Archivos para el tag ‘Exaltación’

Cofradías y territorio

José Antonio Martín Pereira | 22 de mayo de 2017 a las 10:33

La Geografía actual se refiere específicamente a la dimensión espacial de los procesos sociales. Su preocupación central es comprender y explicar las distintas formas en que las sociedades humanas diseñan, producen y transforman el espacio que habitan. Para los geógrafos, el objeto de observación y análisis dejó de asociarse sólo a una realidad física considerando el espacio social como una configuración donde intervienen dimensiones materiales (físicas, visibles) del mundo social, pero también dimensiones invisibles o inmateriales que pueden tener efectos materiales.

En síntesis las cofradías desde ese último plano precisamente aportan un legado de siglos que ha sabido adaptarse a las distintas concepciones y transformaciones territoriales. De este modo, el contraste de estilos artísticos que en su día confrontaba hoy comprobamos que es asimilado con naturalidad por el público presente, lo cual por defecto no determina conclusiones positivas. He aquí el mayor de los ejemplos.

exaltacion

El Misterio de la Exaltación atravesando las Setas de la plaza de la Encarnación

Arahal, el inconfundible estilo

José Antonio Martín Pereira | 31 de marzo de 2017 a las 10:20

A la mente me vienen esas tardes de fútbol, en las que el bueno de Pepe Domingo Castaño, icono de la comunicación radiofónica española, arranca como sólo él sabe hacer con eso de “… el de siempre, el clásico, el único, el veterano…”, con un arrebato capaz de vaciar de golpe la siesta de los domingos. Largas horas desde el transistor a la radio del coche, en el trabajo o en el sofá de casa, que bien podrían extrapolarse al mundo de las marchas de Semana Santa, universo de variables del que sobresalen algunos emblemas por lo que aún hoy significan, y por la extraordinaria trayectoria que guardan a sus espaldas.

En estas, si hablamos de referentes en lo que a música procesional respecta debemos hacerlo, entre otras, de la Agrupación Santa María Magdalena de Arahal, una de las formaciones musicales más antiguas del país (nacida a finales de 1963) y madre de un estilo propio, el asociado al término agrupación que acuñara su entrañable y recordado director Manuel Rodríguez Ruíz. Por ello, y por como décadas después siguen sonando, referirse a Arahal implica colocar los mismos adjetivos expuestos anteriormente, y así afirmar que es la de siempre, la clásica, única y veterana que cada Domingo de Ramos nos invita a encontrarnos con la niñez, con esa Semana Santa que sigue ahí, en el recuerdo, y renace y perdura gracias a ellos.

Otrora acompañando a hermandades como la Exaltación, el Buen Fin, San Benito, Montesión, la Redención o San Bernardo, hoy existe una corriente que cobra fuerzas por momentos implorando su regreso a otras jornadas de la Semana Grande, ya que se queda corto oírles (¡y qué bien suenan!) únicamente tras los pasos del Cristo de la Buena Muerte de la hermandad de la Hiniesta. Las comparaciones son odiosas, sin embargo aportan una visión de conjunto que la realidad por asumida a veces distorsiona.

Corría el año 1988, el Cristo de la Salud de San Bernardo llegaba a la plaza de la Campana luciendo parte de su rico patrimonio musical, sin estridencias, al modo tradicional que nunca debió descuidar. Ojalá el futuro, más temprano que tarde, devuelva momentos como éste.

 Fuente del vídeo: Youtube. Canal: Porteño del Sur

*Nota: para degustar también los comentarios del gran periodista sevillano 
(y pregonero de la Semana Santa) don José Luis Garrido Bustamante. Nada que ver con algunas 
de las pastelosas retransmisiones de ahora.

