Archivos para el tag ‘Corpus Christi’

Que perdure

José Antonio Martín Pereira | 19 de junio de 2017 a las 11:54

Dejamos atrás una semana intensa alrededor de la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía. El Corpus Christi que recorrió las calles de media España acompañado de múltiples actos encaminados a engrandecer su presencia. Aquí en Sevilla, amén del debate acerca del numeroso cortejo que se congrega en la procesión del jueves, el tema recurrente de conversación ha sido el calor, que incluso dio pie a que alguna de las procesiones de ayer alterase su ritmo o acortarse el itinerario previamente establecido. En estas circunstancias siempre es bueno pensar que la Historia ha puesto continuamente a prueba la celebración de la fiesta en innumerables ocasiones, y que por suerte hoy día podemos disfrutarla en todo su esplendor. De nosotros depende que perdure.

corpus 1930

Foto: Dubois. Paso de la Custodia en la plaza de San Francisco, 19 de junio de 1930

Caviar sin comensales

José Antonio Martín Pereira | 30 de mayo de 2016 a las 10:40

En la festividad de San Fernando, patrón de la ciudad de Sevilla, aún resuenan los ecos de la última celebración del Corpus, cuya riqueza artística e Historia se determinan incuestionables pero cuyo estado actual invita cuánto menos a un ejercicio de reflexión colectivo.

Hablar del Corpus Christi en Sevilla significa remontarnos a principios del siglo XV, debió ser sobre 1400 cuando adquiere sus orígenes en Sevilla, aunque la documentación conocida sobre este acto es de 1426. Analizar los pasos y desgranar los detalles que rodean a la fiesta implicarían dedicar toda una tesis, pero no hace falta imbuirse tanto para alcanzar la conclusión de que algo está fallando, o de que en algo nos estamos equivocando.

A la progresiva disminución de público nos remitimos, en los últimos años más que evidente. Circunstancia que paradójicamente se manifiesta antagónica al regreso del Señor de la Cena a su templo a eso del mediodía, con calles a rebosar y sonido de cornetas. Y no digamos ya de la reducción del número de altares, o de la palpable falta de calidad que reflejan algunos de ellos, producto tal vez del aura conformista que hasta ahora ha hecho de telón para que ni el Cabildo Catedral ni las propias hermandades, con exceso de representación en sus cortejos corporativos, se hayan planteado una reforma que a tenor de los acontecimientos empieza a valorarse como necesaria. Al caviar, está claro, le faltan comensales.

Corpus Sevilla

Buscando estímulos

José Antonio Martín Pereira | 3 de julio de 2013 a las 13:37

Desde el Consejo de Hermandades, en consonancia con la línea que mantienen Ayuntamiento y Cabildo Catedralicio en los últimos años, se trabaja en la búsqueda de estímulos para realce de la Fiesta del Corpus Christi. De este modo, a partir del próximo año, el organismo rector de las cofradías sevillanas subvencionará a aquellas hermandades que dignifiquen mediante el montaje de un Altar la citada Fiesta. Es preciso señalar, que estas subvenciones solo serán destinadas a aquellas cofradías que integren dicho órgano. El importe será de 150 euros.

En el pasado Corpus Christi 2013 tan solo se instalaron seis altares, cinco pertenecientes a corporaciones de la capital (Siete Palabras, Amor, Resurrección, San Isidoro y Pasión), amén del que instalara hermandad de la Asunción de Cantillana. A ellos habría que unir el de La Cena en el Palacio Arzobispal y el de La Hiniesta de la Plaza de San Francisco.

La luminosidad del Corpus

José Antonio Martín Pereira | 30 de mayo de 2013 a las 14:40

Corrían las ocho y media de plena de memoria, cuando el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, oficializaba las primeras palabras en la Santa Misa de la solemnidad del Corpus celebrada en el Altar del Jubileo. A partir de ése momento, Dios al reencuentro de la Sevilla eterna, fundiendo acero para revitalizar los eslabones de la tradición versada entre bermejas espigas y verdores de uvas, Cuerpo y Sangre del Divino.

Entorno a las 12 y media del mediodía, después de aproximadamente cuatro horas de procesión, hacía su entrada en la Catedral de Sevilla la Custodia con el Santísimo del Corpus Christi. Jornada vestida con letras de oro, en la que miles de sevillanos y visitantes recorrieron las calles del centro acompañando a la procesión, que este año ha coincidido con la fiesta del patrón de la ciudad, San Fernando. Asimismo la mañana, inusualmente fresca, ha permitido al público participante admirar con más comodidad las imágenes de los nueve pasos.

La Custodia del Corpus

José Antonio Martín Pereira | 28 de mayo de 2013 a las 13:04

La festividad y celebración del Corpus Christi, arraigada en la ciudad de Sevilla pero venida a menos en las últimas décadas, se tiene constancia existe desde mediados del siglo XV, siendo en 1532 el momento en el cual acuerda establecer el recorrido que se mantiene hasta nuestros días. En estas, el Corpus, tal y como lo conocemos en nuestros días, se presenta envuelto en un cúmulo de detalles que lo hacen especialmente único, tanto en el plano material como en lo referente a la propia tradición.

