Archivos para el tag ‘Asenjo’

Entra en vigor el decreto para regular las salidas extraordinarias

José Antonio Martín Pereira | 5 de febrero de 2015 a las 12:51

En la jornada de hoy, jueves 5 de febrero de 2015, entra en vigor el decreto en el que se detallan los criterios por los que se regularán en adelante las salidas procesionales extraordinarias en la Archidiócesis de Sevilla. La noticia la conocimos ayer a través de la Web de la Archidiócesis.

Dicho decreto, rubricado por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, recoge que sólo se dará curso a las solicitudes de salidas procesionales extraordinarias «con ocasión de la coronación canónica de la imagen titular de la hermandad, así como en el XXV aniversario (y los múltiplos de veinticinco) de la coronación de dicha imagen o de la erección canónica de la hermandad». Además, «cuando, previa valoración positiva del Consejo Episcopal, se celebren actos singulares de especial relevancia eclesial y de gran interés pastoral».

Según se deduce, este decreto surge ante la necesidad de fijar «sin más demora unos criterios claros sobre dichas salidas extraordinarias». Unas salidas que se han multiplicado en los últimos años y que «no están expresamente establecidas en las Reglas correspondientes».

En el decreto se detalla además el proceso a seguir para solicitar la salida extraordinaria, siempre que case con los supuestos mencionados y se cumplan los trámites que determinen «las Reglas y el derecho particular diocesano». De tal manera que será necesario presentar «la solicitud ante el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, quien indicará los requisitos canónicos y pastorales, así como el programa de acción caritativa y social a seguir. Una vez completado el expediente al efecto, le dará traslado al delegado episcopal para los Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías, que concederá la preceptiva autorización, si nada obsta en contrario».

Antes de promulgarse el decreto, según recoge la información vertida, el prelado ha realizado consultas al Consejo Episcopal, el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías y el delegado episcopal para Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías.

archidiocesisSevilla

Manifestación de fe

José Antonio Martín Pereira | 13 de mayo de 2014 a las 12:47

El próximo sábado, 17 de mayo, los jóvenes de toda la Archidiócesis de Sevilla (entre 14 y 25 años) están convocados a participar en la Misión Joven, una actividad en la que podrán expresar públicamente su fe por las calles de Sevilla.

La cita dará comienzo a las diez de la mañana, en la parroquia del Sagrario de la Catedral, donde tendrá lugar la celebración de la Liturgia de Envío Misionero, presidida por el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo Pelegrina. A continuación comenzará la Gymkana misionera, bajo el lema ¡Identifícate!, cuyas pruebas estarán relacionadas con las Obras de Misericordia, asociadas a distintas obras sociales de la Iglesia. Con este pretexto se busca mostrar la actualidad de estas Obras en la Iglesia y sus beneficios para toda la humanidad.

Todas las pruebas terminan en un punto común, la Plaza del Salvador, donde se hará un fin de fiesta con entrega de premios a los ganadores, que se desarrollará hasta las dos y media de la tarde.

Los jóvenes que quieran participar deben inscribirse por grupos de 15 personas, liderado por un mayor de edad que asumirá la coordinación del grupo. La inscripción estará realizada por la institución a la que pertenezca el joven (parroquia, hermandad, colegio, movimiento, etc.).

La Gymkana tiene un componente solidario, de modo que se cobrará 5 euros por persona, de los cuales, una parte irá destinada a sufragar gastos, y otra parte se destinará a un proyecto social de la Iglesia.

5

La previa

José Antonio Martín Pereira | 9 de abril de 2014 a las 15:17

La búsqueda de caminos para llevar el Evangelio al hombre de hoy. Esta es la intención que todas las hermandades de la Archidiócesis tendrán presente antes de iniciar sus estaciones de penitencia en la Semana Santa que comienza este fin de semana.

Con este pretexto, la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías, con su director Manuel Soria a la cabeza, ha facilitado a todas las corporaciones cofrades la oración previa, que alude directamente al mensaje del Papa Francisco. Según se destaca en esta información que se ha hecho llegar a todas las hermandades, el hermano mayor o un delegado suyo tomará la palabra tras la introducción del director espiritual y leerá lo siguiente:

«Queridos Hermanos, en estos momentos nos disponemos a realizar nuestra Estación de Penitencia. Todos, unidos en Hermandad, daremos público testimonio de nuestra fe en Jesucristo y de nuestra pertenencia a la Iglesia católica. Cada año, las hermandades y cofradías de la Archidiócesis de Sevilla se unen en la oración al Señor con una intención común. En este año de 2014, ofrecemos las estaciones de penitencia para que la iglesia, conforme a los deseos del Papa francisco, encuentre nuevos caminos para llevar el anuncio y la alegría del Evangelio al hombre de hoy».

