Archivos para el tag ‘Estación Centro-Alameda’

Más de 10 millones de viajeros en tren en Málaga al año

Sebastián Sánchez | 13 de junio de 2011 a las 11:22

El tren sigue ganando adeptos. A pesar de la evidente merma que trae consigo la crisis económica, que provoca un efecto de retraimiento en el número de movimientos de los ciudadanos, el ferrocarril fue capaz de mover más de diez millones de pasajeros con Málaga como punto de origen o destino. Un dato, que dado el escenario presente, no es baladí, por cuanto se han observado leves incrementos en los dos recorridos del Cercanías y los trenes de media distancia que conectan con Córdoba y Sevilla, mientras que el AVE a Madrid ha caído ligeramente.

La gran referencia de este medio de transporte sostenible sigue siendo la Alta Velocidad, que ha desplazado en los tres años desde que entró en servicio (allá por el 23 de diciembre de 2007) a 5.787.000 usuarios entre Málaga y Madrid y viceversa, según los datos oficiales de Renfe. De ellos, casi 1,8 millones se corresponden con la pasada anualidad, lo que supuso, una resta de unos 300.000 pasajeros respecto al primer aniversario del ramal.

Un dato que tiene mucho que ver con el perfil de viajero que emplea esta herramienta como medio de desplazamiento, muy vinculado a la gente de negocios y empresarios, sector afectado por la mala situación económica, así como al sector turístico. Muestra de esto último es que los meses en los que más pasajeros se contabilizaron fueron julio, mayo y agosto. No obstante, los conteos de la primera parte del año 2011 constatan cómo la situación tiende a mejorar. Sobre ello, el director general de Viajeros de Renfe, Enrique Urkijo, ya apuntó a finales del pasado mes de mayo cómo a fecha de abril se observaba un ligero aumento respecto al mismo periodo de 2010, con un total de 563.000 pasajeros.

El escenario es más pujante en el caso de las conexiones con Barcelona, puesto que en los primeros cuatro meses de este ejercicio se ha disparado la cifra de pasajeros, que ha pasado de 60.800 en 2010 a 100.500, algo motivado por el aumento de circulaciones puesta en marcha meses atrás. Pero el grueso del movimiento en ferrocarril en la provincia sigue siendo el Cercanías y, en especial, el ramal entre la capital de la Costa del Sol y Fuengirola. Urkijo subrayó cómo el núcleo completo (es decir, incluyendo la línea Málaga-Álora) ha disparado su uso entre enero y abril en un 8,5%, con algo más de 2,7 millones de usuarios. El año pasado cerró con 8,2 millones de pasajeros.

No obstante, las mejoras introducidas por Renfe tanto en el ramal del Guadalhorce, con la prolongación de su recorrido hasta la estación Centro-Alameda, en la calle Cuarteles, como el aumento de frecuencias en la C1 (Málaga-Fuengirola) desde principios de septiembre hace que sea más que previsible que el actual año acabe con incrementos muy superiores.

La medida que se pondrá en marcha tras verano permitirá a los usuarios tomar un tren cada 20 minutos entre Málaga y Fuengirola, lo que supone una reducción de 10 minutos respecto al cronograma actual. Ello trae consigo un aumento considerable de circulaciones, al punto de que la compañía ferroviaria ofertará desde el 11 de septiembre hasta 114.000 plazas más a la semana, con 52 circulaciones por sentido cada día. La tercera pieza del mapa ferroviario de la provincia son los Avant que unen la capital de la Costa del Sol con Córdoba y Sevilla. Las cifras vinculadas a estos trayectos son muy inferiores a las de sus otros hermanos, puesto que en 2010 movieron poco más de 350.000 usuarios, según los datos de Renfe. Así, del algo más de un millón de personas que usaron estas plataformas en la región, un 22% lo hicieron para viajar desde Málaga hasta Córdoba y otro 11%, entre Málaga y Sevilla. El resto de usuarios se desplazó entre la ciudad cordobesa y la capital hispalense.

Sin embargo, esta situación variará de forma sustancial en unos años, cuando entre en explotación el conocido como eje ferroviario transversal, que posibilitará, por ejemplo, la conexión vía línea de alta velocidad entre Málaga y Sevilla en unos 55 minutos, lo que supondrá una reducción de una hora sobre el tiempo actual. La previsión de la Junta de Andalucía, administración a la que compete la ejecución de este trazado, es que sea un ramal que mueva del orden de 14 millones de usuarios al año.