La pasividad

José Antonio Martín Pereira | 10 de enero de 2016 a las 10:58

Con sus Majestades de regreso a Oriente (ya deben andar cerca) la Navidad, vulgo solsticio de invierno, deja paso a un cambio repentino de hábito en la ciudad. Pese a la polémica que rodeó al colofón de las fiestas a lo largo y ancho del país, hasta con reinas magas en cabalgatas republicanas, la memoria sevillana es corta y el período de transición que conduce a la Cuaresma es nulo. Aquí irremediablemente detrás del (sevillista) Rey Baltasar está la borriquita preguntando si puede subir ya al paso (dicho en honor al conocido montaje que puebla las redes sociales en estos días).

No queda entonces espacio para el tiempo litúrgico que nos acoge, porque la ausencia de filtros por parte del sector cofradiero local se empeña en estirar el invento para que ocupe el máximo espacio temporal posible. Digamos que falta lugar para saborear el presente (ya hay quien utiliza el término pre-Cuaresma), y para encumbrar el valor con el que los católicos debemos afrontar la preparación desde la Epifanía hasta el inicio de la cuarentena que nos conducirá a la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor. Quizás el ninguneo con el que parte del panorama político afronta aquello referente a las tradiciones cristianas en nuestro país no sea producto de la casualidad, sino más bien se resume en una estrategia oportunista que parte de la pasividad con la que desde el propio seno de la iglesia, la que conformamos todos (cofradías y cofrades por supuesto incluidos), afrontamos el día a día. No estaría de más hacérnoslo mirar como propósito para el nuevo año, antes de vernos obligados a lamentar males mayores.

Una estampa para 2015

José Antonio Martín Pereira | 31 de diciembre de 2015 a las 8:44

El epílogo de 2015 concluye inexorablemente dejando atrás una sucesión de días, vivencias, sentimientos, acciones y, como no, de imágenes para el recuerdo. Condensar la amplitud de doce largos meses en una conjunción de píxeles resulta una tarea altamente compleja, básicamente porque distintos serán siempre los prismas con los que se obtengan los reflejos. No obstante, el ejercicio de la fe en Sevilla deja una estampa que no por repetida resta ni un ápice de su valor cada vez que se produce. Son los rezos anónimos que se suceden ante San Judas Tadeo en el patio interior que da acceso al templo de San Antonio Abad los que desarticulan incluso las propias raíces del credo, y los que ponen en clara evidencia el encuentro entre lo más profundamente humano y lo divino.

Sam Judas Tadeo

2015: de la visita del Rey, al acuerdo in extremis

José Antonio Martín Pereira | 28 de diciembre de 2015 a las 12:42

A poco de que 2015 quede relegado a los libros de Historia, desde los diferentes ámbitos de la sociedad surgen numerosos análisis y balances. En lo que a las cofradías en Sevilla respecta, como en cualquier otro escenario, sintetizar lo más destacado no es tarea sencilla. He aquí una muestra de algunos de los temas que más dieron que hablar.

La Semana Santa de 2015

La de 2015, amén de por la visita de S. M. el Rey Felipe VI, quedará en los anales por haber sido la tercera Semana Santa en lo que va de siglo en la que la lluvia no hizo acto de presencia, tal como sucediera en las de 2001 y 2009. Dominaron las altas temperaturas, y las calles fueron tomadas una gran marea de público, y de sillitas portátiles (pese a las “recomendaciones” para limitarlas en ciertos emplazamientos). Fue también una Semana Santa de retrasos en la que el caos acontecido en la Madrugá, avivado por la extrema sensación de inseguridad ciudadana, significó la punta de un iceberg a la deriva.

La visita de S. M. el Rey Felipe VI

No obstante la Semana Santa de 2015 será especialmente recordada por la visita de Su Majestad Felipe VI, el cual aprovechó su estancia en la ciudad durante la jornada del pasado Lunes Santo con motivo del 75 aniversario de la empresa Persán para contemplar el discurrir de algunas cofradías que hacían estación de penitencia en la citada jornada.

Acompañado por la presidenta de la Junta de Andalucía (en funciones por aquel entonces), Susana Díaz y el otrora alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, Don Felipe contempló el paso de la Hermandad de Santa Genoveva desde el balcón de la sede que la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Andalucía que tiene en la Plaza de España, e incluso realizó una llamada al paso de palio de la Virgen de las Mercedes. Posteriormente se trasladó a la plaza de la Campana para observar el discurrir de la primera mitad de un Lunes Santo marcado para el recuerdo.