 

Vivamos con hondura la Semana Santa

En un mismo orden, el pasado domingo monseñor Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla, manifestaba en su última carta pastoral que «el único protagonismo corresponde a la cruz de nuestro Señor Jesucristo». De este modo, nos invita a contemplarla, mirarla y meditar entorno a ella en los días que se avecinan. «En la contemplación del árbol de la cruz descubriréis la hondura del misterio que celebramos y aprenderéis hermosas lecciones que nos señalan el estilo de lo que debe ser nuestra vida. Yo os invito a descubrir en esta Semana Santa las motivaciones profundas del drama de la Pasión de Jesús».

Insiste monseñor en su texto en que no será posible hallar el verdadero valor de la Semana Santa «sin un clima de silencio, de mortificación, de oración cálida e intensa y de participación activa y gozosa primero en la liturgia y después en las manifestaciones de la piedad popular. Sólo así viviremos con autenticidad el Misterio Pascual que recrea, renueva y transforma nuestras vidas».

Dan comienzo Las Misiones Populares

José Antonio Martín Pereira | 17 de septiembre de 2013 a las 12:20

La Vicaría para la Nueva Evangelización, aprovechando los primeros compases del presente curso, ha puesto en marcha el nuevo proyecto de la Archidiócesis de Sevilla, Las Misiones Populares. Se trata de un proyecto de evangelización con el que la Archidiócesis pretende adherirse fuertemente al compromiso que Benedicto XVI reivindicó para trabajar por la Nueva Evangelización, «(… ) Es necesario un compromiso eclesial más convencido en favor de una nueva evangelización para ayudar a redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe» (Benedicto XVI en la homilía del inicio del Sínodo para la Nueva Evangelización y la transmisión de la Fe).

En este sentido, Las Misiones Populares se entienden como un conjunto de actos y actividades, en diferentes etapas, que se llevarán a cabo en las parroquias con la finalidad de rejuvenecerlas y facilitar el reencuentro de las personas con Cristo. Es por ello que el vicario para la Nueva Evangelización, Adrián Sanabria, anima a todos a trabajar en las Misiones Populares y «puesto que el camino se hace al andar, lo importante es ir trabajando poco a poco y sobre la marcha ir viendo cómo vamos actuando y cómo respondemos».

Asimismo, nuestro arzobispo, monseñor Asenjo Pelergina, en su carta pastoral para el Año de la Fe, considera las Misiones Populares como una acción rica y fructífera para las comunidades cristianas, incluso para los propios sacerdotes, destacando «la iniciativa de la Vicaría Episcopal para la Nueva Evangelización de constituir un equipo diocesano de Misiones Populares, en el que podrían integrarse religiosos con experiencia en esta materia, que luego de la oportuna preparación, puedan acudir a las parroquias que demanden sus servicios».

Puesta a punto

José Antonio Martín Pereira | 30 de agosto de 2013 a las 13:04

A poco de la llegada de septiembre, monseñor Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla, ha dado a conocer los objetivos que la Archidiócesis tiene de cara al curso que comienza de manera inminente. Dicha referencia se ha hecho pública a través de su última carta pastoral, la cual lleva por título ¡Poneos en camino! y consta de 26 puntos. Unos objetivos, concretamente cuatro, que ya fueron expuestos en los últimos años y son los siguientes: la formación del laicado, la pastoral juvenil, la pastoral de la familia y vida, y la caridad.

De este modo, el inicio de las misiones populares y la visita pastoral, un nuevo nuevo Centro de Orientación Familiar en la Parroquia de San Sebastián, la importancia de la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, la configuración de la parroquia como comunidad misionera y las respuestas desde la Iglesia a los afectados por la crisis económica, son algunos de los aspectos más llamativos de la carta que el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, ha escrito con tal motivo.

A destacar la declaración de intenciones expuesta al final de dicho texto, donde el prelado señala «la irreligión, la inmoralidad, la corrupción, la ruptura de nuestras tradiciones morales y religiosas, el olvide de la Ley de Dios, el consumismo desenfrenado y la adoración de los ídolos» como causas que están en el origen de tantos males actuales. Monseñor Asenjo resume su exposición con la esperanza de que la crisis propicie el comienzo de «un camino de conversión y autenticidad, un camino de seriedad, responsabilidad y austeridad».

