Archivos para el tag ‘2011’

En San Gil, la Esperanza

José Antonio Martín Pereira | 18 de diciembre de 2011 a las 12:45

Por suerte Sevilla conserva, cual reducto infranqueable, diferentes emblemas que escenifican y hacen comprender el por qué de la perpetuidad relativa a la Fe en Cristo en tiempos del dominio de la sinrazón. En San Lorenzo el mismo Dios que se venera al final de la calle Castilla, en el interior de la capilla universitaria o bajo las indescriptibles bóvedas de la Colegial del Divino Salvador. Y en San Gil… en San Gil la Esperanza.

De la mano, recuerdos y costumbres levitan entorno a la médula de diciembre dando paso al inexorable poder que toma forma a partir de un rostro cuyo estado dispone por su propia belleza complejidades para ser descifrado. Se celebra la solemnidad de la Esperanza, y como tal en Sevilla largas colas de fieles aguardan para honrar y rendir tributo a la que es Reina celestial y terrenal.

En este sentido, la gramática toma cuerpo desde diferentes vertientes alrededor de la que es la Virgen, sin advocación, osando a destronar lo inalcanzable, aquello que descansa en los anales de la lírica y la prosa sevillana y difícilmente será suplantado, salvo por contadas excepciones. Se antoja por tanto el presente texto como uno más, escrito bajo el guión del grupo de discapacitados que fue presentado a la Virgen, y en el que constan las lágrimas de las abuelas del barrio, la inocencia de los pequeños presentados en brazos de sus madres, el rostro de los monaguillos que custodiaban la mano extendida al pueblo, el pañuelo impregnado de promesas o las oraciones al descubierto de las que un servidor fue testigo el pasado viernes durante el tiempo que tomó asiento en uno de los bancos de la que es Basílica y puertas del cielo.

En San Gil, la Esperanza Macarena ha vuelto a escribir un nuevo renglón en pos del sustento a la devoción ahora que el Adviento agota pinceladas y culmina razones. La Navidad está cerca…

Es presente

José Antonio Martín Pereira | 15 de diciembre de 2011 a las 12:21

Es presente, Sevilla inicia hoy el fin de semana dedicado a la Esperanza, aquel en el que sus Dolorosas más emblemáticas, una de Triana y otra de la Macarena, celebran su festividad con los cultos en su honor.

Valga como ejemplo de ello una imagen tomada hace escasos minutos en el interior de la Capilla de los Marineros, sede corporativa de la Hermandad de la Esperanza de Triana.

…Y como sintonía una de las marchas clásicas que enriquecen el repertorio de la Semana Santa de Sevilla, ‘Esperanza Macarena’, de D. Pedro Morales Muñoz (1969), interpretada en este caso por la Banda del Carmen de Salteras.

Fuente: Youtube; usuario:eltuba8

A contraluz

José Antonio Martín Pereira | 15 de julio de 2011 a las 9:28

A contraluz, una estampa de la Virgen de la Salud, de la Hermandad de San Gonzalo, evocando los últimos reflejos de la pasada tarde de Lunes Santo. La calle San Jacinto como improvisado tapete. Frente por frente, el Hospital Infanta Luisa. Murmullos y miradas que se pierden. Del cielo, el sirimiri anuncia lo que la madrugada del Martes alcanzaría. Al fondo la voluminosidad del paquete de globos presidido por el ambarino Bob Esponja.

Tras su presentación, la Virgen prosigue su caminar. Sevilla la espera al cruzar el río, Triana prepara el regreso.

A la sombra

José Antonio Martín Pereira | 27 de junio de 2011 a las 15:03

Busque la sombra. Arrímese a cualquiera de los regazos en los que el poder del sol aún no ha pertrechado alojamiento. Según el postrero informe de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el último trimestre ha sido el más cálido registrado en nuestro país desde 1951. Y tras una temporada de estrés térmico, se avecina ahora un verano calentito, ya que la AEMET también cree que el estío va a estar por encima de la media habitual de temperaturas, especialmente en las inmediaciones de la Giralda.

Corren días en los que la mente ni siquiera hace intentos de acordarse de las cofradías. La última semana de junio se autoproclama idónea en eso de ir cerrando el curso en diferentes corporaciones. Descanso veraniego, incluso para los integrantes del Consejo. Entretanto quedan rescoldos de lo que fue día grande, la Fiesta de Jesús Sacramentado en los barrios, verdaderas muestras de Fe popular.

