Archivos para el tag ‘Granada’

El AVE, una ciudad en movimiento

Sebastián Sánchez | 27 de junio de 2011 a las 11:45

Pablo Bujalance/ Málaga

Dos chicos de entre 10 y 12 años suben al AVE en clase business. Llegan solos a la Estación María Zambrano. Arrastran desde el taxi equipajes voluminosos que el personal que ya los esperaba en el mismo acceso al tren coloca en las áreas habilitadas para tal efecto. Pero antes de sentarse extraen de sus maletas todo lo necesario para distraerse durante las cuatro horas de viaje: Ipods, teléfonos móviles y hasta un ordenador portátil. La azafata que se hará cargo de ellos durante el viaje les dice que la película les va a gustar, seguro, y ellos lo celebran con sonrisas para despistar el sueño. El curso ha terminado, y lo ha hecho con buenas notas para estos dos hermanos que viajan a Zaragoza. Allí se reencontrarán con su madre, que trabaja en la ciudad aragonesa desde hace años. Van a pasar junto a ella las vacaciones de verano. Antes, explican, alguien tenía que acompañarles o esperarles en Madrid para el transbordo. Ahora han crecido y el AVE lo ha hecho con ellos, mediante trayectos directos en dirección a Barcelona. Así que se bastan solos.
Se trata sólo de un ejemplo que permite comprender hasta qué punto el AVE ha articulado ya buena parte del territorio nacional desde Málaga. Pero no sólo para los malagueños: toda la sección oriental de Andalucía se beneficia de la posibilidad de llegar en pocas horas desde la Estación María Zambrano a destinos que antes requerían mucha más paciencia y no pocos hospedajes. Así, una empresaria almeriense se dirige a Barcelona para supervisar personalmente la compra de cien camisetas oficiales del Barça que serán distribuidas entre diversas peñas blaugranas de su provincia. “Antes esto no merecía la pena económicamente, pero ahora nos podemos llegar a ahorrar muchos disgustos sólo con un billete de tren”, explica. Tres directivos de Granada, Málaga y Almería de una importante multinacional de telecomunicaciones preparan con sus power points la reunión que celebrarán también en Barcelona esa misma tarde con una importante delegación procedente de China. Y un técnico informático que se incorpora al día siguiente en una institución sanitaria zaragozana como nuevo empleado gestiona desde el tren el alquiler de un piso y una plaza de guardería para el hijo que en un par de semanas se encontrará con su él en la ciudad del Pilar.
Pero el AVE no es sólo un almacén de viajeros que se desplaza a 300 kilómetros por hora. También es una ciudad en sí mismo, con sus plazas, sus calles, sus lugares de encuentro, sus rincones para la discreción y sus liturgias rutinarias. Aunque en la clase business sirven el desayuno, merece la pena visitar la cafetería, donde lo más probable es que se termine charlando con algún otro viajero sobre el paisaje o las noticias de la prensa. Tras la última parada en Ciudad Real, el paisaje se llena de lagunas pero también de extensiones áridas y yermas. Éstas se harán protagonistas después, ya en Aragón. Apoyados en la misma barra mientras piden un café, dos amigos de la infancia que no se veían desde hacía décadas se reconocen y celebran la sorpresa con abrazos y risas. “Yo voy a Barcelona”, “yo me quedo en Zaragoza”, “pero ¿qué es de tu vida?”, “pues ya ves, me casé y tengo dos hijos, voy a cerrar una venta, a ver si hay suerte”. Las bandejas plegables de los asientos sirven a más de uno de improvisada almohada para echar un sueñecito. Y la ciudad móvil avanza segura de que el camino es el destino.

