Archivos para el tag ‘Año de la Fe’

No basta con señalar

José Antonio Martín Pereira | 23 de mayo de 2013 a las 12:33

A estas alturas de la película, a nadie se le escapa que las redes sociales se posicionan hoy día como potentes termómetros de opinión, para cualquiera de los temas que se precien. Por consiguiente, el orbe de las cofradías no vive ajeno, y es por ello que resulta relativamente sencillo evaluar parececes a golpe de ratón. La última que se cuece en los últimos tiempos por estos lares tiene que ver con las procesiones extraordinarias que por el Año de la Fe se han celebrado, o aspiran a celebrarse en un horizonte cercano, en el resto de las provincias andaluzas.

La pregunta es bien sencilla: ¿centrar las conmemoraciones del Año de la Fe en sacar las imágenes a la calle?. En Sevilla tuvimos la oportunidad, con el Vía Crucis de la Fe, allá por mediados del pasado mes de febrero, y la perdimos no por la lluvia, que haciendo valer sus caprichos apareció para deshacer el desarrollo del invento, sino por el cúmulo de desaciertos concebido por cada una de las partes en la confección del mismo, esto es Consejo, Palacio, Hermandades y cofrades en general. Aún hoy retumban lamentos. Sin embargo, la demanda por lo extraordinario, en definitiva, lo que reclama es saciar el hambre de pasos con el que los capillitas de turno sobrevuelan durante todo el año la espera. Valgan como ejemplo las procesiones eucarísticas que dan vida a los domingos del presente mes, ajenas a la vorágine frikista de la que ya no escapan ni los actos más íntimos de cuantos desarrollan las cofradías, ni siquiera las tradicionales cruces de mayo, convertidas en buena parte de los casos en auténticos juegos de pasitos para vanagloria de aprendices de costalero bien creciditos. De las charlas formativas, cursillos de preparación y adoraciones al Santísimo, que también están teniendo lugar durante el destacado Año litúrgico que estamos celebrando, poco o nada se habla.

En este sentido, si al hilo de los eventos programados para otras ciudades andaluzas con este motivo, alguien pretende volcar la exclusividad de las culpas sobre la gestión de Palacio en cuanto a lo que pudo ser y no fue, debería mirar primero al espejo en el que asoman las cofradías en la ciudad. Espejo agrietado, en el que reflejan protagonismos, envidías, ansías de poder y una profusa cantidad de faltas de respeto. Quien no lo vea así es porque no quiere verlo. Por ello, en una ciudad que ha permitido desnaturalizar uno de sus principales tesoros, su Semana Santa, y acoge con pleitesía derivaciones irracionales de nuevas modas, no basta con señalar. Lo preciso sería hacer examen de culpas, y poner en pie que a día de hoy, inmersos en la sociedad de la que formamos parte, no es suficiente con mantener el legado histórico-cultural, el futuro está en manos de todos.

Relativo a la seguridad del Vía Crucis

José Antonio Martín Pereira | 21 de enero de 2013 a las 11:37

A estas alturas, cuando resta menos de un mes para la celebración del Vía Crucis de la Fe, conocida la ubicación definitiva de los pasos, así como los horarios de ida (que no de vuelta), itinerarios, y forma en la que los cortejos llegarán al recinto acotado y abandonarán el mismo, las miras se centran ahora en la concreción de los aspectos relativos a la seguridad de una jornada que, a priori, se presenta compleja.

Por consiguiente, el pasado martes 8, tuvo lugar una reunión a tres bandas, entre representantes del Consejo de Cofradías y las delegaciones municipales de Fiestas Mayores y Movilidad y Seguridad. El encuentro sirvió, entre otras cosas, para poner sobre la mesa la necesidad de redactar un plan de seguridad y emergencias similar al que se lleva a cabo en Navidad, a fin de resolver la gran afluencia de fieles que se espera congregue la celebración del magno evento. Asimismo, el viernes, miembros de la institución cofradiera y de las dos áreas municipales anteriormente citadas, recorrieron in situ el espacio (Avenida de la Constitución, Santo Tomas, Plaza del Triunfo y Plaza Virgen de los Reyes) por el que se desarrollará el rezo de las estaciones, con idea de analizar sobre el terreno los principales problemas que pudieran derivar del mismo.

