Archivos para el tag ‘católicos’

La imagen de 2016

José Antonio Martín Pereira | 30 de diciembre de 2016 a las 12:20

Sucedió hace escasamente unos días, concretamente durante la celebración de la Misa de Navidad que conmemoraba el Nacimiento de Jesús, y desde entonces la estampa ha recorrido medio mundo por todo lo que conllevó el hecho de que se produjera. Fue tomada en la catedral maronita de San Elías de Alepo (Siria), cerrada durante los cuatro años en que las fuerzas del gobierno y los grupos yihadistas y rebeldes se disputaron el control de la ciudad más grande del norte del país y, sin duda, la más castigada por el paso de la guerra, y en ella se puede observar a cientos de católicos participando de la liturgia por la llegada del Señor.

Y no debe caer en saco roto, sino que propiamente exige tomarla como una invitación a la reflexión. Aquí somos agraciados los que vivimos más tranquilos, sin el drama de la guerra y de la persecución moral acechando con su guadaña, con nuestros templos ricos e intactos y sin embargo constantemente renunciamos a Dios y anteponemos banalidades a su compañía en la Eucaristía. ¡Ojalá 2017 traiga nuevos aires!

MisaDeNavidadEnCatedralDeSanEliasEnAlepoSiria_AlexandreGoodarzySOSChretiensDOrient_261216

Foto: Aciprensa

La Navidad está viva

José Antonio Martín Pereira | 23 de diciembre de 2016 a las 12:59

Corren días de vorágine mediática y consumista. Prácticamente podría decirse que la Navidad aterriza en nuestros salones con la llegada del mes de noviembre, la publicidad y los escaparates se encargan de recordarnos un adelanto tan inapropiado como recurrente, que con el paso de los años está calando en la manera de interpretar una festividad a la que ciertamente le sobran matices, y no necesita de añadidos secundarios.

Luego están los que quieren eliminar cualquier signo o elemento cristiano de la Fiesta, que viene a ser algo así como si a la persona que cumple años se le prepara una gran celebración cargada de adornos y repleta de mensajes pero se prohíbe tajantemente invitar al festejado. Curiosa manera de alterar los caminos que, por otra parte, responde a un guión repetido a lo largo de la Historia por las diferentes sociedades.

No obstante son precisamente estas circunstancias contrarias las que fortifican el período que viviremos intensamente durante estas fechas, porque la magia y los buenos deseos una y otra vez terminan imponiéndose. El abrazo de un ser querido, las felicitaciones desde la lejanía, la riqueza de la Palabra o los cientos de miles de voluntarios que dedican parte de su tiempo a aliviar la situación de otras personas siempre superan y siempre superarán los puntiagudos cercos que acechan la llegada del Mesías. En base a ello nos hallamos en posesión de afirmar que la Navidad está viva, muy viva.

Al hilo de esto último oía la otra tarde en un retiro de Adviento que para los cristianos es tiempo de gozo, de comprender qué necesita Dios de nosotros y cuánto podemos ofrecerle. En este sentido quizás en los pequeños detalles a nuestro alcance logremos acoger como merece la llegada del Salvador, ésa es sin lugar a dudas la mejor respuesta contra quienes ansían aniquilar su presencia ocultando símbolos y despreciando sus mensajes.

¡Feliz Navidad para todos!

La_adoración_de_los_pastores_(El_Greco)

La adoración de los pastores. El Greco (1612). Museo del Prado

El Dios de todos

José Antonio Martín Pereira | 3 de noviembre de 2016 a las 12:04

Mucho se ha dicho y se ha escrito. No en vano, la presencia del Señor fuera de su lugar habitual de culto en pleno otoño servirá probablemente para escribir una nueva página en la ya prolongada Historia de la ciudad. El motivo, que no es otro que presidir el Jubileo de las Hermandades con motivo del Año de la Misericordia, bien lo merece.

Es por ello que durante las últimas semanas se han repetido innumerables alusiones al origen y desarrollo de la devoción al Gran Poder, desgranado aspectos en relación al valor de la talla y publicado infinidad de fotografías y textos del ayer y del hoy. No obstante referirse al Señor supone elevar el grado de trascendencia, significa hacerlo de una de las imágenes icono en lo que al catolicismo respecta a nivel global. Sería difícil, por no decir imposible, cuantificar los sentimientos que despierta la irrepetible talla de Juan de Mesa a lo largo y ancho del mundo, pero de lo que no hay dudas es de la imagen de Jesús del Gran Poder es la del Dios de todos, por la cercanía que despierta su mirada y por el inmenso legado inmaterial que generación tras generación ha perdurado hasta nuestros días.