Santa Maria Magdalena Arahal


Foto: Archivo Twitter Agrupación Musical Sta. Mª. Magdalena

Viejos zarcos

José Antonio Martín Pereira | 26 de agosto de 2016 a las 11:14

Y de repente ahora, mientras la mente divaga aturdida sobre el espesor de hojas doradas que colman el suelo, una imagen resucita viejos zarcos de aquella tarde en la que la muerte derramaba vida. Por la sombría arteria, entre balcones engalanados, desfilaba lo imponente ante la multitud atónita. Era Jueves Santo…

Exaltacion jueves santo

Movimiento ciudadano en favor de Santa Catalina

José Antonio Martín Pereira | 8 de mayo de 2012 a las 10:19

Hoy 8 de mayo, 2891 días desde que fuera cerrada al culto la Iglesia de Santa Catalina, joya gótico-mudéjar del siglo XIV, se ahoga entre sus propios sollozos. Muros que vieron desfilar ante sí parte de la Historia reciente de una ciudad que incomprensiblemente adolece de amor propio en cuanto a la defensa de su propio patrimonio se refiere.

Es conocido que el templo se hunde, ya que las únicas reparaciones llevadas al efecto concluyeron en diciembre de 2010, con la reparación de las cubiertas. Por aquel entonces se trató de garantizar una seguridad estructural que ahora, año y medio después, queda en evidencia a razón de los hundimientos detectados en sus pilares, de entre 6 y 8 centímetros, con el correspondiente riesgo de desplome que ello implica.

A tenor de esta situación, y del silencio administrativo y eclesiástico que cerca inquietudes, la plataforma ciudadana Restauración de la Iglesia de Santa Catalina de Sevilla, con sede en la red social Facebook, convoca a todas aquellas personas comprometidas con el patrimonio y la cultura de nuestra ciudad a una concentración pacífica y reivindicativa, el próximo 18 de mayo a las 20 horas delante de la fachada principal del templo. Se pretende utilizar Santa Catalina como un gran muro de las lamentaciones donde dejar constancia escrita acerca del delicado estado de este bien cultural ejemplo inigualable del barroco andaluz.

Competencias o responsabilidades aparte, alguien o alguna institución debería tomar nota antes de que sea demasiado tarde. Luego, si ocurre lo que nadie desea, verdaderamente será demasiado tarde para lamentarse.

Guiñando al pasado, por Santa Catalina

José Antonio Martín Pereira | 7 de septiembre de 2011 a las 15:43

Recapitulando momentos y sensaciones de antaño, en la línea del artículo anterior, y con el propio convencimiento de que la forma más idónea de entender el presente pasa por atender y dar valor al pasado, hoy quisiera trasladar nuevamente el objetivo hasta Santa Catalina, en virtud del protagonismo que parece haber vuelto despertar a raíz del intercambio de declaraciones al respecto de la reanudación de las obras de rehabilitación a las que se está viendo sometido dicho Templo.

Sitúese a finales de la década de los 80 (el vídeo no concreta el año exacto). Por aquel entonces, se daba o había dado una paradoja completamente inversa a lo que ocurre actualmente, y es que en 1988, debido al mal estado en el que se encontraba el Templo de Los Terceros, sede canónica de la Hermandad de la Cena desde 1973 (tras el impasse que duraba desde 1958), la Corporación referida traslada (el domingo 17 de enero) a sus Imágenes Titulares hasta la vecina parroquia de Santa Catalina. Unos años antes, exactamente en 1986, el que fuera Director espiritual de la Hermandad de La Exaltación, Rvdo. Padre D. Ramón Soto Balbuena, bendecía el retablo de cerámica representa al Stmo. Cristo de la Exaltación y lleva en su parte baja una cartela donde se divisa su pasaje.