La última, a raíz de estos movimientos, es el llamamiento que desde el Consejo han trasladado a las hermandades participantes, para que aunen esfuerzos por mantener el orden en sus cortejos, fundamentalmente durante los traslados de ida, siempre en estrecha colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad. Se ha pedido que aumenten considerablemente el número de auxiliares externos propios, para que en total sean entre diez y quince, con idea de atar con creces lo que a los cortejos respecta. No obstante, quedan abiertos muchos interrogantes que atañen al apartado de la seguridad, los cuales confiemos se vayan resolviendo en los próximos días.

A vueltas con la vuelta

José Antonio Martín Pereira | 17 de enero de 2013 a las 12:23

A un mes exacto para la celebración del Vía Crucis del Año de la Fe, los diferentes agentes implicados en su organización cierran detalles a marchas forzosas. La última de las reuniones entre Consejo, Ayuntamiento y Cecop, a principios de esta semana, servía para concretar las medidas de seguridad y cómo se articulará el público que asistirá a la ceremonia, centrándose ahora los aspectos en la vuelta de las hermandades a su templo una vez concluya el acto.

A este respecto, si bien los 14 pasos llegarán a las inmediaciones de la Catedral en cuatro grupos según su procedencia (San Lorenzo, Salvador-Alfalfa, Feria y Triana), la vuelta no será de este modo. De este modo, los pasos entrarán a la Catedral en el sentido inverso al de las estaciones, por lo que será el Santo Entierro, que representará la última estación del Vía Crucis, el primero en entrar al templo y el primero en salir. Con este orden, tras el Santo Entierro le tocará el turno al Cachorro, Las Siete Palabras, Montserrat, La Estrella, Gran Poder, Pasión, Los Gitanos, San Esteban, Torreblanca, el Carmen Doloroso, San Gonzalo, Redención y Montesión. Se pretende que la vuelta se realice lo más rápido posible y que cada hermandad se vuelva a su templo a paso de mudá. La idea con ello, es evitar que haya pasos a altas horas de la madrugada como si fuera un día normal de Semana Santa.

Descartada la música

El Consejo de Cofradías desestimaba las aspiraciones de la Hermandad de Las Siete Palabras, que días atrás hizo públicas sus intenciones de que su paso de Misterio regresara con Banda de Música. El máximo organismo de las Hermandades rechazaba esta proposición de la Corporación del Miércoles Santo, manteniendo el acompañamiento musical de los catorce pasos en capilla musical, coral o en silencio.

A 100 kilómetros, otra perspectiva

José Antonio Martín Pereira | 10 de enero de 2013 a las 12:16

Mientras en Sevilla seguimos jactándonos de Vía Crucis Magno, en todas las vertientes que acontecen diariamente a la configuración del acto de cara a su desarrollo el próximo 17 de febrero, a menos de 100 kilómetros de distancia en superficie, otra perspectiva innunda la razón de la cúpula eclesial, creando en las últimas semanas innecesarias discrepancias en la relación entre ésta y los cofrades de a pie.

En resumidas cuentas, el Obispado de Huelva ha frenado el proyecto del Consejo de Hermandades de una celebración extraordinaria con ocasión del Año de la Fe, apenas unos días antes de que en el pleno de hermanos mayores (previsto para el próximo lunes 14) se conociera la predisposición a participar de cada hermandad con sus pasos. Mediante un comunicado emitido el pasado día 8, el Obispado de Huelva se adelanta y no autoriza esta procesión, afirmando que «desde hace tiempo y de forma inadecuada en el tiempo litúrgico de Adviento-Navidad viene apareciendo en la prensa y en otros medios de comunicación de Huelva la información sobre un posible Santo Entierro Magno en el Sábado Santo. Una noticia no contrastada, puesto que a este Obispado no ha llegado, oficialmente, ninguna comunicación ni solicitud de aprobación al respecto».

Al hilo de ello, queda claro que la negativa emitida por el Obispado de Huelva se refiere a los medios de comunicación, puesto que oficialmente no habían recibido aún propuesta formal. Se plantea, pues, el por qué de la disparidad tan evidente de criterios en relación a la celebración de actos extraordinarios con motivo del Año de la Fe entre, en este caso la Diócesis de Huelva, y la Archidiócesis sevillana que comanda nuestro arzobispo monseñor Asenjo.

