevos enlaces ferroviarios siguen dando pasos. La consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Josefina Cruz, protagonizó ayer una comparecencia en el Parlamento Andaluz en la que ofreció importantes novedades sobre el proyecto entre Antequera y Sevilla.

La titular del departamento autonómico informó de que ha planteado al Gobierno la posibilidad de integrar esta línea de alta velocidad en la red estatal, al objeto de que la construcción de las infraestructuras del eje ferroviario, especialmente el tramo Sevilla-Marchena (50 kilómetros), sea asumido por el Estado, lo que supone variar el modelo de actuación diseñado y acordado por ambas administraciones y que dejaba en manos autonómicas el ramal Sevilla-Antequera y en manos del Gobierno el Antequera-Granada.

Al tiempo, Cruz señaló que la Junta contempla un acondicionamiento, como “solución provisional y transitoria”, de la línea existente entre Santa Justa-Utrera-Arahal-Marchena y actualmente en servicio, lo que permitiría “rentabilizar a corto plazo las inversiones en marcha y aprovechando a corto plazo las estructuras existentes de acuerdo a la actual situación presupuestaria”. Con ello, este trazado conectaría la plataforma ya “prácticamente concluida” entre Marchena y Antequera con el tramo de vía ya existente entre Utrera y Sevilla.

“Tenemos que rentabilizar en el corto plazo las inversiones que ya están finalizadas y hacerlas más eficaces y las dificultades nos hacen en ese momento optar por esa decisión, pensando en el corto plazo, pero no hemos renunciado a ninguna obra”, dijo, al tiempo que reconoció como “complicada y desfavorable” la actual situación económica. Sobre esta intervención, comentó que al trayecto Sevilla-Antequera se ha dedicado hasta la fecha unos 280 millones de euros (de un presupuesto global de 1.200 millones), con los cuales se ha construido la infraestructura de más de 77 de los 129 kilómetros del tramo.

En el caso de la línea entre Antequera y Granada, que compete a Fomento, los datos aportados por el Administrador de Infraestructura Ferroviaria (Adif) constatan cómo la mayor parte de los 126 kilómetros de recorrido se encuentran ya o en obras o con la actuación contratada. El último paso que se dio fue la licitación a principios del pasado mes de mayo de la ejecución del tramo Quejigares-Variante de Loja (3,1 kilómetros) por 46 millones de euros, siendo el primero de los cuatro tajos que compone la variante de Loja (21,4 kilómetros).

Esta línea está compuesta de 17 tramos, incluida la integración ferroviaria en Granada. De ellos, según los datos de Fomento, once ya están en obras o concluidos, lo que suponen 89,7 kilómetros, que unidos al tramo Loja-Tocón (realizado por la Junta) eleva la longitud avanzada a los 106,5 kilómetros, el 83,5% del total.