Llegados a este punto ligeramente podremos comprender la devoción que durante este fin de semana concentrará Sevilla, exposición entre los que recorrerán kilómetros para ser partícipes en primera persona y aquellos otros a los que la distancia les obligará a rezar de otra manera. Porque el Gran Poder es termómetro perfecto a la hora de medir la temperatura interior con la que los fieles se acercan a Dios, como si éste fuera lo que en realidad es, un vecino más en la nómina del añejo barrio en el que reside. Génesis del sevillano credo, Señor de San Lorenzo.

Gran Poder Año de la Misericordia

El Señor del Gran Poder en su paso con motivo del Jubileo de las Hermandades por el Año de la Misericordia.
Foto: Hermandad del Gran Poder

Manifestación en favor de la libertad religiosa

José Antonio Martín Pereira | 26 de febrero de 2016 a las 12:44

A las doce de la mañana de este viernes, 26 de febrero de 2016, cientos de personas se han manifestado a las puertas del consistorio en favor de la libertad religiosa. La convocatoria espontánea surgió en la jornada de ayer a través fundamentalmente de las redes sociales, como respuesta a las amenazas de la extrema izquierda con representación política en el Ayuntamiento de Sevilla (Participa Sevilla, marca blanca de Podemos, e Izquierda Unida), tras conocerse que llevarían al pleno de hoy ocho medidas para una supuesta laicidad que curiosamente sólo afectan a las tradiciones católicas que perduran en la ciudad desde hace siglos. Se han vivido momentos emotivos en el rezo masivo de oraciones, así como se han lanzado consignas en contra de la persecución religiosa y el totalitarismo radical.

Se da la circunstancia de que ambas formaciones, que suman 5 de los 31 ediles que conforman el pleno en el Ayuntamiento hispalense, dieron su apoyo al PSOE para la investidura como alcalde a Juan Espadas tras los resultados de las pasadas elecciones municipales de mayo de 2015.

manifestacon_sevilla

manifestacon_sevilla2

Las medidas radicales

«Que el Ayuntamiento no mantenga más su presencia, ni como institución ni como representantes públicos, en cualquier acontecimiento y/o manifestación religiosa, lo que implica el cese de las invitaciones que se hacen desde Alcaldía a estos actos y la reserva de espacios para los grupos municipales en misas, procesiones u otros eventos de cualquier confesión».

«Que todos los actos organizados por el Ayuntamiento sean “exclusivamente civiles y sin connotaciones ni simbologías religiosas”. Y, del mismo modo, propone que el Consistorio hispalense no invite a éstos a los representantes eclesiásticos ni los considere autoridad pública».

«Se insta al Gobierno central a derogar los acuerdos con la Santa Sede para garantizar la separación total de la Iglesia católica y el Estado y acabar con la situación privilegiada de la que la institución eclesial viene disfrutando desde hace tiempo en numerosos aspectos sociales, educativos, culturales y económicos».

– Se apoyará la procesión denominada «Coño Insumiso». Participa Sevilla exige que se retire la denuncia contra la procesión del «Coño Insumiso», por la que hay cinco personas procesadas.

– Eliminar del nomenclátor a religiosos e imágenes devocionales. La moción de IU insta a «promover un callejero laico y aconfesional».

París

José Antonio Martín Pereira | 15 de noviembre de 2015 a las 12:59

Consternados. Así estamos, y así seguimos toda vez se van conociendo más detalles de la barbarie del viernes noche en París. Y no porque esas victimas valgan más que las que mueren diariamente en Siria o en otros países árabes por la misma causa, sino porque esta vez parece que las consecuencias amenazan con alcanzar nuevas cotas. Es curioso, pero las religiones primitivas surgieron entre otras cosas para dar respuesta a la muerte, sin embargo hoy existe quien la utiliza a sangre fría para todo lo contrario. Ante esta circunstancia el panorama a nivel mundial se antoja complicado. A los cristianos católicos sólo nos queda orar y ser fieles a nuestra doctrina, siguiendo al Dios de Amor que acude a nosotros cada domingo en la Eucaristía.

Papa_Francisco
Foto: Aciprensa.com

Religión al rincón

José Antonio Martín Pereira | 23 de octubre de 2015 a las 12:04

En pleno inicio de la carrera electoral, los diferentes partidos definen su estrategia de cara a las elecciones generales de finales de año; y poco a poco exponen públicamente sus argumentos, con mayor o menor acierto porque la política, al menos la que se revela en España, carece hoy en día del principio básico que no es otro que la confianza de un electorado al que visto lo visto le pueden el desgano y la apatía ante los escándalos que salpican a sus dirigentes(pero ése es otro tema).

A esta circunstancia se suma el todo vale con el que la política actual sienta sus bases en nuestro país, donde se huye de formalismos y de los viejos usos, en un cambio de modelo que busca atraer a esos ciudadanos no convencidos pero, sobretodo, a los medios de comunicación. De esta manera se logra captar a votantes ajenos a una determinada ideología pero a los que, de alguna manera, le llaman la atención las nuevas formas de utopía sembradas.