Desde el punto de vista teológico y litúrgico, señala la nota, que el Sábado Santo «es tiempo de silencio celebrativo, de oración y meditación ante el sepulcro del Señor. No cabe, pues, introducir una praxis pastoral de una procesión en este sentido, aunque en algunas parroquias o lugares ya exista por una costumbre no adecuada al sentir litúrgico». En cuanto al plano práctico, incide el comunicado, «la organización de tal procesión magna supondría un verdadero obstáculo para la preparación litúrgica, en las parroquias, de la Vigilia Pascual, que es la celebración clave y central de todo el Año Litúrgico». El último aspecto hace referencia a la crisis económica que vive la sociedad actual: «teniendo en cuenta la situación de austeridad, que exige nuestra realidad social hoy, sería un antitestimonio cristiano realizar nuevos gastos en la puesta en marcha de tal procesión, puesto que serían gastos innecesarios, cuya supresión no afectaría a la manifestación religiosa de la Semana Santa en su forma ordinaria».

En definitiva, más allá de valorar lo sucedido y expuesto en la vecina Diócesis, lo que verdaderamente toma cuerpo es la necesidad de acordar un régimen común en las relaciones Iglesia-hermandades, destinado a evitar enfrentamientos que no benefician a nadie, puesto que ni éste ha sido el primero, ni mucho menos será el último si no se pone remedio. Lo que no se sostiene solo, es una disparidad tan abismal de criterios entorno a temas paralelos.

2012: de la lluvia al relevo en el Consejo

José Antonio Martín Pereira | 26 de diciembre de 2012 a las 18:13

La hora de los balances. El desenlace de diciembre edita infinidad páginas a modo de registro de lo que ha sido, no cabe duda, un año que quedará marcado por la delicada situación económica que asola a la inmensa mayoría del globo. En ésa misma línea, las cofradías de penitencia de la ciudad de Sevilla, articulan las vertientes de la subjetividad dentro en un esquema general del que sobresalen, por razones obvias, la lluvia, el ineperado relevo en la presidencia del Consejo de Hermandades y los primeros compases del denominado y conocido a estas alturas Año de la Fe.

Efemérides

Atendiendo a este capítulo, dos fueron las hermandades protagonistas. De un lado la Corporación de San Julián, que en este 2012 cumplía 600 años de existencia, desde que en 1412 se fundara la Hermandad de luz de Nuestra Señora de la Hiniesta. De otro, la Hermandad del Calvario, la cual iniciara en noviembre de 2011 un extenso programa de actos para conmemorar los cuatro siglos de la hechura del Cristo del Calvario por Francisco de Ocampo (1612). Precisamente por ello, desde el pasado domingo 8 de enero, la corporación que radica en la parroquia de la Magdalena ha venido celebrando el Año Jubilar que concediera el Santo Padre a través de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede.

El robo en Las Siete Palabras

La Cuaresma vino precedida del importante desvalijo que sufriera la Hermandad de Las Siete Palabras, concretamente el día 19 de enero. Fueron sustraídas las bambalinas del antiguo paso de palio de la Virgen de la Cabeza y otros enseres del paso del nazareno de la Divina Misericordia, como dos de las águilas bicéfalas de las esquinas del canasto y el óvalo de una de las cartelas. El saqueo tuvo lugar alrededor de las dos de la madrugada en el almacén que la cofradía del Miércoles Santo tenía alquilado en la calle Medalla Milagrosa, en la zona de la Cruz Roja. Las piezas sustraídas no estaban aseguradas, y de ellas a día de hoy no ha trascendido ninguna noticia pública al respecto.

Cartel, Vía Crucis y pregón

El triunvirato pórtico y anuncio a la Semana Mayor, como es costumbre, añadió nombres propios a los anales de Sevilla según sus cofradías. De este modo, el segundo sábado de febrero fue testigo de excepción en la presentación de un cartel que será recordado por sus brillantes trazos, pero no por su capacidad de innovación. Dubé de Luque, reconocido cofrade y figura insigne para la cofradía de Los Servitas, no obtuvo el agrado generalizado de la crítica, tal vez porque los sevillanos esperaban más de sus pinceles.

