Archivos para el tag ‘Gran Poder’

Jueves Santo y Madrugá 2017: memorias

José Antonio Martín Pereira | 14 de abril de 2017 a las 11:38

El Jueves Santo se confirmó como el día que es. Siglos después, las hermandades que procesionan en la jornada grande del calendario sevillano exponen una combinación de riqueza patrimonial y decoro en la calle casi insuperable. La tarde también se prestaba al lucimiento, con temperaturas algo más livianas que en días anteriores, no obstante resultó fácil moverse y buscar las cofradías. Dentro de la exquisitez, sobresalieron ráfagas con luz propia, como las que desprendía el palio de la Virgen de los Ángeles de la hermandad de los Negritos estrenando restauración del manto y con un exorno floral inconfundiblemente hermoso; como hermoso el gusto con el que cada año deleitan las hermandades de las Cigarreras o la Exaltación, cuidando al extremo los sones musicales de sus respectivos pasos; y qué decir de Montesión en la calle Feria; o de la Virgen del Valle, el Señor de Pasión o el Misterio de la Quinta Angustia por cualquier lugar de su recorrido. El Jueves Santo es inigualable.

Respecto a la Madrugá, a estas alturas y a tenor de lo sucedido un año más, y desde el 2000 van unos cuantos con la misma letanía, dan pocas ganas de exponer valoraciones. Todos sabemos que la belleza de la Macarena es imposible de vulnerar, y que el Gran Poder, como el Verdadero Hijo de Dios que es lo perdona todo. Pero toca analizar lo sucedido, valorar que cuatro, cinco o cincuenta niñatos no pueden dominar y estrangular la noche, como así fue. Ojalá algún año aprendamos de los errores, pero el primer paso es asumir que se han cometido y que se aclare y conozca la gravedad de lo acontecido. Podemos empezar por ahí, o seguir vendiendo el cuento de la noche más hermosa del año.

misterio del valle

Más que altares y pasos

José Antonio Martín Pereira | 29 de marzo de 2017 a las 11:11

Afortunadamente la Cuaresma abarca más de lo que se desprende de altares y pasos. La semilla que toma su alimento del día a día no necesita de accesorios tangibles, se desarrolla en pequeños gestos y excede a cualquiera de las catequesis que en el tiempo presente decoran cada recoveco de la ciudad. La única premisa es tener abierto el corazón a Dios, confiando siempre en su voluntad y presencia.

La estampa que ilustra estas breves líneas fue tomada en una inhóspita habitación de hospital, allí donde cada día el diputado mayor que es el miedo precede a la cofradía más austera, en la que nadie solicita ser listado pero que en ocasiones reclama a formar parte de sus tramos. Donde no alcanzan los aromas del azahar que en estas noches dominan el aire, una medalla en la que se adivina el rostro de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder sirve de consuelo ahora que el corazón respira acelerado. Es, con todos sus argumentos, el extraordinario poder que despierta la fe, capaz de hacer frente a obstáculos y adversidades, capaz en definitiva de mantener siempre viva la llama de la esperanza.

hospital

2016, el Año del Señor

José Antonio Martín Pereira | 29 de diciembre de 2016 a las 12:58

Cae de nuevo el telón que cierra un año y como es costumbre surgen diversos balances para dejar constancia de lo que el mismo nos dejó, testimonios e imágenes que quedarán siempre a disposición del recuerdo. El 2016 se despide y en relación a las cofradías sevillanas el año quedará marcado como el de la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder, un acontecimiento que sembró de fieles las calles de la ciudad como nunca antes se había visto.

 

Una Semana Santa incompleta

La inestabilidad meteorológica prevista por entonces participó de la primera mitad de la Semana Santa. El Domingo de Ramos, cuando todo parecía en contra, el día logró salvarse por completo merced a ciertos reajustes horarios y recogidas a su hora. El Lunes la jornada quedó a medias, y sólo pudimos disfrutar de las cuatro últimas cofradías de la nómina. Lo peor vino el Martes, cuando la lluvia obligó al regreso de los dos primeros pasos de San Benito, los de Los Javieres y San Esteban, así como al refugio de ambos pasos de la cofradía del Cerro con sus respectivos cortejos. Los Estudiantes y Santa Cruz optaban por no salir, y la jornada se resolvió en la inmensa bulla que acompañó a las dos hermandades de la Candelaria y el Dulce Nombre en su discurrir por el centro de la ciudad hasta bien entrada la madrugada. A partir de ahí brilló el sol, y lucieron las cofradías.