La Canonización de Madre María de la Purísima

Ocurrió el pasado 18 de octubre. La que fuera durante 22 años superiora general de la Compañía de las Hermanas de la Cruz alcanzaba la santidad sólo 11 años después de comenzar la causa para proceder a su elevación a los altares y 17 después de su muerte, en lo que los expertos determinaron como un proceso más ágil del que suele requerir la Iglesia católica. El papa Francisco presidió la ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano ante una nutrida presencia de españoles, entre ellos unos aproximadamente 1.200 sevillanos.

Ya en Sevilla, los días 28, 29 y 30 de octubre tuvo lugar en la Catedral el triduo en honor de Santa María de la Purísima, y el día 31 la misa solemne de acción de gracias presidida por el arzobispo hispalense.

La Hiniesta, 450 aniversario

La Virgen de la Hiniesta se reencontró con las calles de Sevilla en la tarde del sábado 23 de octubre en procesión extraordinaria bajo palio, como culmen a la celebración de los 450 años de la fundación de la hermandad de penitencia. Previamente, a las 10.00 horas, el arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo había presidido en la sede canónica de San Julián la misa estacional conmemorativa de este aniversario.

El acuerdo entre las hermandades de la Madrugá

Prácticamente sobre la bocina (el plazo dado por el Consejo de Cofradías para poner en marcha su Plan Nieto se cumplía el próximo día 31), los hermanos mayores de las seis hermandades que componen la nómina de la Madrugá certificaban un acuerdo en el que finalmente no habrá cambios ni permutas entre las distintas cofradías. La propuesta, que se dará a conocer este miércoles al Consejo, será sólo por un año, y contiene como elemento esencial la vía libre a la Esperanza de Triana para que pueda llegar a la Carrera Oficial sin tener delante al Calvario y evitar así el cruce conflictivo con el Gran Poder en la confluencia de la calle Zaragoza con San Pablo.

IMG_20150403_060555-540x303

¡La espera ha terminado!

José Antonio Martín Pereira | 24 de diciembre de 2015 a las 10:32

La espera de la acción divina ha terminado, hoy el final del Adviento abre de par en par las puertas a la llegada de la Navidad. Una Navidad, eso sí, mutilada por la ausencia de valores que caracterizan a la sociedad de la que formamos parte. En este sentido los símbolos religiosos que hacen honor al Nacimiento de Jesús son altamente cuestionados, incluso erradicados en algunos puntos significativos del país como alimento de una clase política que utiliza el ataque a la religión católica como argumento para sembrar el caldo de cultivo del odio extremo. La cuestión aquí es que ni los propios católicos alzamos la voz, y ésa es precisamente nuestra condena.

Por esta razón, y aunque ahora lo políticamente correcto sea obviar cualquier referencia cristiana, no debemos ceder nosotros a la corriente negacionista de la Navidad, aquella que pretende vaciar de contenido religioso estos días santos, convirtiéndolos en las vacaciones blancas, en la celebración del solsticio de invierno y, especialmente, en las fiestas del consumismo y el derroche.

Así las cosas, no estaría de más que, como creyentes, reservemos unos minutos a plantearnos qué se celebra en Navidad, o cuál es el auténtico mensaje que Dios nos envía con la llegada de su Hijo al mundo. La Navidad es la celebración del Nacimiento de Jesús, es el cumpleaños de Jesús. Curiosamente en los cumpleaños, los regalos son para el festejado, pero éste es el único cumpleaños en el mundo, en donde la mayoría se acuerdan de todo y de todos menos del festejado.

De este modo, y rodeados del espíritu de las buenas intenciones que a menudo esconde su naturaleza durante el resto del año, algo grande está a punto de suceder y los católicos estamos en la obligación moral de dar buena cuenta de ello, evitando caer en la simpleza a la que tan magnífico hecho ha sido relegado. Esta noche nacerá el Mesías, el Salvador, el Hijo de Dios, y toda la humanidad será testigo.

La Adoración de los Magos
La Adoración de los Magos (Rubens, 1609). Museo del Prado, Madrid

 

Más que un Belén

José Antonio Martín Pereira | 2 de diciembre de 2015 a las 10:59

El Puente de la Constitución, o de la Inmaculada, da pie entre otras cosas para que la Navidad de la que los comercios y la publicidad hacen gala en las últimas semanas se asiente definitivamente en lo cotidiano de los ciudadanos.

En Sevilla, pese a quien le pese, de las raíces emana un acervo de representaciones que dotan de singularidad a la celebración de la fiesta, son sus populares belenes. Los hay de toda índole, más o menos curiosos en su concepción, pero todos válidos en lo que al estímulo de la fe se refiere.