Y luego están los que pretenden coartar la libertad atacando siempre por la misma vía. En esta perspectiva encajaría el borrador del programa electoral del PSOE, titulado «Un proyecto de país: conocimiento, crecimiento y cohesión. El cambio que une», que contiene alrededor de 1.200 medidas recopiladas en 258 páginas y que está dando mucho que hablar no precisamente por sus pautas de progreso social, sino más bien por todo lo contrario.

En este sentido el documento plantea un amplio número de iniciativas donde destacan diversas propuestas orientadas a derogar medidas aprobadas por el Gobierno del PP en esta última legislatura, como la reforma laboral, la ley educativa o la de seguridad ciudadana, circunstancia lógica en un país de vaivenes como es éste; pero también pretende intervenir sobre el ámbito de la libertad privada en lo que a la religión se refiere.

De este modo, recoge el borrador de dicho programa para las generales intervenciones como las siguientes:

- Suprimir de la escuela pública la enseñanza de la asignatura de religión. Supresión de la religión del currículum y horario escolar. Los colegios concertados y privados que quieran dar religión tendrán que hacerlo, por tanto, en horario extraescolar.
– Revisar el Concordato con la Santa Sede y retirar los símbolos religiosos de los edificios de carácter público, salvo que sean elementos estéticos o artísticos o estén en espacios de culto.
– Reclamar la titularidad del dominio o de otros derechos sobre los bienes que desde 1998 han sido inmatriculados a favor de la Iglesia Católica si este proceso se produjo sin la existencia de un título material y previo que justificase su titularidad.
– Transformar los lugares de culto en los centros públicos de internamiento como prisiones y hospitales en lugares de oración multiconfesionales y garantizarles la asistencia religiosa que soliciten.

En resumidas cuentas, resulta significativo como el partido que se erige en el garante de las libertades, con el señor Sánchez a la cabeza, tal vez dentro de una estrategia para apartar un discurso o un ideario que no atraen, lo que pretenden es intervenir en un estado laico coartando la libertad privada, prohibiendo lo que no prohíbe la Constitución.

Es curioso pero sólo hace falta tomar como botón de muestra los menús de los comedores en los colegios públicos para conocer cuál es el procedimiento con los alumnos musulmanes. Es decir, el laicismo impuesto por unos y consentido por otros mira siempre al mismo lado, y mientras entre unos y otros siguen empujando a la religión al rincón la comunidad cristiana calla y otorga. Así nos va.

Primeras Comuniones: transmutación religiosa

José Antonio Martín Pereira | 5 de mayo de 2015 a las 12:25

Mayo es, entre otras cosas, el mes de las Comuniones. Sin embargo el hecho de celebrar la Primera Comunión hace tiempo que ya dejó de tener el significado con el que se implantó en la sociedad española. El concepto religioso ha quedado relegado definitivamente a un segundo o tercer plano en la mayoría de las celebraciones, en las que lo que más importa es el vestido, el banquete y, sobretodo, los regalos. Cabe puntualizar que en sus orígenes, allá por el siglo XIII, la Primera Comunión no poseía carácter de acto socialmente relevante, pero a partir del siglo XX y hasta la actualidad las circunstancias a la hora de llevar a cabo la celebración han cambiado sustancialmente, hasta tal punto de que limousines, coches de caballos o espectáculos de dj´s formen parte cada vez con más asiduidad de los excesos a la hora de conmemorar tal día.

Tanto es así que existen hasta comuniones por lo civil (así como bautizos de la misma índole), en lo que viene a concluir la transmutación de la ceremonia religiosa por una exhibición de poderío económico familiar que mueve cientos de miles de euros al año. De este modo la Primera Comunión, al igual que ha sucedido con otras celebraciones religiosas como las bodas, la Navidad o la propia Semana Santa, evidencia dos de los aspectos esenciales de la transformación de la sociedad española: el laicismo y el consumismo. Y dentro de esta nueva concepción, el momento central como no podía ser menos se ha desplazado de la iglesia al restaurante.

Lo que está claro es que la Eucaristía o la Sagrada Comunión, en la iglesia católica, significa recordar y volver a celebrar aquella última Cena de Cristo junto con sus apóstoles. La Eucaristía es en sí misma la fuente y culmen de la vida de todo cristiano. Es el sacramento del cuerpo y de la sangre de Jesucristo, con el pan y vino, y ello es algo que habría que recordar a muchos padres y madres. A la vista está, da pena comprobar en lo que nos estamos convirtiendo…

Cuarenta días y cuarenta noches

José Antonio Martín Pereira | 18 de febrero de 2015 a las 11:09

El libro de las ilusiones echa el ancla sobre la Colonia Iulia Romula Hispalis que renaciera de la mano del emperador Julio César. Un invierno más, como si el calendario mutara sus complejidades, la Cuaresma, con su rigor irreprochable y sus primeros signos recupera la ciudad en la que el Barroco sembró plenitudes, llenando los vacíos dejados por el recuerdo.

