¿Quién gana?

José Antonio Martín Pereira | 14 de noviembre de 2011 a las 10:18

El tema se ha convertido en el topicazo de los últimos dos meses. Un pulso sin dirección, en el que las diferentes fuerzas tiran a uno u otro lado indistintamente según las fluctuaciones de la corriente. De este modo, y bajo el desacertado apelativo de “indignados”, día sí y día también sucesivas lecturas sobrevuelan entorno a una cuestión que se está enquistando más de lo que en sus primeras manifestaciones los protagonistas hubieran imaginado.

La razón no es otra que las muestras latentes de desacuerdo entre cierto grupo de los hermanos mayores de penitencia y la junta superior del Consejo de Cofradías, dado el cúmulo de desaciertos en la gestión de un organismo el cual ya se sabe, pervive los últimos cuatro años anclado en las formas. La cosa, al menos de momento, no tiene visos de arreglo, si bien las intenciones de hacerlo contrastan mucho con el procedimiento de solución lógico.

A todo esto, a la palestra no dejan de sacudirse nombres, unos tirando del carro de la irritación y otros que suben o bajan según las vueltas del mismo, argumento que exhibe el titubeo en cuanto a si la veracidad de las pretensiones aparece o no alejada de los intereses personales. A tenor de la maraña pues cuesta localizar el ansiado término medio, si es que existiera, que beneficiaría a las diferentes posturas, hecho que al menos a corto plazo no llegará a producirse. La duda, la verdadera incertidumbre que desprende un asunto más cargado de variables de lo que a simple vista se denota, pasa por conocer si realmente tales muestras de malestar generalizado llegarán a buen puerto, o perecerán en su trayecto fruto de su propia falta de unión.

Por el momento, ¿quién gana? Desde luego las cofradías y la Semana Santa de Sevilla no…