Cristo del Desamparo y Abandono

Cambio de mando en el Consejo

Sucedió en el mes de junio, y por una escaso margen de 4 votos. De este modo, los hermanos mayores de las corporaciones sevillanas proclamaban a Joaquín Sainz de la Maza como nuevo presidente del Consejo por delante del otro candidato, Enrique Esquivias, en lo que resultó ser un proceso electoral marcado por la limpieza y las buenas dotes de ambos candidatos.

 

Año Jubilar en Santa Ana

Con tres golpes de báculo sobre el pórtico de la calle Vázquez de Leca, monseñor Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, abría el Año Jubilar de Santa Ana concedido por la Santa Sede por el 750 aniversario templo más antiguo de Andalucía. A partir de ahí numerosos actos se han venido sucediendo, amén de los previstos para 2017, si bien uno de los más significativos fue el que tuvo que ver con la salida extraordinaria de Santa Ana quince años después de la última vez.

 

La Coronación de la Paz y el 450 Aniversario de la O

Para los hermanos de la Paz el año que se va quedará marcado por la coronación canónica de su dolorosa, el pasado 1 de octubre. Así mismo, el 2016 deja otra salida extraordinaria, la que protagonizó la Virgen de la O por las calles de Triana el pasado mes de octubre conmemorando el 450 Aniversario de la corporación de la calle Castilla.

 

El Gran Poder

Pero sin dudas todo lo anteriormente expuesto quedará eclipsado por la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder para celebrar un Jubileo de Hermandades con motivo del Año de la Misericordia que quedará para siempre en los anales de la historia de las cofradías sevillanas. Un guión al que no le faltó ni una sola nota, sin improvisaciones, en lo que vino a registrarse como una demostración atronadora de que Sevilla sigue siendo en pleno siglo XXI robusto bastión ante el empuje de los sectores que pretenden arrinconar y reducir la fe cristiana. Poco se puede contar que no se haya dicho o que no haya sido visto en el sinfín de crónicas y galerías gráficas que dejó el acontecimiento.

Gran Poder Sevilla

Gran Poder: guión perfecto

José Antonio Martín Pereira | 7 de noviembre de 2016 a las 18:32

Seguro que en otras esferas habrán tomado buena nota, no en vano la sensación abrumadora es que los días vividos en torno a la sublime imagen del Señor del Gran Poder han superado las mejores de las expectativas. Ni la lluvia, que amenazó con hacerse protagonista indeseada, pudo más que provocar un cambio en los días de los traslados, circunstancia que curiosamente permitiría más horas de sincretismo entre la ciudad y el mismísimo Jesús de Nazaret.

Un guión al que no le faltó ni una sola nota, sin improvisaciones, en una demostración atronadora de que Sevilla sigue siendo en pleno siglo XXI robusto bastión ante el empuje de los sectores que pretenden arrinconar y reducir la fe cristiana. Por ser lo acontecido a lo largo del pasado fin de semana fue incluso una declaración hacia nosotros mismos, los cofrades, que a menudo enredados en lo secundario abandonamos lo estrictamente necesario.

Y todo sucedió conforme a la más rigurosa de las naturalidades. La multitud cerca, muy cerca del Señor tanto en los diversos actos que tuvieron lugar dentro del templo metropolitano como fuera, en dos traslados apoteósicos que dejaron imágenes difíciles de borrar. Sevilla, esta vez sí, supo ser fiel a sus orígenes, ejemplo perfecto de lo que debe ser la celebración de un Jubileo de Hermandades que quedará para siempre en los anales.

Gran Poder extraordinaria

El Dios de todos

José Antonio Martín Pereira | 3 de noviembre de 2016 a las 12:04

Mucho se ha dicho y se ha escrito. No en vano, la presencia del Señor fuera de su lugar habitual de culto en pleno otoño servirá probablemente para escribir una nueva página en la ya prolongada Historia de la ciudad. El motivo, que no es otro que presidir el Jubileo de las Hermandades con motivo del Año de la Misericordia, bien lo merece.

