Recogimiento extremo

José Antonio Martín Pereira | 8 de marzo de 2011 a las 16:28

El día saturado de gris invita a sumergir las reflexiones en el plano de lo místico, refugio de sensibilidades dispuesto a entorpecer posibles extravíos de la memoria en un momento, el vigente, ideal para ensalzar la vastedad que ensarta los muros. Existe una realidad por encima del almanaque, subrayando que los católicos no necesitamos esperar al Miércoles de Ceniza para rebuscar la introspección. Cada cual acude, cuando estima conveniente, a la comisura que une los bordes de su propia fe, reservando a Cristo el papel de guía y ejemplo, hoz que despeja de malas hierbas el camino trazado.

La soledad, recusada por la inherente condición de seres humanos, en ocasiones arriba con la inverosímil llave que hace girar el cerrojo impuesto sin condición por la mal llamada “sociedad del conocimiento”, revelando diferentes formas de encuentro entre lo terrenal y lo divino, y horadando los diques de la cobardía que ciertos grupos intentan levantar para anular al Dogma Verdadero.

Una de esas maneras de converger lo humano y lo bienaventurado toma cuerpo visible en San Lorenzo, a los pies del Señor, no obstante si su necesidad pasa por hallar un lugar donde todos los parámetros del recogimiento extremo se den cita, acuda cualquier tarde de viernes al interior del Convento de Santa Rosalía, sito en la calle Cardenal Spínola. Allí, el clímax que envuelve a la exposición del Santísimo Sacramento es sobrecogedor, digno de ser constatado. Si se decide a hacerlo, no olvide fijarse en el Retablo Mayor del presbiterio, obra del retablista y escultor portugués Cayetano de Acosta, entre 1761 y 1763, una auténtica maravilla.

Olvídese pues de contar los días, y disfrute de la cercanía a Cristo como método de bienvenida al Tiempo que ya aguarda pergeñado a renovar designios.

SantaRosaliaElMuñidor

Otra prueba

José Antonio Martín Pereira | 7 de marzo de 2011 a las 16:59

Será el azahar, que está germinando, pero hay más. Un cúmulo de materialidades aventaja a la primavera en sus transformaciones. Solapadas al tránsito del minutero, contribuyen amortiguando la antojadiza dilación, retando incluso a los derroteros por los que fluye la propia prudencia. Curiosa paradoja consumada, atendiendo al pensamiento, en ley positivista: siempre las mismas, cada año distintas.

Sondeando la ciudad, o sencillamente inquiriendo su alrededor, descubrirán la inmediación ansiada, configurada a base de pequeños matices. El cuerpo toma forma, suntuosa e innegable hechura. Y lo mejor es que cualquiera, de una u otra manera, puede ser testigo de la variabilidad con la que los seres humanos moldeamos el marco en el que desarrollar los deseos. Se hacen capirotes en la Puerta Carmona, otra prueba más con la que cubrir el desvanecimiento del anhelo.

SAM_0050

Alivio en La Resurrección

José Antonio Martín Pereira | 6 de marzo de 2011 a las 16:53

Se acabó, y ya iba siendo hora, uno de los mandatos más conflictivos que se recuerdan al frente de una Hermandad de Penitencia en Sevilla. Juan Muñoz Jigato, el hombre empecinado en hacer de La Resurrección una cofradía del Sábado Santo, ha presentado su renuncia ante la autoridad eclesiástica después, según cuentan, de perder la confianza de su Junta de Gobierno. Abdicación, año y medio antes de la expiración de su segundo mandato, precedida por varias peticiones de dimisión que habían arrastrado el curso de la Corporación hacia un callejón sin salida. Contradicción que pone de manifiesto el carácter voluble de sus propios compañeros de viaje, los mismos que le impulsaron a librar la ilógica batalla.