Cosa distinta sería lo que ocurriera con el Vía Crucis del Consejo, que presidiera en esta ocasión el Nazareno de la Salud de La Candelaria. Excelente temperatura, más propia de la primavera, y ausencia de celaje, acompañaron una jornada víspera de festivo en Andalucía convirtiendo las calles del centro en un hervidero de gente.

La nota en lo referente al pregón la pondría la excepcional coincidencia con las elecciones autonómicas andaluzas. Por lo demás, Ignacio Pérez Franco, ex hermano mayor del Baratillo, expuso una pieza de oratoria inacabable. Pocos cambios en el ejercicio retórico, evidente compromiso en lo que a la ciudad y la Iglesia respecta, y pare de contar.

La Semana Santa

La de 2012, en consonancia a las últimas a la que la memoria alcanza, volvió a ser una Semana Santa marcada por la inestabilidad meteorológica. A modo general, solo treinta y una de las sesenta cofradías pudieron realizar sus estaciones de penitencia, si bien las de San Gonzalo y La Redención, ambas del Lunes Santo, no solo no completaron sus recorridos sino que además ofrecieron imágenes de ingrato recuerdo. La diferencia con la de 2011 (donde fueron veintisiete), estuvo en la Macarena y el Señor del Gran Poder, devociones siempre referentes, así como en la singular y ejemplarizante estación de penitencia que brindara la señera Cofradía de la Vera-Cruz, que decidió, respondiendo a la lluvia, salir a la calle con su Lignum Crucis dejando los pasos en su templo.

El Año de la Fe

El pasado 11 de octubre daba comienzo, siguiendo la Carta apostólica Porta fidei del 11 de octubre de 2011, el Año de la Fe, que concluirá el próximo 24 de noviembre de 2013. Distinguido por el propio Benedicto XVI como «impulso a la misión de toda la Iglesia, para conducir a los hombres lejos del desierto en el cual muy a menudo se encuentran en sus vidas a la amistad con Cristo que nos da su vida plenamente». Año de la Fe que llega como balón de oxígeno al Concilio Vaticano II (coincidiendo con su cincuenta aniversario), que fuera promulgado por el beato Juan Pablo II «con la intención de ilustrar a todos los fieles la fuerza y la belleza de la fe».

Sevilla no podía faltar, y es por ello que desde la Archidiócesis se está desarrollando un extenso programa de actividades, algunas de las cuales especialmente significativas, por su contenido y por los lugares en los que han sido desarrolladas hasta el momento. En este sentido, caben destacarse tres acontecidas recientemente, entre los días 17 y 18 del pasado mes de noviembre: la Muesta La Fe es Vida, celebrada en la Plaza de San Francisco; la exposición dedicada al Santoral sevillano, en el Salón del Apeadero del Ayuntamiento; y la exposición Biblia y Cultura, que hizo lo propio en el cercano patio de la Fundación Cajasol.

Con respecto al Año de la Fe, en lo que a las cofradías propiamente concierne, el próximo día 17 de febrero, a primera a primera hora de la tarde, está prevista la celebración de un Vía Crucis en la Avenida de la Constitución, preparado con la colaboración del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla. Las Hermandades que participarán de dicho acto piadoso, elegidas por el órgano de gestión cofradiero, serán las siguientes: Montesión, Beso de Judas, San Gonzalo, Carmen Doloroso, Torreblanca, San Esteban, Los Gitanos, Pasión, Gran Poder, La Estrella, Montserrat, Las Siete Palabras, El Cachorro y el Santo Entierro. A ellas se añaden otras dos, El Silencio, que abrirá el cortejo con su cruz de Guía, y la Vera Cruz, justo después portando su Lignum Crucis.

