Archivos para el tag ‘estampa’

La ilusión por volver

José Antonio Martín Pereira | 30 de enero de 2017 a las 10:47

Nada como una maravillosa ilustración. Aquella que, integrada en el extraordinario poder que le confieren la unión entre el testimonio gráfico y el recuerdo en primera persona, contribuye a mitigar el peso de la carga que todos en nuestro día a día afrontamos.

En el interior del gran templo, sobre el frío mármol y bajo la atenta mirada de muros centenarios, la cofradía se rearma de valor para afrontar el largo trecho de vuelta, y completar una vez más el círculo anual de los deseos de sus hermanos. Así con las indicaciones de una brújula cuyo norte señala Triana, la llama del Viernes Santo comienza lentamente a desvanecerse, dejando paso a lo que nunca podrá borrarse: la ilusión por volver.

Cachorro Catedral

Foto: Fran Silva

Semana Santa 2016: la imagen

José Antonio Martín Pereira | 8 de abril de 2016 a las 12:07

Desde la insondable tranquilidad que otorga el reposo, dejando a un lado los desgastados pliegues del programa de mano que ya pasaron a formar parte de aquella caja de cartón que a modo de cofre sentimental trata de conservar esencias de lo que algún día nos hizo felices, y ahora que la brújula de la ciudad apunta sólidamente hacia otro rumbo bien distinto, una estampa sirve a modo de conclusión y cierre.

No es una elección al azar, posee una explicación que es la de recalcar esa Semana Santa que no vemos y que otras personas nos relatan en tenaces intentos por describirnos lo que allí, en el preciso instante capturado sucedió. Digamos que ésta podría ser de alguna forma la Semana Santa de Sevilla que muchos fieles percibieron por diversas razones desde la distancia. Una Semana Santa atípica para los que por determinados motivos faltaron a la cita con su ciudad, o tal vez soñada para otros los cuales, habiendo nacido en otra región de Andalucía o el mundo en un futuro pretenden desgranar lo que en Sevilla se experimenta. ¿Qué más da?

La Virgen de Loreto enfila el dintel de la histórica parroquia de San Isidoro cuando el Viernes Santo, consumido prácticamente, agoniza como una puñalada clavada donde más duele. Hoy estamos en posesión de poder decir que nada ocurrió en balde.

Virgen de Loreto

Una estampa para 2015

José Antonio Martín Pereira | 31 de diciembre de 2015 a las 8:44

El epílogo de 2015 concluye inexorablemente dejando atrás una sucesión de días, vivencias, sentimientos, acciones y, como no, de imágenes para el recuerdo. Condensar la amplitud de doce largos meses en una conjunción de píxeles resulta una tarea altamente compleja, básicamente porque distintos serán siempre los prismas con los que se obtengan los reflejos. No obstante, el ejercicio de la fe en Sevilla deja una estampa que no por repetida resta ni un ápice de su valor cada vez que se produce. Son los rezos anónimos que se suceden ante San Judas Tadeo en el patio interior que da acceso al templo de San Antonio Abad los que desarticulan incluso las propias raíces del credo, y los que ponen en clara evidencia el encuentro entre lo más profundamente humano y lo divino.

Sam Judas Tadeo

La presencia

José Antonio Martín Pereira | 9 de noviembre de 2014 a las 12:01

Hasta no hace mucho, en la mayoría de rincones a lo largo de la geografía española pervivían cuadros con estampas de las múltiples advocaciones de Cristo o de la Virgen, fundamentalmente si ejercían el patronazgo sobre la localidad, o de los santos y santas de particular devoción y arraigo popular, sobre todo de aquellos que destacaban por su especial patrocinio sobre algún aspecto concreto de la vida. Desafortunadamente corren tiempos de secularización de la vida y de las costumbres, si bien Cristo está presente donde más se necesita de su amparo y protección y esa circunstancia aún se puede palpar. Es el cabezal de una cama en la fría habitación en una residencia de mayores, y allí preside el Cachorro…

IMG_20141109_110750

Jornada de reflexión

José Antonio Martín Pereira | 19 de noviembre de 2011 a las 11:40

Tal vez pueda insertarse como una óptima opción para desertar del sinfín de castillos de arena edificados a base de cuestionables generosidades políticas, alejadas buena parte de ellas de la realidad en la que el país se tambalea. Descansar y abstraerse, allí donde nuestro interior encuentre el remanso de plenitud necesario, sin atender, al menos circunstancialmente, al repertorio diario de obligaciones e inquietudes amenazantes del sueño. Focalizar los sentidos al encuentro de lo que a fin de cuentas transita por el día a día, en la intersección en la que cada cual pueda o quiera hacerlo, y que tiene por principio y final la añeja plaza de San Lorenzo.

La instantánea protagonista de las presentes líneas, remitida a un servidor desde las inmediaciones de la muralla cuyo arco es sinónimo de Esperanza, en resumidas cuentas cabría ser interpretada como muestra fiel de los diferentes estados que confluyen llegado el día de la Gloria, vulgo aquel denominado Domingo de Ramos. Tomada en la mañana de la referida jornada, el contraste versa entorno a los ramilletes de  palmas que emulan la recepción que los judíos hicieron a Jesús llegado éste a Jerusalén, y el contraluz que estiliza el contorno de la Gracia de Sevilla bajo palio, la Virgen del Dulce Nombre. A tal circunstancia añádale el transitar de fieles que busca poner cara al Señor, vecino de San Lorenzo y conocido desde 1620 como Jesús del Gran Poder.

Combinación digna de ser admirada…

Foto: Esteban Rivas