Archivos para el tag ‘ciudad’

Caminemos…

José Antonio Martín Pereira | 1 de marzo de 2017 a las 10:21

Con la impronta que suscita el nuevo ropaje, la amanecida trajo un elenco inagotable de elogios. Atrás el tiempo ordinario, el testigo queda ahora en manos de una Cuaresma cuyas intenciones pasan, una vez más, por ayudarnos a tejer el los perfiles que conduzcan hacia la conversión verdadera. Y el que arriba no es, pese a la projilidad de sus instrumentos, un tiempo fácil donde aventurarnos al descuido, sino que más bien exige de la implicación diaria a través de los pequeños gestos a nuestro alcance.

Con las puertas de par en par abiertas, la ciudad a lo largo y ancho de los límites que le han sido establecidos dispensará a su debido tiempo cada signo, cada escena con hilo directo a los sentidos; cultivando la memoria, alimentando la llama de esa candelería enrojecida que, encendida hoy, culminará con su luz hasta fundirse con el azul del Domingo anhelado. Entonces, y sólo entonces, el sueño habrá vuelto a desbancar todo el universo de sensaciones idealizado. Caminemos…

Nazarenos

Foto: Antonio Sanchez Carrasco

Sevilla no se lo merece. Urge el acuerdo

José Antonio Martín Pereira | 6 de febrero de 2013 a las 10:52

Sin buscar culpables. Obviando mentar la cara tan dura que tienen quienes asocian su rostro al de las pancartas reivindicativas desatendiendo su propio pasado. Esquivando cualquier dato que nos pueda llamar al posicionamiento. Evitando argumentos o testimonios. Apartando el deplorable estado que aguarda a las cofradías que en los próximos días celebran culto en el exterior de sus templos. Dejando a un lado todo eso y más, subyace una ciudad herida donde más le puede doler, en su mismo rostro. Aquel que tanto nos entrega, soporte  que poco degustamos y valoramos, y muchas veces sin en cambio menospreciamos martirizando su valor. Sevilla no merece que revistan sus esquinas de mierda, que aireen los olores de la falta de acuerdos, o que los trepas de turno utilicen el daño al mobiliario público como medida de presión.

¿Hay derecho a esto? Y si lo hay, ¿dónde está el límite que los ciudadanos debemos soportar? Hoy nos levantamos con un anuncio de acuerdo que esperemos quede refrendado en las próximas horas. Señores, a los unos y a los otros: ¡basta ya!