La dimisión de Adolfo Arenas

Al mediodía del pasado 30 de octubre saltó la noticia: Adolfo Arenas, presidente del Consejo de Cofradías, presentaba su dimisión irrevocable en el arzobispado,después de que varios consejeros airearan públicamente los pormenores acerca del desarrollo de la votación celebrada el sábado anterior para designar al pregonero de la próxima Semana Santa, así como de los detalles (que aún eran pocos) entorno al mencionado Vía Crucis del primer domingo de cuaresma de 2013. Un día más tarde, Palacio hacía oficial la designación de Carlos Bourrellier como presidente en funciones del Consejo General, hecho consumado el pasado 15 de diciembre tras el pleno extraordinario de hermanos mayores. Fruto de esta remodelación, el entonces Secretario, Manuel Nieto Pérez, ha pasado a Vicepresidente, y el Delegado de la Madrugada, Carlos López Bravo, a Secretario.

Los nuevos estatutos

El mismo sábado 15 de diciembre, los hermanos mayores reunidos en Asamblea General Extraordinaria, aprobaban la puesta en práctica de los nuevos estatutos del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, toda vez la Autoridad Eclasiástica había ratificado la validez del texto. El resultado final de la votación fue de 82 votos a favor, 24 en contra, 5 abstenciones y 1 nulo.

Los hermanos de Montesión respaldan su participación en el Vía Crucis de la Fe

José Antonio Martín Pereira | 18 de diciembre de 2012 a las 12:53

Los hermanos de Montesión, en Cabildo General Extraordinario celebrado en la noche de ayer, lunes 17 de diciembre, decidían por mayoría absoluta de los más de 180 asistentes, la participación del Misterio de Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto de los Olivos, en el solemne Vía Crucis organizado a petición de nuestro Pastor, Monseñor Asenjo, por el Consejo General de Hermandades y Cofradias de Sevilla, el próximo 17 de Febrero, domingo, a la Santa Iglesia Catedral, con motivo del Año de la Fe.

Según el comunicado oficial, la Junta de Gobierno tendrá debidamente informada a sus hermanos de todo lo que vaya avanzando en su organización, a través del Blog de noticias oficial y como no, de lunes a jueves en horario de 20:00 a 22:00 horas en las dependencia de la Casa de Hermandad.

De este modo, tanto la Corporación de la calle Feria, como la de Montserrat, las dos hermandades que decidieron someter a consulta de sus hermanos la participación en el magno evento, han obtenido un amplio respaldo de sus hermanos. 

El Misterio de Montserrat participará en el Vía Crucis

José Antonio Martín Pereira | 14 de diciembre de 2012 a las 11:36

Los hermanos de Montserrat decidían en la jornada de ayer, jueves 13 de diciembre, mediante la celebración de un cabildo general extraordinario, su participación con el paso de Misterio que preside el Cristo de la Conversión del Buen Ladrón en el próximo Vïa Crucis con motivo del Año de la Fe, que tendrá lugar en la ciudad el próximo día 17 de febrero.

En total fueron 87 los votos a favor de la invitación cursada por el Consejo General de Hermandades, 11 en contra y 7 abstenciones. Atendiendo a las reglas de esta Corporación del Viernes Santo se precisaba, al menos, dos tercios del cabildo para que se aprobará esta propuesta, cifra que fue considerablemente superada.

Recordemos que las Hermandades que participarán (en orden) con sus Imágenes en el acto serán las siguientes: Montesión, Beso de Judas, San Gonzalo, Carmen Doloroso, Torreblanca, San Esteban, Los Gitanos, Pasión, Gran Poder, La Estrella, Montserrat, Las Siete Palabras, El Cachorro y el Santo Entierro. A ellas se añaden otras dos, El Silencio, que abrirá el cortejo con su cruz de Guía, y la Vera Cruz, justo después portando su Lignum Crucis.

No obstante, y al igual que sucediera en Montserrat, los hermanos de Montesión están convocados, el próximo 17 de diciembre en su sede canónica de la calle Feria, para decidir su participación en dicho acto piadoso.

En caso de lluvia, sentido común

José Antonio Martín Pereira | 13 de diciembre de 2012 a las 13:08

Las hermandades que participarán en el Vía Crucis del Año de la Fe, el próximo 17 de febrero, primer domingo de Cuaresma, ya conocen las primeras directrices oficiales en cuanto a organización del acto y sus posibles variables.