El tiempo de Cuaresma rememora los cuarenta años que el pueblo de Israel pasó en el desierto mientras se encaminaba hacia la tierra prometida, con todas sus implicaciones, y no es sino una llamada más, que enraizada en la liturgia aboga por trazar y cimentar esa senda de la que a menudo solemos desviarnos. A menudo ocurre que caminamos demasiado deprisa, no tenemos tiempo para nada y obviamos circunstancias generales o particulares que suceden a nuestro alrededor. De este modo, es imposible darnos cuenta de los signos de Dios en cada paso que damos, ni de a qué nos llama, ni de cómo interviene en nuestra vida a través de la vida de los otros.

Se despliegan, a partir de hoy Miércoles de Ceniza, cuarenta días y cuarenta noches cargados de estímulos que deben aunar para esforzarnos en nuestra conversión. Camino corto e intenso que se resolverá en la conciencia, cuando el primer nazareno de túnica alba desnude nuestro interior con su pausado transitar.

Iglesia de El SalvadorFoto: Fran Silva

«Pulvis es et in pulverem reverteris» (Génesis 3,19). La reflexión acerca del deber de la conversión recuerda la inexorable caducidad y efímera fragilidad de la vida humana, sujeta a la muerte.

La intemporalidad

José Antonio Martín Pereira | 23 de enero de 2015 a las 12:26

Enero avivó la hojarasca que yace circunscrita en cada uno de los rincones de la plaza que da nombre al barrio. Frescor intenso de brumas mañaneras. Días que caminan redactando los últimos capítulos de la primera etapa del almanaque. Apenas celebrábamos su Nacimiento, cuando ahora el horizonte acerca parsimoniosamente la Pasión, Muerte y Resurrección que año tras año suponen el perfecto equilibrio en la respiración de la ciudad.

Y cada viernes un oasis, un desafío a la ciencia que en sí misma constituye el ejercicio personal de la fe, como si la historia se repitiera en cada una de sus formas con independencia de sus actores. La catequesis mejor escrita la componen madres que caminan con sus hijos; grupos de señoras con sus manos ocupadas entre claveles y bolsas; aquel señor que hoy disfruta de una vida exenta de preocupaciones; el estudiante recién salido de clases en la facultad; el abuelo que empuja el carrito de su nieto; o varios turistas despistados. Desde el último banco, bajo la inmensa bóveda basilical, cinco siglos después de su hechura seguimos siendo testigos de la intemporalidad del Gran Poder.

Gran Poder

La paja en el ojo ajeno

José Antonio Martín Pereira | 21 de agosto de 2014 a las 12:36

El revuelo en las redes sociales ha vuelto a salpicar a las cofradías sevillanas, en este caso a la Hermandad de la Sagrada Lanzada. El motivo, una publicación en Twitter en la que un usuario respaldado en el anonimato de la red comparaba al cortejo de la cofradía del Miércoles Santo con un desfile militar nazi. La denuncia por parte de la corporación de San Martín unida a la de otros muchos usuarios particulares terminaba por conseguir su objetivo y dicha cuenta, en la que se recogían una larga serie de alusiones a modo de mofa pública contra los católicos en España, desaparecía de la red social en la jornada de ayer.

Por desgracia este tipo de provocaciones que consisten en atacar ofensivamente la libertad religiosa alegando una cuestionable libertad de expresión, ya sea mediante éste u otros medios no dejan de ser un habitual en lo que respecta a la persecución del colectivo católico en los últimos tiempos en nuestro país, como bien dejan buena nota numerosos análisis publicados en torno a la materia. Sin embargo, desde la perspectiva de las cofradías sevillanas como de costumbre mucho más fácil resulta ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio. Y no es necesario echar la vista sobre otros escenarios, basta planear sobre Twitter para comprobar la existencia de numerosos perfiles que confunden la guasa con múltiples formas de desprecio o faltas de educación (cívica y religiosa). Y es que, en lo que al ámbito sevillano se refiere, estamos rodeados por jartibles, rancios y otro tipo de especímenes kofradieros que vienen a hacer lo mismo que rápidamente han denunciado, esconder su identidad y armarse de valor para criticar todo lo que les viene en gana sin ningún tipo de tapujos. Pero claro, a estos les reímos las gracias sin pararnos a pensar en que el arduo frikismo ultra que profesan no repercute ni un mínimo de bien sobre las cofradías en particular, y  sobre la defensa de la fe en general. Novelería sevillana en su capítulo de agosto.

BvZ7vmRCUAAEobl

Captura de pantalla de la polémica