Los interrogantes de los ‘nuevos’ AVE

Sebastián Sánchez | 16 de junio de 2011 a las 9:46

Acostumbrada a los parabienes de la alta velocidad ferroviaria, la provincia de Málaga mira ya en el horizonte del medio y largo plazo el momento en que las intervenciones que tienen en marcha la Junta de Andalucía y el Ministerio de Fomento para acortar las distancias con Sevilla y Granada sea una realidad. A día de hoy, las dos administraciones eluden marcar en el calendario una fecha aproximada para la puesta en servicio del eje ferroviario transversal entre Antequera y las dos ciudades andaluzas y que una vez culminado posibilitará, por ejemplo, ir desde la capital de la Costa del Sol hasta la ciudad hispalense en apenas 55 minutos, una hora menos que en el momento actual, mientras que hacerlo a Granada durará unos 50 minutos.

Las máquinas trabajan desde hace varios años en la ejecución de ambos trazados, aunque el ritmo de la tarea se ha visto marcado por la crisis económica y las dudas que la misma genera en el desarrollo de las inversiones. Muestra de ello es que los dos primeros tajos de la línea entre Sevilla y Antequera fueron reprogramados el pasado ejercicio con un plazo de desbloqueo de entre seis y ocho meses, sin que a día de hoy se hayan iniciado los trabajos. En el caso del ramal a la ciudad de la Alhambra, la gran duda se mantiene en torno a la parte final del recorrido, que posibilitará la llegada del AVE a una nueva estación, con la firma de Rafael Moneo.

En cualquier caso, y a la espera de que se solventen estos interrogantes, los nuevos enlaces ferroviarios siguen dando pasos. La consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Josefina Cruz, protagonizó ayer una comparecencia en el Parlamento Andaluz en la que ofreció importantes novedades sobre el proyecto entre Antequera y Sevilla.

La titular del departamento autonómico informó de que ha planteado al Gobierno la posibilidad de integrar esta línea de alta velocidad en la red estatal, al objeto de que la construcción de las infraestructuras del eje ferroviario, especialmente el tramo Sevilla-Marchena (50 kilómetros), sea asumido por el Estado, lo que supone variar el modelo de actuación diseñado y acordado por ambas administraciones y que dejaba en manos autonómicas el ramal Sevilla-Antequera y en manos del Gobierno el Antequera-Granada.

Al tiempo, Cruz señaló que la Junta contempla un acondicionamiento, como “solución provisional y transitoria”, de la línea existente entre Santa Justa-Utrera-Arahal-Marchena y actualmente en servicio, lo que permitiría “rentabilizar a corto plazo las inversiones en marcha y aprovechando a corto plazo las estructuras existentes de acuerdo a la actual situación presupuestaria”. Con ello, este trazado conectaría la plataforma ya “prácticamente concluida” entre Marchena y Antequera con el tramo de vía ya existente entre Utrera y Sevilla.

“Tenemos que rentabilizar en el corto plazo las inversiones que ya están finalizadas y hacerlas más eficaces y las dificultades nos hacen en ese momento optar por esa decisión, pensando en el corto plazo, pero no hemos renunciado a ninguna obra”, dijo, al tiempo que reconoció como “complicada y desfavorable” la actual situación económica. Sobre esta intervención, comentó que al trayecto Sevilla-Antequera se ha dedicado hasta la fecha unos 280 millones de euros (de un presupuesto global de 1.200 millones), con los cuales se ha construido la infraestructura de más de 77 de los 129 kilómetros del tramo.

En el caso de la línea entre Antequera y Granada, que compete a Fomento, los datos aportados por el Administrador de Infraestructura Ferroviaria (Adif) constatan cómo la mayor parte de los 126 kilómetros de recorrido se encuentran ya o en obras o con la actuación contratada. El último paso que se dio fue la licitación a principios del pasado mes de mayo de la ejecución del tramo Quejigares-Variante de Loja (3,1 kilómetros) por 46 millones de euros, siendo el primero de los cuatro tajos que compone la variante de Loja (21,4 kilómetros).

Esta línea está compuesta de 17 tramos, incluida la integración ferroviaria en Granada. De ellos, según los datos de Fomento, once ya están en obras o concluidos, lo que suponen 89,7 kilómetros, que unidos al tramo Loja-Tocón (realizado por la Junta) eleva la longitud avanzada a los 106,5 kilómetros, el 83,5% del total.