Archivos para el tag ‘CO2’

¿Qué contamina más si viajo en…?

Sebastián Sánchez | 11 de julio de 2011 a las 8:34

Raquel Garrido/ Málaga

Si a la hora de desplazarse usted es de los que valoran no sólo el medio de transporte más económico sino también el más respetuoso con el medio ambiente, le interesará saber que la diferencia por ejemplo entre viajar en un avión o en tren para hacer el mismo trayecto puede suponer hasta ocho veces más de emisiones de dióxido de carbono (CO2), el responsable del invernadero, a la atmósfera.

Por ejemplo, cubrir la distancia entre Málaga y Madrid supone una emisión de unos 57,9 kilos de este gas por viajero si se hace en avión, mientras que si se opta por el vehículo privado la cifra baja hasta los 55 kilos. Es decir, ocho y siete veces más, respectivamente, si se compara con los apenas 8,7 kilos de CO2 que emite por persona el tren de alta velocidad AVE para cubrir los más de 500 kilómetros que separan Málaga de la capital de España.

Si los datos de Renfe se extrapolan al resto de los trayectos que el año pasado se realizaron en el país la diferencia es aún más evidente. Según sus cálculos, los trenes AVE y larga distancia evitaron en 2010 la circulación de 3.800.000 automóviles y 20.400 vuelos entre Andalucía y el resto de España. Por ejemplo, la cuota de mercado del AVE respecto al avión entre Málaga y Madrid fue abrumadora, ya que tres de cuatro viajeros usaron el tren en detrimento del medio aéreo.

Y eso se traduce en una disminución de las emisiones contaminantes a la atmósfera que, según Renfe, fueron de 218.000 toneladas de CO2, y un ahorro en el consumo energético de más de 70.000 toneladas equivalentes de petróleo. O, lo que es lo mismo, este ahorro de gases de efecto invernadero equivale a las emisiones eléctricas de los hogares de una población similar a la de toda la provincia de Málaga que supera ya el millón y medio de habitantes.

La importancia de esta aportación de Renfe a la sostenibilidad del sistema de transporte puede observarse más de cerca si se atiende a servicios concretos. Es el caso de servicios en entornos metropolitanos donde la actividad diaria del transporte de viajeros es muy intensa.

Los trenes diarios que Renfe pone en circulación en el núcleo de Cercanías de Málaga evitaron en 2010 cerca de 6 millones de circulaciones de automóviles en toda el área metropolitana, una cifra cercana a la de todas las circulaciones en automóvil realizadas en 10 días la borables en la ciudad de Málaga.

El impacto económico por costes externos del núcleo de Cercanías de Málaga se traduce, por tanto, en un ahorro de 6,9 millones por congestión urbana, 4,7 millones por accidentes 1,8 millones por cambio climático, 1,4 millones por contaminación atmosférica y 0,8 millones por contaminación acústica y por otros efectos urbanos y sobre el paisaje.

Durante 2010, los ahorros ambientales por sustitución de otros modos menos sostenibles en el núcleo de Cercanías Málaga ascendieron a un total de 16.700 toneladas de CO2 y cerca de 5.800 toneladas equivalentes de petróleo. Estas cifras equivalen a las emisiones eléctricas de los hogares de una población del mismo orden de magnitud que la suma de las poblaciones de Antequera y Benalmádena.

En el caso de las relaciones de Media Distancia, destaca la aportación a la sostenibilidaddelos servicios de Alta Velocidad-Media Distancia del corredor Málaga-Sevilla, que durante 2010 evitaron la emisión de 8.500 toneladas de CO2, el consumo de más de 3.000 toneladas equivalentes de petróleo y un ahorro de externalidades de 9,5 millonesde euros.Esta cifra asciende a un total de 40,5 millones de euros para el conjunto de servicios de Media Distancia de Andalucía durante 2010.