Uno de ellos precisamente es el conocido Belén de la Solidaridad, un original Nacimiento de estilo sevillano que instalan personas trasplantadas en el Convento de Santa Rosalía (calle Cardenal Spínola nº 8 ) bajo el lema “Un trasplante es otro nacimiento”, y que este año celebra su decimocuarta edición.

En ésta ocasión concretamente se recrea el Nacimiento alrededor de los tres edificios que fueron derribados en la Plaza del Duque, durante los años 60, para construir en su lugar un centro comercial. Los visitantes disfrutarán de este particular Belén que, además, pretende sensibilizar a los sevillanos sobre la conservación de su patrimonio histórico.

De este modo se han reproducido fielmente el Palacio del Marqués de Palomares, que tras su venta se convirtió en “Almacenes El Duque”, el espectacular Palacio de Sánchez-Dalp, construido a principios del Siglo XX, y el Colegio Alfonso X el Sabio.

Rafael Álvarez, trasplantado de hígado, es el Maestro Belenista que ha dirigido al equipo técnico de 30 personas trasplantadas que han construido, a escala y con todo lujo de detalles, las excepcionales maquetas.

Para este período de Navidad, la organización espera superar las 55.000 visitas de las ediciones anteriores. Asimismo informan que los niños recibirán caramelos y globos, mientras que los adultos podrán solicitar información o Tarjetas de Donantes a las personas trasplantadas, siempre presentes en el Belén.

Belén de la Solidaridad
Entrada gratuita.
Abierto desde el 8 de Diciembre al 5 de Enero.
Horarios de visita: de 11h a 14h y de 17h a 20.30h.
Cerrado el 25 de Diciembre y el 1 de Enero.
Más información en www.belendelasolidaridad.es

Tiempo de espera

José Antonio Martín Pereira | 29 de noviembre de 2015 a las 11:34

La preparación para la Navidad llega de la mano del primer período del año litúrgico, el Adviento (del latín: Adventus Redemptoris, “venida del Redentor”). Para los teólogos, el tiempo litúrgico del Adviento es, pues, aquel que conforma la espera de la acción divina, la espera del gesto de Dios que viene hacia nosotros y que reclama nuestra acogida con fe y amor. Por ello insisten en que el desarrollo de este tiempo no es sólo el aguarde de un acontecimiento, sino más bien la espera de una persona. Así, el acontecimiento aguardado es esa intervención de Dios en la historia que coincide con la venida del Hijo de Dios, de Cristo.

De este modo, desde ahora y hasta la Navidad la Iglesia nos invita a la preparación a través de la reflexión, sin embargo y a la vista del escenario que se nos presenta, el Adviento requiere de los católicos algo más que eso. Necesita que alcemos la voz como hijos de la Iglesia; que hablemos alto y claro de la necesidad de incluir a Cristo como eje fundamental de la Navidad que se aproxima; que hagamos de este tiempo una luz de esperanza para nuestros hogares; que utilicemos el poder infinito de la oración; y que, en la medida que cada uno pueda, no nos olvidemos del prójimo.

Vivamos pues con interés el gran Misterio que celebramos, contemplando al Dios que se hace uno de los nuestros, no en la opulencia sino en la pobreza y humildad.

AdvientoFoto: www.guadalupeparroquia.com

Cerco al martillo y al costal

José Antonio Martín Pereira | 26 de noviembre de 2015 a las 11:40

En los últimos tiempos para analizar en su conjunto al mundo del martillo y el costal en Sevilla bien pudiéramos recurrir al toro bravo para el que se han reservado las mejores dehesas. El análisis sociológico de este grupo fuertemente vinculado a las cofradías en la ciudad alcanzaría para elaborar numerosas tesis de investigación, pero probablemente la inmensa mayoría coincidiría en que los mejores pastos han sido reservados y trabajados con esmero por las juntas de gobierno, auténticas responsables de la situación a la que se ha llegado.

Tanto se ha descuidado la cuestión, que lo que hoy se reduce a una moda o al culto al Deporte Sacro está generando fuertes corrientes de opinión en el seno de las propias cofradías cuya intención es la de frenar ciertos impulsos y regularizar pautas en las que hasta ahora primaban la improvisación y el desorden. Lejos queda esa percepción de la que debiera imperar, aquella que haría del costalero partícipe de la evangelización más privilegiada, aprendiendo a rezar por las calles y transmitiendo lo necesario para que todo aquel que lo vislumbra sienta necesidad de hacer lo mismo.

A favor de este grupo, eso sí, cabe destacar la colaboración extrema que realizan sobre las arcas de las distintas corporaciones, dada su facilidad para llenar los bares de las casas de hermandad cuando les corresponde, o para participar y obtener resultados en las diversas acciones de respuesta a las necesidades de las diputaciones de caridad. ¡Qué no todo es malo! Dicha circunstancia precisamente, unida al importante valor cuantitativo que significan de cara a los procesos electorales cada cuatro año, han significado quizás las principales causas del estado actual en el que nos encontramos.