Es por ello que durante las últimas semanas se han repetido innumerables alusiones al origen y desarrollo de la devoción al Gran Poder, desgranado aspectos en relación al valor de la talla y publicado infinidad de fotografías y textos del ayer y del hoy. No obstante referirse al Señor supone elevar el grado de trascendencia, significa hacerlo de una de las imágenes icono en lo que al catolicismo respecta a nivel global. Sería difícil, por no decir imposible, cuantificar los sentimientos que despierta la irrepetible talla de Juan de Mesa a lo largo y ancho del mundo, pero de lo que no hay dudas es de la imagen de Jesús del Gran Poder es la del Dios de todos, por la cercanía que despierta su mirada y por el inmenso legado inmaterial que generación tras generación ha perdurado hasta nuestros días.

Llegados a este punto ligeramente podremos comprender la devoción que durante este fin de semana concentrará Sevilla, exposición entre los que recorrerán kilómetros para ser partícipes en primera persona y aquellos otros a los que la distancia les obligará a rezar de otra manera. Porque el Gran Poder es termómetro perfecto a la hora de medir la temperatura interior con la que los fieles se acercan a Dios, como si éste fuera lo que en realidad es, un vecino más en la nómina del añejo barrio en el que reside. Génesis del sevillano credo, Señor de San Lorenzo.

Gran Poder Año de la Misericordia

El Señor del Gran Poder en su paso con motivo del Jubileo de las Hermandades por el Año de la Misericordia.
Foto: Hermandad del Gran Poder

La seguridad, de nuevo a escena

José Antonio Martín Pereira | 13 de septiembre de 2016 a las 13:45

La noticia colapsaba las redes sociales en la tarde noche de ayer, hasta el punto de situar el hashtag #GranPoder como uno de los diez más utilizados en la popular red social Twitter. Los hechos ocurrían durante el transcurso de la habitual misa de 20.30 horas, cuando un individuo accedía a la capilla del Sagrario para prender fuego al paño de la mesa de altar. Un susto que no llegó a más por la rápida intervención de feligreses y del propio personal de la corporación. Posteriormente la Hermandad confirmaba que el fuego originado había destruido en su totalidad el paño de altar, afectando mínimamente a la mesa sobre la que se disponía el mismo. Además, daba cuenta que el autor de los hechos fue identificado y detenido por miembros de la Policía Nacional.

No obstante, y a pesar de que lo acontecido no llegó más lejos, la protección y salvaguarda de los bienes que atesoran las cofradías y los templos vuelve hoy copar un protagonismo que sólo renace cuando se dan circunstancias de esta índole. Por desgracia en Sevilla los robos y saqueos a hermandades e iglesias se producen con relativa asiduidad, si bien muchas veces por la cuantía de lo sustraído ni siquiera son recogidos por los distintos medios. La cuestión de fondo pasa por la ausencia de medidas de seguridad con las que cuentan la mayoría de casas de hermandad, templos o almacenes donde se guardan enseres, lo que dispara el ambiente propicio para los amantes de lo ajeno. Si a ello le añadimos la vulnerabilidad en cuanto a acciones como la acaecida en la jornada de ayer, se advierte un panorama de intranquilidad moderada que exige de un consenso común.

La tesitura sin embargo es complicada, ya que en la inmensa mayoría de las veces la economía priva de acceder a medios de conservación más acordes al valor patrimonial y sentimental que atesoran la Iglesia y sus distintas entidades, en este caso las cofradías. Lo que parece evidente es que la preservación del patrimonio se alza como uno de los principales desvelos en el seno de las cofradías. Conservar y mantener el que existe y mejorar o enriquecer de cara al futuro son siempre objetivos prioritarios de cualquier junta de gobierno. En este sentido no cabe duda toca seguir ideando, queda mucho por hacer.