Corpus Christi. Y brilló el sol

José Antonio Martín Pereira | 23 de junio de 2011 a las 12:07

No es estrictamente correcto argumentar que Sevilla madruga cada año para acompañar a la procesión del Corpus Christi, ya que la festividad se conmemora con ahínco desde la mismísima tarde previa, aquella cuyas postrimerías acogen esplendores de altares vivos de Fe.

Corrían las ocho y media de una mañana en la que el sol ya apuntaba intenciones cuando el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, oficializaba las primeras palabras en la Santa Misa de la solemnidad del Corpus celebrada en el Altar del Jubileo. A partir de ése momento, Dios al reencuentro de la Sevilla eterna, fundiendo acero para revitalizar los eslabones de la tradición versada entre bermejas espigas y verdores de uvas, Cuerpo y Sangre del Divino.

Entorno a cuatro horas repletas de bullicio y majestuosidad, fermentadas en la conjunción religiosa y civil elevada sobre las fluctuaciones de la política, y colmadas de grandeza al transitar de la comitiva formada por los pasos de Santa Ángela, las Santas Justa y Rufina, San Isidoro, San Leandro, San Fernando, la Inmaculada, el del Niño Jesús de Martínez Montañés, de la Sacramental del Sagrario, el de la Santa Espina, que porta la reliquia más importante de la Catedral, y el de la Sagrada Custodia.

Jornada que al término de la procesión eucarística no concluye, tornándose en inexcusable la oportunidad para admirar los altares, escaparates y balcones exornados en el recorrido y calles aledañas. Ello bajo el sol que vislumbra la magnificencia del Santísimo.

De otro tiempo

José Antonio Martín Pereira | 1 de junio de 2011 a las 11:57

Echando un vistazo al muestrario de estampas propias archivadas como recuerdos de la pretérita Semana Santa, ésta que a continuación les muestro llamaba poderosamente mi atención. Tomada en la confluencia entre las calles Jesús del Gran Poder y Santa Bárbara, en la tarde de un Miércoles Santo que consumía ilusiones, bien pudiera servir a tenor del escenario, como ilustración de aquellas estaciones de penitencia a las que solo alcanzan memorias que peinan canas. No obstante en esta ocasión resultaría relativamente fácil estimar la fecha en la que fue tomada la instantánea, ya que hasta el año 1998 el Cristo del Buen Fin no procesionaba en soledad, sino que lo había venido haciendo acompañado por un Misterio variable en sus concepciones a lo largo de la historia.

El rostro vuelto a la derecha da paso a un costado de costillas semihorizontales, la palidez serena y su asemejo en rasgos al Gran Poder estremecen lo indecible. El Crucificado del Buen Fin, tallado en 1645, es obra de Sebastián Rodríguez, discípulo de Martínez Montañés y coetáneo y colaborador del taller de Juan de Mesa. La investigación en el Archivo de Protocolos que arrojó la luz definitiva sobre su autoría fue realizada por Maria Teresa Dabrio, quien encontró no sólo el contrato, con fecha de 4 octubre de 1645, sino el recibo del pago establecido, siendo éste de 150 ducados en monedas de vellón.

Muros agrietados son testigos de la Muerte por la Vida de aquel a quien llamaron Rey de los Judíos…

La fugacidad

José Antonio Martín Pereira | 27 de mayo de 2011 a las 16:07

Sin que un servidor sea especialmente dado al uso del recurso vídeo como elemento habitual de éste que es su espacio cofrade, he aquí una excepción, llamativa y cargada de sensibilidad, que es al fin y al cabo lo que debiera exigírsele como tal. La idea surge a raíz del mensaje vía “Feisbu” que me hacía llegar un buen amigo en la presente mañana, gesto que nunca está de más agradecer.

Las imágenes, sitúense, tomadas en las postrimerías del pasado Miércoles Santo, preludio final y anticipo al llanto del cielo derramado sobre las mejillas de tantos a los que el desánimo pareció sustraerles parte de sí mismos a partir de la mañana del Jueves Santo. El palio de la Hermandad torera, que es la de San Bernardo y no otra, aparece lentamente, imponiendo gallardía sobre las sombras que revisten muros en la confluencia de las calles Federico Rubio y Madre de Dios. Añádanle además la interpretación que Banda de la Cruz Roja realiza de la pieza “El Refugio de María” (Manuel López Farfán, 1921), y que contribuye a ralentizar el caminar de una Virgen, Refugio de lágrimas, que tal como llega se marcha, argumentando a su paso la fugacidad de la Semana en la que más aprisa vaga el minutero.