El sol abre paso a la tarde de Jueves Santo. Murmullo que se hace júbilo en el preciso instante que la trasera del colosal paso de Misterio cruza el dintel de la estrecha abertura. Levantá a pulso precediendo al compás de costero a costero, tal y como lo marca la Agrupación Musical Jesús Despojado, hoy Virgen de los Reyes. Suenan dos de las marchas más interpretadas en aquel tiempo: “La Saeta”, y “Virgen de las Angustias”. La Cofradía, conocida popularmente como de “Los Caballos”, ya está en la calle…

Fuente: Youtube; usuario: Rullpolidoro

Montesión suprime los cambios en el Jueves Santo

José Antonio Martín Pereira | 22 de junio de 2011 a las 11:14

La cuestión partía de aquel acuerdo exteriorizado una tarde del mes de enero y encaminado a la permuta de puestos entre las hermandades de La Exaltación y Montesión, a propuesta de la segunda, con el fin de evitar el parón que sufría la cofradía de Santa Catalina cuando al llegar al Salvador por Álvarez Quintero detenía su marcha hasta que saliera Pasión. Un desajuste que precisamente afectaba de manera directa a Montesión, cuya Cruz de Guía se encontraba en ocasiones obligada a permanecer arriada al final de Francos a la espera de que el palio de la Exaltación coronara la Cuesta del Rosario. Ahora bien, lo que esperaban haber refrendado en la pasada Semana Santa, por razón de la lluvia finalmente no pudo realizarse, planeando la sombra de la duda entorno cuá hubiera sido el resultado del experimento.

Duda que los hermanos de Montesión se encargaban de aclarar mediante el cabildo celebrado en la noche de ayer, martes 21 de junio, llegado el sexto punto del orden del día, referente a la «restitución del orden de la Cofradía en la Estación de Penitencia del Jueves Santo a la S.I.C». De este modo se veía complacida la petición del grupo de hermanos los cuales avalados con sus firmas, de conformidad al requisito determinado en la regla número 45 de esta Corporación, solicitaban a su junta de gobierno retornar a la posición habitual en el discurrir del primer día del Triduo Pascual.

Así las cosas, la hermandad de Montesión regresa al cuarto lugar del Jueves Santo sin que se haya podido constatar si el acuerdo beneficiaba o no al desarrollo de una jornada en la que los minutos significan un bien preciado. Por consiguiente, la Exaltación vuelve a su posición primitiva, en la que figuraban en segundo lugar. Veremos si la cerrazón impide reabrir de nuevo las puertas al diálogo, o si por el contrario se plantea alguna fórmula alternativa en pos de corregir los desequilibrios horarios del día.

Dudas en Montesión

José Antonio Martín Pereira | 13 de mayo de 2011 a las 13:09

No, si al final van a ser ciertos aquellos rumores de crispación supuestamente instigados por un grupo de hermanos de la calle Feria. La Hermandad de Montesión, que nadie se equivoque, ha vivido en los últimos años a la sombra de hostilidades derivadas de posturas aparentemente irreconciliables, sin embargo, y siempre apuntando desde fuera, la calma asemejaba echar unas raíces probadas débiles.

El asunto es que ustedes recordarán el aire de buenas intenciones alzado por encima de los intereses de las cofradías del Jueves Santo, con aquel acuerdo encaminado a la permuta de puestos entre las hermandades de La Exaltación y Montesión, a propuesta de la segunda, con el fin de evitar el parón que sufría la cofradía de Santa Catalina cuando al llegar al Salvador por Álvarez Quintero detenía su marcha hasta que saliera Pasión. Un desajuste que precisamente afectaba de manera directa a Montesión, cuya Cruz de Guía se encontraba en ocasiones obligada a permanecer arriada al final de Francos a la espera de que el palio de la Exaltación coronara la Cuesta del Rosario. Ahora bien, lo que esperaban haber refrendado en la pasada Semana Santa, por la lluvia finalmente no pudo llevarse a la práctica, planeando la duda entorno resultado al experimento.

La cuestión se complica ahora que en la corporación de la calle Feria han decidido incluir como punto del orden del día en el próximo cabildo, que tendrá lugar el 21 de junio, el cambio de orden en el Jueves Santo a solicitud de una serie de hermanos y hermanas y avalados con sus firmas, de conformidad al requisito determinado en la regla número 45 de esta cofradía. El citado punto añadido a tratar aparece de la siguiente forma: «Restituir el orden de la cofradía en la estación de penitencia del Jueves Santo a la S. I. C., al cuarto lugar, como hemos venido haciendo hasta el año 2010». A ver qué pasa…