capilla sacramental gran poder

Foto: Capilla Sacramental. Hermandad del Gran Poder

Impulsos

José Antonio Martín Pereira | 9 de agosto de 2016 a las 11:55

Es posible que suene a tópico, o puede que ni siquiera suene a nada porque agosto ya se sabe difumina cualquier atisbo de mensaje entre la parsimoniosa realidad de sus días. La cuestión, el fondo que es lo verdaderamente trascendental, es lo que no cambia. En un día cualquiera, y en cualquiera de los intervalos señalados por las manecillas del reloj, el trasiego al contacto con la frescura del mármol es constante. Fieles y curiosos declaran constantemente sus intenciones en dirección a Aquel de semblante familiar que siempre acoge, cual viejo doctor de toda la vida para el que palabra descanso no existe. La fe en ocasiones necesita impulsos, contacto directo, y ahí el Gran Poder se eleva como la traducción perfecta de la fórmula.

basilica Gran poder

Mensajes

José Antonio Martín Pereira | 20 de mayo de 2016 a las 10:07

Si hay algo que en la ciudad de Sevilla no encuentra cuantificación alguna es la fervorosa devoción que sostiene la Cruz a la que se agarra la portentosa imagen del nazareno de Juan de Mesa, Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Y podremos acudir a los doctores en Teología, rescatar los versos de los mejores poetas que legaron en esta tierra, o remitirnos a las más fabulosas leyendas de transmisión oral que han perdurado hasta nuestros días y que tienen como protagonista al Señor de la mirada serena. Pero la realidad volverá a superarnos. Visto el pasado viernes, junto a la peana uno de tantos mensajes de los que a diario refuerzan el incomparable pulmón que es la fe.

Señor del Gran Poder

Madrugá 2016: memorias

José Antonio Martín Pereira | 26 de marzo de 2016 a las 17:20

El Jueves Santo dio paso a la noche que agudiza el vaivén de las emociones como ningún otro momento del año. Y reinó la calma. El importante dispositivo de seguridad y los efectos del frío condicionaron el devenir de una jornada que dejó menos retrasos que en años anteriores. Tiempo habrá para someter a análisis lo acontecido, pero ya se pueden extraer las primeras valoraciones positivas al respecto de horarios e itinerarios. Imponente el Señor del Gran Poder con túnica bordada, el escrupuloso transitar de los nazarenos de la cofradía del Silencio o la Macarena en cualquiera de los enclaves de su recorrido. Bien entrada la tarde el testigo sentimental lo recogió el Cachorro, y ahí es donde todo comentario se queda corto.

Madruga Sevilla

Un acuerdo in extremis revoca el «Plan Nieto»

José Antonio Martín Pereira | 22 de enero de 2016 a las 13:14

En la noche de ayer jueves se produjo un nuevo giro de tuerca y finalmente para este 2016 no habrá «Plan Nieto» ni tampoco la alternativa propuesta por la Hermandad de la Macarena. Ese fue el acuerdo alcanzado por los hermanos mayores y diputados mayores de gobierno de las seis corporaciones implicadas, junto con los cargos generales del Consejo de Cofradías y el delegado diocesano de Hermandades, Marcelino Manzano.

Se desestima el «Plan Nieto», pese a que el pasado martes desde el Consejo se había tomado ésta como solución oficial, y por tanto los cambios de orden que se recogían en dicho texto. La permuta entre la Macarena y el Gran Poder, a propuesta de la primera, fue también descartada.

El acuerdo final, tal y como avanza hoy Juan Parejo para Diario de Sevilla, considera que la hermandad trianera seguirá como hasta ahora y discurrirá por Murillo, Plaza de la Magdalena y Rioja para ganar metros. El Calvario adelanta su salida unos diez minutos para dejar antes el espacio a la Esperanza de Triana y llegará a la Campana por O´Donnell. Con estos esfuerzos debe dejar libre antes el cruce de San Pablo al Gran Poder. El Silencio alargará su retorno por Amor de Dios y San Miguel para evitar el cruce con la Macarena y los Gitanos acepta también un rodeo en la ida por San Andrés, Daoíz, García Tassara, San Miguel y Trajano para llegar al Duque, con objeto de tener más espacio y dejar el cruce de Laraña libre a la Macarena.

A este acuerdo le faltan todavía dos escalones por subir, que son la aprobación definitiva por parte del vicario y del Cecop. Aún así, resulta fácil apreciar que la Madrugá seguirá siendo insegura, descontrolada por cortejos desproporcionados que complican casi cualquier logística y con el añadido de los cientos de personas que salen esa noche y no precisamente a ver cofradías.

imagen