Monseñor Asenjo

Foto: Archidiócesis de Sevilla

Cáritas Universitaria: balance positivo

José Antonio Martín Pereira | 5 de agosto de 2013 a las 12:40

Con motivo de la finalización del curso académico, Cáritas Universitaria presentaba a últimos de la semana pasada su Memoria de actividades, primera de funcionamiento en la circunscripción universitaria. En este sentido, cabe recordar que Cáritas Universitaria fue constituida como tal por decreto del Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, en octubre de 2011, en una iniciativa pionera en el ámbito de la pastoral de la caridad. Con su creación, la Iglesia de Sevilla quiso fortalecer, dotándola de un marco jurídico e institucional, la importante labor caritativa y social que, impulsada por el SARUS (Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla) y la delegación de pastoral universitaria, venía desarrollándose en el seno de la comunidad universitaria.

Por consiguiente, y según lo refrendado desde la Archidiócesis, la comunidad cristiana universitaria ha querido atender «el mayor número de casos posibles entre el alto de número de estudiantes que, como consecuencia de la situación económica, agotan todas las vías de ayuda que ofrecen las administraciones públicas».

Entre las actividades realizadas, la Memoria destaca el programa de ayudas a estudiantes universitarios, desarrollado en colaboración con la Hermandad de los Estudiantes. Para su desarrollo, que contemplaba una dotación de 26 bolsas de ayuda a estudiantes en dificultad, Cáritas Universitaria ha destinado 4.000 euros, que se suman a los más de 15.500 invertidos por la Corporación del Martes Santo, con el que se ha alcanzado la atención a 36 personas.

Amén del programa de ayudas, Cáritas Universitaria atendió también durante el pasado curso diversas solicitudes derivadas desde las Cáritas parroquiales y el SACU (Servicio de Asistencia a la Comunidad Universitaria), así como otros recibidas directamente por el SARUS, hasta alcanzar 22 intervenciones personales de ayuda en el pago de matrículas, alojamiento, tasas y material de estudio, con una inversión superior a los 7.000 euros.

La Memoria destaca asimismo la ayuda de 8.000 euros con los que la Hermandad de los Estudiantes ha contribuido a la labor del colegio San Javier, en la misión de Zaroli, en la India.

 

Recursos de Cáritas Universitaria

Los recursos económicos de Cáritas Universitaria con los que ha financiado sus actividades provienen de la aportación de los fieles que participan en las misas celebradas en la Capilla Universitaria, por 7.810 euros. A ellos se suman los donativos provenientes de la celebración de sacramentos, que han ascendido a 2.804 euros, así como la devolución de ayudas del cursos anterior, por 900 euros, y el resultado de diversas campañas realizadas en centros universitarios, cuyos resultados han superado los 6.000 euros.

La Basílica Menor de Triana celebra su primer aniversario

José Antonio Martín Pereira | 3 de junio de 2013 a las 12:25

La noticia fue anunciada a la Corporación trianera por el propio Arzobispo de Sevilla, Monseñor Asenjo Pelegrina, en el transcurso de la Función Principal de Instituto celebrada el 4 de marzo de 2012.
.

En el curso de la Solemne Funcion Principal del Quinario en honor y mayor gloria del Santísimo Cristo de la Expiración, celebrada en la mañana del 4 de marzo de 2012, segundo domingo de Cuaresma, el Excmo. y Rvdmo. Arzobispo de Sevilla, D. Juan José Asenjo Pelegrina, notificaba al por entonces Hermano Mayor de la Corporación del Viernes Santo trianero, D. José María Ruiz Romero, el Breve Apostólico por el que Su Santidad el Papa Benedicto XVI otorgaba al Templo dedicado a su bendita advocación el rango y dignidad de Basílica Menor. El decreto que instituyó la nueva Basílica Menor de Sevilla había sido firmado días antes, concretamente a fecha de 22 de febrero, sin embargo, menos de un día separó la costatación en la sede del Palacio Arzobispal y el comunicado oficial por parte del prelado. Con ello el templo del Cachorro, sito en la calle Castilla, pasaba a ser la cuarta Basílica de la ciudad, junto con las de la Esperanza Macarena (por bula de Pablo VI de fecha 12 de noviembre de 1966), Ntro. Padre Jesús del Gran Poder (bula de Juan Pablo II de 29 de diciembre de 1992) y María Auxiliadora (el 26 de octubre de 2008), y la primera del arrabal de Triana.

