El Muñidor » Archivo » Salir a la periferia

Salir a la periferia

José Antonio Martín Pereira | 24 de octubre de 2021 a las 10:49

El control de la pandemia se hace patente en el creciente número de actos y cultos externos que comienzan a poblar el calendario cofradiero. Se palpan ansias por recuperar el tiempo perdido, tanto que podemos pecar (cosa fácil después de lo que llevamos pasado) de poner el foco en el lugar incorrecto, hasta el punto de que sacar un paso a la calle nos puede llevar a rozar incluso lo vano.

En este sentido, si algo está poniendo de manifiesto el Gran Poder con el traslado del Señor y de la vida y actividad de la Hermandad hasta Tres Barrios, es la necesidad, y yo me atrevería a decir que casi la obligación, de que las cofradías tomen una responsabilidad mayor y, demostrando altura de miras, salgan a la periferia con intención de hacer visible a “los olvidados”, y de paso expongan públicamente toda esa labor silente que realizan en favor de los más necesitados a lo largo del año. Lo extraordinario debería parecerse en gran medida a lo que estamos viviendo durante estos días, y eso es algo que requiere de la implicación y el trabajo de todos los que nos sentimos parte de nuestras cofradías.

Dicho esto, tal vez no sea suficiente visitar la Catedral para celebrar un pontifical o limitarse al culto circunscrito al calor del barrio, quizás debamos utilizar los mayores baluartes de la fe con los que contamos, las Sagradas Imágenes, para presentarnos en aquellos lugares donde otros, incluidas las propias administraciones, no se atreven, demostrando de esta manera al mundo por qué la Iglesia y sus cofradías son importantes para la sociedad actual. Es momento, por tanto, para el peregrinar de las grandes devociones allí donde sea necesario, sin tapujos, pregonando nuestra Verdad, el Evangelio. El Gran Poder nos ha marcado el camino, sigámoslo.

Gran PoderFoto: Mariano Ruesga Osuna / Artesacro

 

Los comentarios están cerrados.