Periodo electoral

José Antonio Martín Pereira | 20 de mayo de 2011 a las 16:01

No se asuste con el entrante, no les voy a soltar un demagógico discurso dedicado al próximo domingo, día en el que como saben estamos llamados a las urnas para ejercer nuestro derecho al voto, poniendo dicho sea de paso el punto y final a una campaña que cansa al mismo nivel que aburre. De éso estamos bien servidos, así que respiren tranquilos.

La cuestión, eso sí, versa entorno a relacionar brevemente el período electoral en el que nos hallamos inmersos con el paralelo trazado por las Hermandades de Penitencia sevillanas. Resulta cuánto menos curioso, pero hasta cuatro corporaciones (puede que alguna me quede en el tintero) tienen prevista la convocatoria de elecciones durante el próximo mes de junio. Y mire usted que Monseñor Asenjo lo dejaba bien claro allá por finales del mes de febrero, dejando muestras de su escaso convencimiento entorno a la presencia de varias candidaturas en los procesos electorales de las hermandades, utopía ciertamente interesante si alguna vez consiguiera elevarse a la práctica.

En orden cronológico, los hermanos de La Carretería serán los primeros en elegir nueva junta de gobierno. Dos serán las alternativas, encabezadas por José Manuel León Asuero y Félix Mezquita Gayango respectivamente, para los poco más de mil hermanos con derecho a voto en la Corporación del Arenal. La cita tendrá lugar el día 7 de junio. Posteriormente será el turno de los cofrades del Polígono San Pablo, citados el día 16 del mismo mes, para votar la idoneidad de la candidatura encabezada por Miguel Ángel Campos Marino, única que concurre al proceso. Tres días más tarde, concretamente el 19 de junio, corresponderá a los hermanos de La Sed decidir entorno a la reelección de la lista abanderada por Francisco Javier Escudero Morales. Por último, y a las puertas del nuevo mes, en la fecha del 27 de junio, Ramón Escudero Espín y Lucas Maireles Vela encabezan las dos candidaturas orientadas a regir los destinos de la Hermandad del Valle durante los años venideros.

Como ven, el funcionamiento de las hermandades, al menos en la teoría, gira entorno a los cauces trazados por la democracia. Cosa distinta es la realidad, pero ése es otro tema.

Los comentarios están cerrados.