Como infausto legado, una amplia lista de intentos de desplante en las intenciones por consumar el «objetivo prioritario» con que se presentó a las elecciones, poner la Cofradía en la calle el Sábado Santo, reducidos a la nulidad después de que Asenjo cerrara cualquier atisbo de apertura a esa vía. Recuerden la contundencia del Arzobispo la última vez que ambos se vieron las caras: «Para salir el Sábado Santo van a tener que esperar a que llegue otro obispo, porque yo no voy a cambiar las cosas ni para un lado ni para otro»

Con la ausencia de Muñoz Jigato, quien por cierto también ha dejado su cargo de diputado mayor de gobierno en San Esteban, se esfuma la obsesiva idea, cargada de irraciocinio, que en los últimos años sacaba los colores a la Cuaresma. Ahora será Miguel Ángel Pérez, el teniente, quien asuma el cargo hasta la próxima cita electoral, aunque esperemos, por el bien de los hermanos de Santa Marina, que la situación en la Hermandad se normalice una vez se permita la transfusión de nuevas formas de pensamiento. El listón está tan bajo que poco será suficiente para incoar el repunte.

nazarenoresucitado

Primeros brotes

José Antonio Martín Pereira | 5 de marzo de 2011 a las 23:55

Mientras un servidor escribe, la lluvia no cesa en su coqueteo con el cristal. Hoy sábado (redactando a última hora), el invierno ha vuelto a recordar a los nostálgicos la irrealidad atmosférica del pasado fin de semana, bálsamo de inocente primavera. En lo que respecta a los cofrades, la profusión de eventos tiende mantenernos engañados, idealizando una coyuntura cercana pero indefinida. No ha dejado de llover durante el transcurso de la jornada, y las predicciones indican que ésta será la tónica habitual durante los primeros días del septenio que ya asoma.

SAM_0010

En un intento por dirigir los pensamientos hacia lo agradable, quisiera invitarle a desafiar, por enésima vez, los caprichos de una naturaleza hermosa por su imprevisibilidad. En la Gavidia los primeros brotes amenazan rebelarse a las leyes sustanciales, desbancando cualquier atisbo de protagonismo que pudiera edificar el líquido elemento. Caprichos astrales esbozan una Semana Santa excesivamente tardía, definiendo como obertura el papel del azahar. Desadormecer a los sentidos, tarea trenzada a base de atrevidos retoños…

SAM_0068

Fotos: 6 marzo, 2011

Etiquetas: , , ,

Habrá más sillas

José Antonio Martín Pereira | 5 de marzo de 2011 a las 13:03

Habrá más sillas. Sí, como lo oyen (o mejor dicho, leen). ¿Para ver mejor la Semana Santa? No, para promocionar el Metropol, que buena falta le hace después del escaso «feeling» generado, merced al sobrecoste y los retrasos atesorados (obviando su diseño). Según parece, existe principio de acuerdo formal entre el Consistorio y la empresa propietaria del suelo (Sacyr) para la instalación de una grada con 200 sillas en las escalinatas principales del Metropol Parasol durante la próxima Semana Santa. Supuestamente las pretensiones pasan por dar continuidad al permiso, «aunque este primer año se trataría como una actividad más de promoción de la Plaza de la Encarnación». De lo último se deduce una clara maniobra política (otra más) de cara a mayo, aprovechando el tirón de público que movilizan las Cofradías sobre el centro de la ciudad.

Menos se especifica la preferencia para la adjudicación de los asientos, ya que de manera conjunta hacen referencia a personas de movilidad reducida, con hosteleros y guías turísticos. Algo que suena, cuánto menos, raro, dando que pensar que aquí las intenciones pasan ineludiblemente por sacar tajada del impacto que tiene cualquier actividad convocada en las calles del centro, en esta ocasión la Semana Santa.

Conviene recordar que serán hasta 15 las Cofradías que transiten por algún punto de la Plaza de la Encarnación este año. El Domingo de Ramos, las Hermandades de La Cena y San Roque en sus recorridos de ida, y las de La Hiniesta y La Amargura de regreso. El Lunes Santo, Beso de Judas a la ida y Polígono de San Pablo a la vuelta. El Martes Santo, San Benito (ida). El Miércoles Santo, La Sed y Cristo de Burgos, ambas a la ida. El Jueves Santo, Los Negritos (ida) y La Exaltación (ida). En la Madrugá, Los Gitanos a la ida y La Macarena de vuelta. Y el Sábado Santo, Los Servitas (ida) y La Trinidad (ida).