Sin embargo, tal y como se apuntaba, las nuevas fuentes de decisión traen vallas para cercar el campo con sus correspondientes peligros, en intentos por limitar los privilegios y adoraciones sobre el sector de las cofradías más protegido. Así las cosas, la Hermandad de la Esperanza de Triana emitió un comunicado a principios del pasado mes de octubre en el que se recogían las normas básicas con las que se regirán las cuadrillas del Cristo de las Tres Caídas y de la Virgen de la Esperanza a partir de 2017, aprobadas por el cabildo de oficiales. Le siguió la Hermandad del Polígono San Pablo, de manera muy parecida; y ahora ha sido la Hermandad del Valle la última en incorporar un reglamento interno que deberán cumplir tanto los capataces como los costaleros de los tres pasos. En ésta precisamente el control llega al punto de que tan sólo se podrán dedicar levantás en algún momento de excepción, con el visto bueno el diputado mayor de gobierno, o el fiscal del paso. En medio de dicho contexto habrá que seguir atentos a las evoluciones, porque el tema se las promete, y sobretodo a las posibles reacciones por parte del colectivo si es que se produjeran.

ENSAYO HDAD DE LOS GITANOS FOTO.FLORES ESQUIVIASFoto: Diario de Sevilla

La Amargura

José Antonio Martín Pereira | 21 de noviembre de 2015 a las 8:51

La Amargura es ese bálsamo en el que refugiar la locura que cerca al mundo; el espejo en el que cualquier ser humano debería mirarse al menos una vez en su vida. No existe un rostro que exprese con mayor sensibilidad tan exquisito consuelo; tan verdadero sentido. Noviembre no alcanza su esplendor hasta que la Virgen no desciende de su camarín para complacer el tiento brindado por el viejo barrio. Soplan vientos que conducen el rumbo inevitablemente hacia el frescor del Adviento; entretanto en San Juan de la Palma el tarro de las esencias ha sido descubierto.

besamano_amargura

Foto: @Hdad_Amargura

La Soledad, sin música

José Antonio Martín Pereira | 16 de noviembre de 2015 a las 11:02

La Soledad, sin música tal y como venía siendo. En la jornada de ayer domingo 15 de noviembre, el cabildo general extraordinario de la Soledad de San Lorenzo acababa con la propuesta de un grupo de hermanos que pedían la inclusión de una banda de música tras el paso de la Virgen el Sábado Santo mediante un resultado contundente: 270 votos en contra, 127 a favor y tres en blanco (400 en total).

Dicho cabildo se convocaba en respuesta al escrito con un total de 205 firmas por el que ese mismo grupo de hermanos pretendía proceder a modificar la regla 53ª apartado 5, con el fin de incorporar una banda de música, sin cornetas y tambores a la Virgen de la Soledad.

De acuerdo al resultado obtenido, expuesto por la propia corporación a través de sus medios oficiales, la ilustre dolorosa seguirá cerrando los desfiles procesionales en la jornada del Sábado Santo con la única música del crujir de la madera, el rachear de sus costaleros y las saetas que se solapan en la plaza cuando el regreso de la cofradía se convierte en broche simbólico que anuncia el final de cada Semana Santa.

soledad_san_lorenzo

La Soledad de San Lorenzo en salida extraordinaria en conmemoración del 450 aniversario de sus primeras reglas. Al paso por el andén del Ayuntamiento, la Banda del Maestro Tejera interpreta la marcha La Soledad (Pedro Morales).

Fuente: Youtube; usuario: carluscofrade

París

José Antonio Martín Pereira | 15 de noviembre de 2015 a las 12:59

Consternados. Así estamos, y así seguimos toda vez se van conociendo más detalles de la barbarie del viernes noche en París. Y no porque esas victimas valgan más que las que mueren diariamente en Siria o en otros países árabes por la misma causa, sino porque esta vez parece que las consecuencias amenazan con alcanzar nuevas cotas. Es curioso, pero las religiones primitivas surgieron entre otras cosas para dar respuesta a la muerte, sin embargo hoy existe quien la utiliza a sangre fría para todo lo contrario. Ante esta circunstancia el panorama a nivel mundial se antoja complicado. A los cristianos católicos sólo nos queda orar y ser fieles a nuestra doctrina, siguiendo al Dios de Amor que acude a nosotros cada domingo en la Eucaristía.

Papa_Francisco
Foto: Aciprensa.com