San Judas Tadeo, abogado de Sevilla

José Antonio Martín Pereira | 28 de octubre de 2011 a las 9:04

En el día de hoy el calendario santoral rinde culto a San Judas Tadeo, reconocido por la Santa Iglesia Católica como abogado de los casos difíciles y desesperados. Sin lugar a dudas, uno de los santos más populares merced a los numerosos favores celestiales que consigue a sus fieles que le rezan con fe, todo ello pese a que, como versa en su oración, a menudo su nombre fue objeto de confusión con el del traidor (Judas Iscariote). Han sido precisamente sus reconocidas intercesiones ante Dios las que le han otorgado una devoción prácticamente universal, con mayor significancia en Alemania, Italia, América Latina y por supuesto España.

En relación a sus ayudas también citar que Santa Brígida cuenta en sus Revelaciones que Nuestro Señor le recomendó que cuando deseara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de San Judas Tadeo. Muestras de su gracia divina se deducen igualmente de su propio nombre, ya que Judas es una palabra hebrea que significa “alabanzas sean dadas a Dios”, y Tadeo quiere decir “valiente para proclamar su fe”.

Y es la ciudad de Sevilla un enclave especial en el recaudo de la fe en el Santo que hoy es protagonista. Ocurre en la calle Alfonso XII, concretamente en la Parroquia de San Antonio Abad, sede corporativa de la Hermandad de El Silencio. Allí el trasiego de fieles es constante, en horario de mañana o tarde, llueva o ventee, sea cual sea la estación del año. El lugar donde nunca falta un ramo de flores y donde el rimero de velas de promesa es una constante. Cientos de historias particulares con nombre propio, sin un patrón preconcebido, a diario acuden a verter sus preocupaciones sobre la voluntad de una Imagen de reducidísimas proporciones y a su vez enormemente milagrosa, máxime en tiempos en los que la incertidumbre económica se ha apoderado de muchos hogares.

Cuenta la leyenda no escrita en los archivos de la Sevilla más tradicional, que quien desee que San Judas Tadeo le conceda aquello que anhela debe rezar durante nueve días su oración, acompañada de tres Padre Nuestros, tres Ave Marías y tres Glorias. Hay quien realiza la oración a diario frente al Santo, o quien por cualquier otra razón suele acudir con menos frecuencia. Visto el panorama, esperemos que no sufra exceso de trabajo y pueda atendernos a todos.

  • Antonio Borrego

    Si es cierto lo que dices en tu articulo hermano jose Antonio, y yo puedo dar testimonio de que San judas Tadeo de San Antonio Abad, escucha y lleva a Nuestro señor todas las plegarias, en incontables numero de veces me ha ayudado en temas en los que mi mano no puede obrar por si misma y no tengo manos a mi alcance que me puedan ayudar, el siempre ha tomado mi plegaria y se la ha llevado a Dios y el problema se ha resuelto sin explicacion, sin posibilidad de nada coherente el entendimiento humano, no he buscado nunca explicacion, he corrido ha darle las gracias!!!

  • […] empleo como factor fundamental a mejorar, el número de fieles que encomiendan parte de su suerte a San Judas Tadeo, reconocido por la Santa Iglesia Católica como abogado de los casos difíciles y desesperados, […]