Y es que el ser humano, por su propia condición natural, vive sujetando emociones al matiz temporal que éstas adquieren, para luego utilizarlas en pos de superar vértigos presentes o ansiedades futuras. Un ejemplo pudiera encontrarse en los poco más de tres minutos que fundamentan la grabación referida. Disfrútenla, y opinen.

Youtube, usuario: “juzaga”

Periodo electoral

José Antonio Martín Pereira | 20 de mayo de 2011 a las 16:01

No se asuste con el entrante, no les voy a soltar un demagógico discurso dedicado al próximo domingo, día en el que como saben estamos llamados a las urnas para ejercer nuestro derecho al voto, poniendo dicho sea de paso el punto y final a una campaña que cansa al mismo nivel que aburre. De éso estamos bien servidos, así que respiren tranquilos.

La cuestión, eso sí, versa entorno a relacionar brevemente el período electoral en el que nos hallamos inmersos con el paralelo trazado por las Hermandades de Penitencia sevillanas. Resulta cuánto menos curioso, pero hasta cuatro corporaciones (puede que alguna me quede en el tintero) tienen prevista la convocatoria de elecciones durante el próximo mes de junio. Y mire usted que Monseñor Asenjo lo dejaba bien claro allá por finales del mes de febrero, dejando muestras de su escaso convencimiento entorno a la presencia de varias candidaturas en los procesos electorales de las hermandades, utopía ciertamente interesante si alguna vez consiguiera elevarse a la práctica.

En orden cronológico, los hermanos de La Carretería serán los primeros en elegir nueva junta de gobierno. Dos serán las alternativas, encabezadas por José Manuel León Asuero y Félix Mezquita Gayango respectivamente, para los poco más de mil hermanos con derecho a voto en la Corporación del Arenal. La cita tendrá lugar el día 7 de junio. Posteriormente será el turno de los cofrades del Polígono San Pablo, citados el día 16 del mismo mes, para votar la idoneidad de la candidatura encabezada por Miguel Ángel Campos Marino, única que concurre al proceso. Tres días más tarde, concretamente el 19 de junio, corresponderá a los hermanos de La Sed decidir entorno a la reelección de la lista abanderada por Francisco Javier Escudero Morales. Por último, y a las puertas del nuevo mes, en la fecha del 27 de junio, Ramón Escudero Espín y Lucas Maireles Vela encabezan las dos candidaturas orientadas a regir los destinos de la Hermandad del Valle durante los años venideros.

Como ven, el funcionamiento de las hermandades, al menos en la teoría, gira entorno a los cauces trazados por la democracia. Cosa distinta es la realidad, pero ése es otro tema.

Hace un mes

José Antonio Martín Pereira | 16 de mayo de 2011 a las 15:45

Posiblemente la fecha por sí misma no sea capaz de despiertar la habilidad de su memoria. Las miras por ese instante concentraban perspectivas enfilando la senda de unos rayos que disiparían magnificencias en las postrimerías del Lunes Santo. Aquel día la ciudad de las dos orillas había vuelto a redescubrirse, sintomatizando huidiza metamorfosis, reflejando intenciones guarnecidas en ilusiones, y tomando el pulso al transitar más hermoso de la primavera. Todo aparecía dispuesto

Cercanía hasta entonces compuesta por una profusión de imposible conteo. Tradición y sentimiento retomaban posiciones sobre las arterias de la ciudad del Giraldillo, transportando la irrealidad hacia lo palpable e inexcusable. Sensibilidad atendiendo a una Cuaresma agarrada al robusto aldabón colgante del portalón que salvaguarda las esencias de la Sevilla barroca, presta a eternizar varios golpes a modo de llamada de despedida. La tarde del Sábado de Pasión desguarnecía ajena al cúmulo de antagonías que a la postre han sido utilizadas para tejer resúmenes y conclusiones. Luego entraría Jesús, y con Él la Gloria.

Resumen de la salida de la Borriquita, por Canal Sur. Usuario: jorvade

Nostalgia

José Antonio Martín Pereira | 3 de mayo de 2011 a las 15:46

Música: BSO “Braveheart”

Fotos: propiedad de Grupo Joly, Diario de Sevilla

Montaje y texto: El Muñidor