Entre estas, y apelando al sentido común, ha quedado establecido que si una hermandad decide no salir por riesgo de lluvia, no se pondría en la calle ninguno de los pasos y se suspendería el acto tal y como actualmente está diseñado. Cosa distinta es que se suprimiera el ejercicio piadoso, que no se haría, ya que, dado el caso de que el día se encontrara sujeto a las inclemencias meteorológicas por el líquido elemento, el procedimiento sería el mismo que se lleva a cabo en el Vía Crucis ordinario del primer lunes de Cuaresma, es decir, una Cruz presidiría el rezo del Vía Crucis con catorce Cruces de Guía representando las estaciones en el interior de la Santa Iglesia Catedral.

En otro orden de cosas, se mantiene la composición de los respectivos cortejos de las hermandades. De tal modo, se abrirán con la Cruz de Guía y estarán compuestos por cincuenta parejas de cirios. El estandarte formará en medio del cortejo, que cerrará una presidencia. Cabe reseñar que no habrá presencia de varas, solo cirios, y antes de cada paso irán un máximo de seis ciriales. Desde el Consejo hacen hincapié en la circunstancia igualmente conocida de que los pasos irán sin música, si bien se permitirá acompañamiento de capilla o polifónico.

Circular de la Vicaría General

José Antonio Martín Pereira | 1 de diciembre de 2012 a las 11:06

La Vicaría General de la Archidiócesis de Sevilla, con Teodoro León a la cabeza, ha remitido una circular a todos los párrocos rectores y directores espirituales de las hermandades y cofradías de la Archidiócesis, en relación con actos a celebrar por éstas con ocasión del Año de la Fe.

En dicha circular, el vicario general expone que el Via Crucis extraordinario que va a celebrarse en la Archidiócesis de Sevilla con motivo del Año de la Fe será el que tendrá lugar el próximo 17 de febrero en los alrededores de la Catedral. Se trata, indica, de un acto de piedad popular de toda la Archidiócesis, y como tal se incluye entre las celebraciones diocesanas del Año de la Fe.

Asimismo, establece que en los pueblos de la Archidiócesis, como culto externo extraordinario, podrá organizarse un rosario por los frutos espirituales del Año de la Fe, los enfermos y las vocaciones sacerdotales y religiosas, con la imagen que aúne la devoción de los fieles del lugar. Si dicha imagen es titular de alguna hermandad y cofradía, deberá seguirse el procedimiento habitualmente establecido, solicitando el permiso oportuno a través de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías.

Con ello, parece ser que desde la Archidiócesis pretenden fijar los límites ante cualquier propuesta desorbitada que pueda surgir atendiendo a la excusa de la promoción de la Fe.

 

Un cartel, ¿con qué matices?

José Antonio Martín Pereira | 29 de noviembre de 2012 a las 15:24

Ahora que las aguas parecían volver a su cauce, y las opiniones en el seno de las cofradías fluían en una única dirección, la del apoyo, en mayor o menor medida, a uno de los actos centrales (que no el principal) con el que nuestra Archidiócesis está dando cobertura al Año de la Fe, la junta superior del Consejo de Hermandades hacía pública en la tarde de ayer, la designación del distinguido pintor Daniel Puch Rodríguez-Caso para que efectúe el cartel anunciador del anteriormente referido Vía Crucis Extraordinario.

Reconocido cofrade, fue miembro del Consejo entre los años 1988 y 1992 como consejero de Gloria, durante la presidencia de Luis Rodríguez-Caso Dosal; y contrastado artista, entre sus obras el Cartel de las Glorias de Sevilla (1996), el de Semana Santa (2003), o el del Día de la Virgen (2011), en sus pinceles queda la oportunidad de plasmar un evento único en cuanto a su significado.

La disyuntiva nace, sin embargo, de los propios matices que se pretendan con la reseña de la obra pictórica. De este modo, si la concepción versa entorno al carácter pastoral y piadoso del acto, bienvenida sea la aportación. Por el contrario, si lo que se pretende es destacar la voluminosidad del acontecimiento, desde el apego por la puesta en escena de los pasos, en el Consejo habrán vuelto a dejar claro la distancia que separa sus decisiones del verdadero motivo origen del presente curso. La duda, toda vez los planteamientos no han sido expuestos, tiene pinta se resolverá llegada la presentación del cartel. Por cierto, y en estas, con éste se añade otro cartel más a la larga lista de cuantos se suceden en Sevilla durante la Cuaresma y sus inmediaciones.