Un anhelo, entendido así en el seno de la hermandad trianera, que nació a feliz propuesta del recordado y admirado D. Francisco J. Ruiz Torrent, por entonces Teniente de Hermano Mayor, ocupando D. Francisco de Asís Osorno el cargo de Hermano Mayor (1998-2004), y actuando curiosamente el propio Ruiz Romero como Mayordomo. No obstante, en aquella ocasión la solicitud no cuajó y quedó desestimada por diversas causas entre las que figuraba, principalmente, la carencia de ciertas premisas logísticas necesarias para ello. Sin embargo, las primitivas intenciones no descansarían en su cometido y, de la mano del otro gran proyecto surgido a la misma vez, el retablo para el Santísimo Cristo de la Expiración, inaugurado felizmente el 3 de octubre de 2010, poco a poco las ilusiones irían colmándose de argumentos. Fruto de ese silencio hecho trabajo, el día 15 de diciembre de 1999 se logró la dedicación del templo, siguiendo la advocación del propio Cristo, hecho aún no interiorizado en la conciencia de muchos trianeros y trianeras.

Pasado el tiempo, y tras varias tentativas no oficiales en tal sentido (igualmente denegadas), se reactivaron los originarios planteamientos coincidiendo con la semana del Quinario en honor del Cachorro, entorno a un año antes de la consagración. En este sentido, el propio Arzobispo, acogiendo con gran satisfacción la solicitud, pidió se realizara un completo memorandum que acompañara a la reiterada instancia. Toda vez que fue elaborado y entregado el mismo, completando el trámite, sería propio prelado quien lo presentara en la comisión de la Conferencia Episcopal española, obteniendo esta vez sí el juicio favorable de parte de la citada institución. Por consiguiente, además de este visto bueno hubo de realizarse el envío de un opúsculo entorno al templo, así como de un álbum fotográfico en el que se detallaban la forma y disposición interior y exterior del susodicho, insistiendo particularmente en la disposición del presbiterio, la fuente bautismal, el lugar de reserva de la eucaristía y de los confesionarios.

En estos términos, poco más tarde la documentación sería remitida al prefecto de la Congregación para el Culto Divino, el Excmo. y Rvdmo. Cardenal D. Antonio Cañizares Llovera, el cual tras el oportuno análisis concedió su aprobación a tal causa. La Congregación para el Culto Divino es aquella que se ocupa de todo lo que concierne a la Sede Apostólica entorno a la promoción y la reglamentación de la Liturgia y, en primer lugar, de los Sacramentos. Además, es la encargada de promover la acción pastoral litúrgica en lo relativo a la preparación y la celebración de la Eucaristía, de los otros Sacramentos y de los sacramentales, así como la celebración del domingo y de las otras fiestas del año litúrgico y la Liturgia de las Horas. En este sentido, sin lugar a dudas las gestiones del prelado hispalense fueron fundamentales para que la mencionada congregación aprobara la certificación, en virtud a las normas vigentes para la declaración del título de basílica menor recogidas en el Basilicae Minoris, de fecha 9 de noviembre de 1989. En última instancia, la proposición fue autorizada por Su Santidad el Papa Benedicto XVI, quién firmó el Breve Apostólico que llenaba de orgullo y alegría a la señera Corporación de la calle Castilla tal día como hoy hace justamente un año. A este respecto Fernando Briones, actual Teniente Hermano Mayor, declaraba por aquel entonces que «la Hermandad ha aprovechado el momento institucional histórico, labrado en el tiempo y muy consolidado a día de hoy».

Esta imagen permanece aún imborrable en la retina de quienes fuimos testigos de tan gloriosa jornada…

Foto: Hermandad del Cachorro

Monseñor Asenjo y las nuevas comunicaciones sociales

José Antonio Martín Pereira | 17 de mayo de 2013 a las 11:16

Poco ha trascendido, pero el pasado domingo día 12 la Iglesia celebró su 47 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, efeméride que desde 1967 tiene lugar en torno a la Solemnidad de la Ascensión. Cuánto hemos cambiado desde entonces, si atendemos a las consideraciones para aquella primera edición, propuesta por el Concilio Ecuménico Vaticano II, por las que el papa Pablo VI defendía el papel de la Iglesia de cara a «llamar la atención de sus hijos y de todos los hombres de buena voluntad sobre el vasto y complejo fenómeno de los modernos instrumentos de comunicación social, tales como la prensa, el cine, la radio y la televisión», entendidas las notas más características de la civilización de aquel momento.

