Más sobre «nazarenas»

José Antonio Martín Pereira | 17 de febrero de 2011 a las 15:35

Ríos de tinta ha venido difundiendo los más inverosímiles detalles entorno a un tema que bien debiéramos dejar reposar hasta interiorizarlo y asentarlo dentro de los parámetros de la normalidad. Desde las primeras noticias, los hubo empeñados en alimentar el morbo con infundidas conjeturas orientadas a sobrepasar el valor real de una decisión ajustada al navegar de los tiempos. Ahora cada cual tiene que ser consecuente de sus actos (máxime si se poseen responsabilidades), manteniendo la habilidad para solventar correctamente las dudas que aún rodean a una resolución proclamada a los cuatro vientos, pero con evidentes cabos por atar.

Y es que las interpretaciones a la norma están siendo, simplemente, las que se deducen de la misma. Cierto es que los hay (y seguirá habiendo) interesados en tomar protagonismo, con supuestos que rozan la incongruencia, no obstante es el propio reglamento el que da pie a una amplia gama de exegesis, algunas verdaderamente preocupantes. Precisamente en función a esto, resulta difícil entender las declaraciones del Delegado Episcopal para Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis, Isacio Siguero, en las que admite que la polémica generada por el reciente Decreto emitido por el Arzobispo, Monseñor Asenjo, acerca de la plena igualdad de derechos en las Hermandades «no es real y es innecesaria». Craso error a la vista del revuelo.

Porque la controversia ha existido y seguirá vigente, ya que la ambigüedad de los términos que dan vida al Decreto así lo pone de manifiesto. Siguero, que aboga porque el Decreto «no dé lugar a más conflictos», reconoció que su repercusión ha sido «inesperada y excesiva» y mostró el deseo de Palacio de que «se considere con serenidad y tranquilidad». Claro que eso pasa, no cabe duda, porque se aclaren hipotéticas realidades antes de que la ilógica aplaste definitivamente a la singularidad de una celebración, la Semana Santa de Sevilla, zarandeada en desmán a base de reformas.

quintaangustiasalida2010