A la espera de noticias que confirmen lo anterior, las intenciones apuntan que la Semana Santa venidera contará (al menos) con un nuevo punto de aforo reservado. Seguiremos pendientes.

metropol

La pataleta

José Antonio Martín Pereira | 3 de marzo de 2011 a las 17:09

Lo caro que nos está saliendo la absurda pataleta que mantiene en pie un grupo de amigos. Hoy vuelve a recordarlo uno de los diarios deportivos de mayor tirada nacional, a través de un titular tan contundente como irreal: «Las Cofradías piden variar la fecha de la final de la Copa del Rey». ¿Las Cofradías? ¿Qué Cofradías? Aquí (en Sevilla) nadie se ha manifestado públicamente vertiendo quejas, y sin embargo por añadidura vamos dando bandazos en la misma talega. Injusto, ¿no les parece?

Pero no crean que esta circunstancia es nueva, el asunto viene de lejos, concretamente desde el pasado 9 de febrero, fecha en la cual la Asociación Nacional de Cofradías-Hermandades y Bandas (siendo benevolentes con la terminología) remitía una serie de escritos solicitando el cambio de fecha del susodicho encuentro, a razón de que muchos cofrades no podrían «disfrutar del evento deportivo». Existe constancia incluso que el grupo de amigos envió un escrito a la atención de Jaime Lissavetzky (Secretario de Estado para el Deporte), pidiéndole una entrevista para tratar el tema de la coincidencia de fecha. Además, echando un vistazo a la Web del mencionado colectivo que NO NOS REPRESENTA, es posible comprobar una serie de alardes, fruto de diversas respuestas a irreverentes escritos, los cuales, sigo manteniendo, poco favor proceden al variopinto mundo de las Cofradías. Para completar la escena, faltaría solamente un grupo de Facebook (seguramente exista alguno similar) bajo el lema «No al fútbol en Miércoles Santo». ¡Ojú ojú!

Por lo deducido, en la Asociación siguen sin darse cuenta que cada coletazo del tema cimbrea peligrosamente la estabilidad de una celebración (la Semana Santa), marcada por las garras de la desafortunada corriente laicista imperante. Si no lo creen, atiendan a los comentarios vertidos en la noticia que nos ocupa, por supuesto amparados en una libertad mal utilizada y en pseudónimos propios de la cobardía, comprobarán el clima de desprestigio gratuito generado. Todavía los habrá que sigan justificando la pataleta, aún a sabiendas de que los problemas de las Hermandades se localizan bastante lejos de una coincidencia puntual.

Ante ello, un servidor opta, como la inmensa mayoría (por no decir totalidad) de los cofrades de Sevilla, por obviar las lamentaciones mirando al frente. ¡Qué bien vamos a disfrutar de un Miércoles Santo sin bullas!

copa-del-reyfinal

Convocatorias moradas

José Antonio Martín Pereira | 2 de marzo de 2011 a las 16:18

Mire a su alrededor, la Cuaresma obra golpes de aldaba sobre el añoso portalón que cobija los efectos de transfiguración. Sevilla está cambiando, y para muestra el goteo innumerable de convocatorias moradas que desfilan descollando el futuro adyacente. Repasando el calendario: quinarios, septenarios, besapiés, besamanos, traslados, Vía Crucis, ensayos, exposiciones y conciertos. Y entretanto, las primeras papeletas de sitio descansan, perfectamente visibles, sobre privilegiados lugares.

La falta de rimbombante actualidad no es mal síntoma, siéntase afortunado, al paso de una semana contemplará un nuevo despertar. Aproveche, si puede

CristodelAmorensubesamanos.Febrero2011.