Una semana antes, el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, se dirigía por medio de su carta pastoral a los fieles centrando su discurso «en el mundo de la comunicación y en las relaciones humanas, especialmente entre los jóvenes, están produciendo las nuevas tecnologías». Para el prelado sevillano, «vivimos en la era digital, en la que cabe admirar el potencial extraordinario que albergan estos nuevos medios, cuando se usan para favorecer la comprensión y la solidaridad humana. Son entonces un verdadero don para la humanidad».

Según las consideraciones de monseñor Asenjo, «el medio digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la realidad cotidiana de muchos, y en este mundo hay que anunciar también a Jesucristo como camino, verdad y vida del mundo, fuente de sentido y de esperanza para todos, pero muy especialmente para los jóvenes. Nuevas tecnologías de la comunicación y redes sociales no son realidades ajenas a la Nueva Evangelización, sino complementarias, pues la Iglesia tiene que ofrecer al mundo el mejor tesoro que posee por todos los medios a su alcance».

Con estas premisas, nuestro arzobispo expone claramente su apoyo y compromiso con respecto a las nuevas vías de comunicación social, al tiempo que aprovechó para saludar y reconocer la labor de los profesionales de los Medios, a los que agradece el servicio que prestan a la Iglesia. Sin dudas un nuevo impulso, alejado, eso sí, del innumerable catálogo de personajes los cuales, ajenos por completo a la profunda labor que realiza la Iglesia en nuestros días por la sociedad en general, no cubren ningún bien disociando y distorsionando aquello que respecta a la relación cofradías-Iglesia.

Fuente imagen: Archidiócesis de Sevilla

Aviso serio

José Antonio Martín Pereira | 14 de mayo de 2013 a las 11:46

El sábado se acusó el primer aviso serio. Las lecturas no engañan, va siendo hora de afrontar la realidad, y no de seguir esquivándola como hasta ahora cada una de las partes se ha empeñado en mantener. No en vano, Sevilla siempre fue baluarte de la fe, a pesar de que es ahora, curiosamente bajo la órbita de un año litúrgico de tan memorable significación espiritual como es el presente, cuando más se está haciendo patente un distanciamiento que amenaza con derribar parte de la estructura sobre la que cimientan pilares cada vez más desarraigados.

Ni siquiera la Virgen de los Reyes, Patrona de Sevilla y toda su Archidiócesis, fue capaz de aunar aristas. Fueron dos horas y media de procesión, dos horas con la Patrona en la calle en rosario de la aurora, ante la incredulidad de propios y extraños por la profunda escasez de público (que no le confundan ciertas tomas fotográficas). A la vista de cualquier quince de agosto, quién lo diría. Numerosas cuestiones acechan, bajo las sombras de un Año, enmarcado de la Fe, que más que armonizar, en Sevilla está poniendo de manifiesto desencuentros infranqueables. Mirar a otro lado, solo puede llevarnos a empeorar las relaciones futuras.

Foto: Juan Carlos Muñoz

Monseñor Asenjo aboga por la vuelta de La Inmaculada de Murillo

José Antonio Martín Pereira | 24 de abril de 2013 a las 11:53

Según ha dado a conocer en el día de hoy la Agencia de noticias Europa Press, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, ha considerado de «absoluta justicia» la devolución del lienzo La Inmaculada, obra del insigne pintor hispalense Bartolomé Esteban Murillo, a su lugar original, que no es otro que la capilla del Hospital de los Venerables. Actualmente la obra forma parte de la colección del museo madrileño de El Prado, después de que el mariscal Soult la expoliase durante la ocupación francesa a principios del siglo XIX.

Monseñor Asenjo responde de este modo a través de una carta, a la que tuvo acceso dicha Agencia de noticias, a la petición realizada por el secretario provincial de Sevilla del PA, Manuel Visglerio, y a la secretaria local en la capital andaluza, Dolores Dávila, a este respecto.

De este modo, el arzobispo recalca que se trata de un asunto de «absoluta justicia», aunque duda de que sea posible la recuperación de esta obra. «Por mi parte, me interesaría grandemente, pues se trataría de que volviera a un edificio propiedad de la Iglesia», ha manifestado abiertamente.

Del mismo modo, ha dejado claro que se puede contar con él para colaborar en las gestiones que se estimen convenientes para su recuperación, «aunque sea una empresa muy difícil, por no decir imposible».