El coche eléctrico se ‘descarga’

Sebastián Sánchez | 4 de julio de 2011 a las 10:28

Ángel Recio/ Málaga

Nadie duda de que el coche eléctrico puede ser el futuro, pues evita la emisión masiva de CO2 a la atmósfera y pondría fin a la dictadura del petróleo. Sin embargo, todavía parece estar lejos el día en el que este tipo de vehículos campen a sus anchas. Los empresarios, por lo menos, no
lo tienen claro. Arval –compañía de renting del grupo BNP Paribas– acaba de hacer público su último Barómetro del Vehículo de Empresa, un estudio en el
que se pregunta a 4.500 firmas especializadas de España y Europa, y el coche eléctrico no sale bien parado. Según este informe, solo el 2% de las empresas
españolas afirma que comprará coches eléctricos antes de 2014 mientras que hace apenas un año aseguraban que lo harían el 21% de las compañías. En Europa es el 4%.

¿Qué ha pasado para que se haya producido esa desilusión por esta clase de vehículo? El barómetro esgrime varias razones. La primera es que, según los
empresarios, la oferta actual de coches eléctricos es muy escasa y no atiende las necesidades de las empresas. Las compañías piensan que los vehículos que han salido al mercado están enfocados hacia un consumo meramente
urbano y critican su reducida autonomía. Muchas de las firmas consultadas explican que se podrían plantear la compra de coches eléctricos si pudieran
funcionar sin ser recargados, al menos, durante 300 kilómetros, pero ahora apenas llegan al centenar.

Hay otros dos aspectos que siembran todo tipo de dudas entre los clientes potenciales. El primero es la falta de talleres especializados y, el segundo, la
posible depreciación de los vehículos. ¿Cuánto se devalúa un coche eléctrico? La tecnología es nueva y nadie lo sabe, de forma que las compañías de alquiler de coches tendrían que asumir un riesgo que, en plena
crisis, no apetece a nadie.

Los datos estadísticos confirman el escaso interés de las empresas
por este tipo de transporte. En el primer trimestre del año solo se han matriculado 82 vehículos en toda España y, en todo 2010, apenas fueron 400. El Gobierno preveía que a finales de 2011 hubiera 20.000 vehículos
eléctricos circulando por las calles españolas y 250.000 en 2014. Para lograrlo, el Ejecutivo aprobó en mayo conceder una subvención de 6.000 euros por vehículo matriculado con un importe máximo de 72 millones
de euros. Ese objetivo parece, a día de hoy, inalcanzable.

Pese a los números oficiales, la idea de potenciar los coches eléctricos sigue en la calle y está habiendo iniciativas importantes. Enel y Endesa aseguraron la pasada semana en un foro sobre sostenibilidad en Sevilla que el vehículo eléctrico es estratégico. “Según las previsiones que circulan por el sector, uno de cada cinco vehículos que se comercialice en España en los próximos
cinco años será enchufable y eso supondrá la comercialización de cerca de 900.000 vehículos eléctricos hasta el año 2015”, explicó Pedro Méndez,
director de relaciones institucionales de Endesa en Andalucía y Extremadura.

Si se miran los resultados del barómetro todo apunta a que esa estimación
no se va a cumplir en el corto y medio plazo. En cualquier caso, esas dudas
no están frenando la apuesta que Endesa está haciendo por esta tecnología y que tiene a Málaga como protagonista con proyectos como el Smartcity –una
iniciativa que busca reducir el consumo energético que se está llevando a cabo en el barrio de La Misericordia de forma pionera en España– o el Zem 2 All, un proyecto hispano-japonés de más de 50 millones de euros que traerá a Málaga 200 vehículos eléctricos entre 2011 y 2012 para probarlos y ver cómo funciona la red eléctrica. Se pondrán 220 puntos de recarga lenta y 16 de carga rápida.

El hotel Suite Novotel de la capital malagueña también se ha sumado a la defensa del coche eléctrico y ha instalado dos puntos de recarga en sus instalaciones. Para fomentar su uso, el hotel ofrece la posibilidad de utilizar estos coches a los clientes que se alojan más de cuatro noches.