Stmo. Cristo del Amor, besapié 2011

Marzo

José Antonio Martín Pereira | 1 de marzo de 2011 a las 17:19

Sé que quizás el subconsciente le haya jugado una mala pasada. Seguro lleva días rebuscando entre las plazuelas un efluvio que, caprichos del lunario, este año está obligado a entenderse con la retentiva. La luz como leve caricia a la nostalgia, sosiego para el rumor de golondrinas que contradicen al frío en ese rincón, denominado San Lorenzo, donde habita Aquél que no necesita ser nombrado. El aire devolviendo circundantes paradojas barrocas sobre tropelías aún por asentar (y estrenar). Algo ocurre, real e imperceptible, que desata savia rozagante presta para el deleite colectivo en la ciudad donde los contrastes confluyen al veredicto del sol.

Tenga en cuenta que volverá a respirar sensaciones efímeras, no desespere, cada golpe de minutero propala una nueva semilla la cual, incorporada al predio en el que descansan los delirios, terminarán por conformar el escenario perfecto. Así que deje de columbrar lo que solo controla la naturaleza, piense que este año marzo igual deje de ser como aquellos de su infancia, vestido de verde manto terciopelo, pero tampoco pasará inadvertido. Marzo ha llegado y, ocasionalmente  sin jugar un papel de inicio y final, ha decidido conformarse como éter pasajero, irreal e insólito.

Disfrútelo…

marzo

Etiquetas: , ,

Sabor a barrio

José Antonio Martín Pereira | 28 de febrero de 2011 a las 19:02

En la noche de ayer, la Imagen del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, Titular de la Hermandad de la Esperanza de Triana, era trasladada desde su sede canónica, la Capilla de los Marineros, hasta la Real Parroquia de Santa Ana, con motivo del Solemne Quinario que dará comienzo en la tarde de mañana, martes 1 de marzo. Durante el traslado se rezaron las Estaciones del Vía Crucis.

Y siempre que este acontecimiento sobreviene, la feligresía se da cita devolviendo a Triana aires de primitivo sabor a barrio, avance Pre-Cuaresmal y dictamen de nuevos tiempos, donde la fe refuta albergarse entre vetustos muros. Triana, una vez más, volvió a demostrar el poder de una devoción que anega con creces la almadía en la que convergen cornetas, golpes de izquierdo, aplausos, flores y cera. Como curiosidad, citar que el Señor no portaba su tradicional Cruz arbórea, sino otra (expuesta en el coro de la Capilla de los Marineros) utilizada en la primera mitad del siglo XX y recuperada (tras un proceso de restauración) por la Corporación recientemente.

A paso «rasheao», pausadamente, abran el cajón donde guardan los sentimientos, en menos de lo que calculan conmutarán sueños por existencia. Se presiente…

viacruciscristodelastrescaidas2011

Stmo. Cristo de las Tres Caídas, en la noche de ayer

Volviendo a lo importante

José Antonio Martín Pereira | 28 de febrero de 2011 a las 11:35

A la vista de un muro de actualidad poblado de incoherencias, va siendo hora de recuperar la orientación. Que nadie se pierda entre el sin fin de ceremonias que asoman impregnando de incienso el dintel de los templos, tiempo habrá también para responder a buena parte de las convocatorias. La Cuaresma se irá edificando por sí sola a un ritmo lento pero sostenido, emulando a la luz del ocaso.

dulcenombre2009

Volviendo a lo importante, sepan ustedes que la Hermandad del Dulce Nombre ha organizado una cena benéfica (el próximo viernes 4 de marzo) para recaudar fondos con destino a las obras asistenciales que desarrolla: Cáritas parroquial, Fundación Benéfico Asistencial Casco Antiguo, Proyecto social de las hermandades del Martes Santo (en la barriada de los Pajaritos), “Proyecto Hombre”, RedMadre y Asistencia de la Diputación de Caridad. Tienen íntegra la información en la Web de la Corporación del Martes Santo.

Interesante forma de conjugar caridad y entretenimiento, que esperemos cuente con la participación deseada.