A destacar, materialmente hablando, la imponente Custodia del Santísimo Sacramento, obra del leonés Juan de Arfe Villafañe realizada en plata de ley entre los años 1580 y 1587. Posee una altura de 3,25 metros y un peso aproximado de 350 kilos, y está dividida en varios cuerpos claramente diferenciados.

El primer cuerpo, sobre el basamento, contiene doce columnas jónicas pareadas con fuste, con adornos florales y grutescos. Entre ellas aparecen figuras de ángeles y detrás se sitúan otro grupo de columnas más pequeñas. En medio de este conjunto se encuentra imagen de la Inmaculada Concepción.

Sobre el zócalo se sitúan las figuras de los cuatro Padres de la iglesia, Tomas de Aquino, el Papa Urbano IV y treinta y seis escenas eucarísticas del Antiguo y Nuevo Testamento. También este basamento, como el primero, está formado por columnas pareadas de estilo corintio, y entre ellas, doce querubines con instrumentos de la Pasión. En el centro se sitúa el viril donde se coloca ostensorio con Jesús Sacramentado, realizado en oro en el siglo XVIII.

El cuarto cuerpo es el que contiene a la Santísima Trinidad, rematado por linterna configura de la Fe. Se compone de un templete circular formado por doce columnas pareadas, y detrás de estas, otras doce de menor tamaño.

Corpus Christi. Y brilló el sol

José Antonio Martín Pereira | 23 de junio de 2011 a las 12:07

No es estrictamente correcto argumentar que Sevilla madruga cada año para acompañar a la procesión del Corpus Christi, ya que la festividad se conmemora con ahínco desde la mismísima tarde previa, aquella cuyas postrimerías acogen esplendores de altares vivos de Fe.

Corrían las ocho y media de una mañana en la que el sol ya apuntaba intenciones cuando el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, oficializaba las primeras palabras en la Santa Misa de la solemnidad del Corpus celebrada en el Altar del Jubileo. A partir de ése momento, Dios al reencuentro de la Sevilla eterna, fundiendo acero para revitalizar los eslabones de la tradición versada entre bermejas espigas y verdores de uvas, Cuerpo y Sangre del Divino.

Entorno a cuatro horas repletas de bullicio y majestuosidad, fermentadas en la conjunción religiosa y civil elevada sobre las fluctuaciones de la política, y colmadas de grandeza al transitar de la comitiva formada por los pasos de Santa Ángela, las Santas Justa y Rufina, San Isidoro, San Leandro, San Fernando, la Inmaculada, el del Niño Jesús de Martínez Montañés, de la Sacramental del Sagrario, el de la Santa Espina, que porta la reliquia más importante de la Catedral, y el de la Sagrada Custodia.

Jornada que al término de la procesión eucarística no concluye, tornándose en inexcusable la oportunidad para admirar los altares, escaparates y balcones exornados en el recorrido y calles aledañas. Ello bajo el sol que vislumbra la magnificencia del Santísimo.

Más entorno al Corpus

José Antonio Martín Pereira | 17 de junio de 2011 a las 11:51

Confirmado desde hace un par de semanas que el Misterio completo de la Hermandad de la Sagrada Cena presidirá el Altar del Palacio Arzobispal con motivo de la Magna Procesión Eucarística, nuevas hermandades se adhieren a tan insigne celebración, lo cual siempre es motivo de orgullo.

Más que el hecho en sí de la incorporación de diferentes corporaciones a las habituales para engrandecimiento de tan glorioso día, la conclusión que se extrae es la toma de conciencia relativa a dar testimonio público de Fe cuando la ocasión lo justifica y así lo merece. El valor de la “Fiesta de la Eucaristía”, que no solo nos invita a adorar la presencia sacramental de Jesús en el Sagrario, sino que insta a hacernos reflexionar sobre el valor de la Misa, así como a vivir de acuerdo con la doctrina de Cristo y su acción salvadora.

De este modo, la Hermandad de La Resurrección recibirá la procesión del Corpus del próximo día 23 con un Altar presidido por el ángel sedente que tallara Francisco Buiza en el año 1975. Igualmente, los hermanos de La Sed honrarán al Santísimo Sacramento con la imagen de la Inmaculada Concepción que no hace mucho presidía el templo al que otorga su nombre. Así, la corporación de Nervión pretende conmemorar el 150 aniversario del Patronazgo de la Inmaculada Concepción en España y América. Fue allá por 1985 la última vez que La Sed instaló un altar, presidido en aquella ocasión por la Virgen del Carmen.

El Misterio de La Cena presidirá el Corpus Christi de este año

José Antonio Martín Pereira | 25 de mayo de 2011 a las 13:44

Sepa usted que el Misterio completo de La Sagrada Cena presidirá este año el Altar del Palacio Arzobispal durante el discurrir del cortejo eucarístico, y no participando del mismo como apuntaban los rumores. Así al menos reza dicha excepcionalidad en la Web de la Corporación del Domingo de Ramos. La razón, según expresa públicamente el comunicado hecho público por la Junta de Gobierno y acordado durante la celebración del último Cabildo de Oficiales, versa en relación al V Centenario de la fundación de Hermandades Sacramentales en Sevilla.