El deplorable estado de San Luis

José Antonio Martín Pereira | 29 de junio de 2011 a las 11:49

Algo parecido a esto, si no cambian las cosas repentinamente, es lo que usted se encontrará si acudie o simplemente pasa por la Iglesia de San Luis de los Franceses, maravilloso ejemplo de arquitectura barroca del siglo XVIII (ubicado en la calle San Luis, 37) que diseñara el arquitecto Leonardo de Figueroa. Levantado entre 1699 y 1730, está catalogado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento desde 1946, aunque el estado de su fachada dictamine lo contrario.

Titularidad de la Diputación Provincial de Sevilla, ya fue sometida a un proceso de restauración entre los años 1984 y 1990. Dato a tener en cuenta es que en ella no se realiza ningún tipo de culto religioso, sino que es utilizada fundamentalmente para exposiciones, conciertos y representaciones teatrales.

La razón a tan mala impresión se halla en las labores de rehabilitación que se llevan a cabo desde 2009 (y se prevé concluyan en julio de 2012), dirigidas por el arquitecto Fernando Mendoza, premio Nacional de Restauración. La actuación contempla la revisión total del edificio, incluyendo la iglesia, la Capilla Doméstica y su retablo, la carpintería mudéjar del conjunto y la cripta, así como cubiertas, cerramientos y carpinterías para garantizar su conservación. Asimismo, se estima va a permitir un uso más completo del edificio poniendo en valor espacios significativos como la cripta, la “logia” y la sacristía. En esta línea, el proyecto argumentaba dotar de servicios higiénicos al edificio para facilitar su utilización, del mismo modo autonomía técnica para que deje de depender del antiguo noviciado, modernizando las instalaciones, sustituyendo la instalación eléctrica e instalando megafonía y equipos de detección y prevención de incendios. Por otra parte, debería estar llevándose a cabo otra restauración de los bienes muebles, en la que  la Junta de Andalucía estará aportando las cantidades económicas. Esta rehabilitación se encargará de las pinturas, imágenes y todo a lo que elementos muebles se refiere.

En cuanto a los costes, la Diputación aporta 1.745.000 euros, y el Ministerio de Fomento, mediante el V Acuerdo de Colaboración entre los Ministerios de Fomento y Cultura para la actuación conjunta en el Patrimonio Histórico Español, los 1.400.000 euros restantes.

Al menos queda la esperanza de observar que no es un caso similar al de la Iglesia de Santa Catalina…

Youtube. Usuario: “Manufacturas”