Archivos para el tag ‘La Paz’

Domingo de Ramos 2017: memorias

José Antonio Martín Pereira | 10 de abril de 2017 a las 11:20

El Domingo de Ramos nunca defrauda. Será por la ilusión acumulada después de todo un año esperando, o por el contraste que traen sus cofradías y que va derivando con la caída de la tarde, el caso es que un año más la ciudad pudo ser testigo del sueño sin mirar al cielo más que para cubrirse del sol. Sin sobresaltos de importancia, a destacar fundamentalmente el calor que acompañó a los cortejos (ligado al consumo de botellitas de agua) desde primera hora del día y hasta la entrada de la noche, y los aforamientos en ciertas calles, medidas adoptadas el pasado año y que ayer volvieron a despertar las primeras controversias, especialmente al paso de la Hermandad de la Amargura por las calles Francos y Alcázares. Por lo general menos público del esperado, no obstante de nuevo los amigos de la calle es mía, sillita plegable en mano, volvieron a campar a sus anchas como vienen haciendo desde hace casi una década con total impunidad.

A destacar lo bien que suenan nuestras bandas, desde las Cigarreras a Santa María Magdalena de Arahal, el portentoso andar de los Misterios de la Paz o la Amargura (nada nuevo), o el curioso exorno floral del paso del Cristo de la Humildad y Paciencia de la cofradía de la Cena.

domingo de ramos

2016, el Año del Señor

José Antonio Martín Pereira | 29 de diciembre de 2016 a las 12:58

Cae de nuevo el telón que cierra un año y como es costumbre surgen diversos balances para dejar constancia de lo que el mismo nos dejó, testimonios e imágenes que quedarán siempre a disposición del recuerdo. El 2016 se despide y en relación a las cofradías sevillanas el año quedará marcado como el de la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder, un acontecimiento que sembró de fieles las calles de la ciudad como nunca antes se había visto.

 

Una Semana Santa incompleta

La inestabilidad meteorológica prevista por entonces participó de la primera mitad de la Semana Santa. El Domingo de Ramos, cuando todo parecía en contra, el día logró salvarse por completo merced a ciertos reajustes horarios y recogidas a su hora. El Lunes la jornada quedó a medias, y sólo pudimos disfrutar de las cuatro últimas cofradías de la nómina. Lo peor vino el Martes, cuando la lluvia obligó al regreso de los dos primeros pasos de San Benito, los de Los Javieres y San Esteban, así como al refugio de ambos pasos de la cofradía del Cerro con sus respectivos cortejos. Los Estudiantes y Santa Cruz optaban por no salir, y la jornada se resolvió en la inmensa bulla que acompañó a las dos hermandades de la Candelaria y el Dulce Nombre en su discurrir por el centro de la ciudad hasta bien entrada la madrugada. A partir de ahí brilló el sol, y lucieron las cofradías.

Cristo del Desamparo y Abandono

Cambio de mando en el Consejo

Sucedió en el mes de junio, y por una escaso margen de 4 votos. De este modo, los hermanos mayores de las corporaciones sevillanas proclamaban a Joaquín Sainz de la Maza como nuevo presidente del Consejo por delante del otro candidato, Enrique Esquivias, en lo que resultó ser un proceso electoral marcado por la limpieza y las buenas dotes de ambos candidatos.

 

Año Jubilar en Santa Ana

Con tres golpes de báculo sobre el pórtico de la calle Vázquez de Leca, monseñor Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, abría el Año Jubilar de Santa Ana concedido por la Santa Sede por el 750 aniversario templo más antiguo de Andalucía. A partir de ahí numerosos actos se han venido sucediendo, amén de los previstos para 2017, si bien uno de los más significativos fue el que tuvo que ver con la salida extraordinaria de Santa Ana quince años después de la última vez.

 

La Coronación de la Paz y el 450 Aniversario de la O

Para los hermanos de la Paz el año que se va quedará marcado por la coronación canónica de su dolorosa, el pasado 1 de octubre. Así mismo, el 2016 deja otra salida extraordinaria, la que protagonizó la Virgen de la O por las calles de Triana el pasado mes de octubre conmemorando el 450 Aniversario de la corporación de la calle Castilla.

 

El Gran Poder

Pero sin dudas todo lo anteriormente expuesto quedará eclipsado por la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder para celebrar un Jubileo de Hermandades con motivo del Año de la Misericordia que quedará para siempre en los anales de la historia de las cofradías sevillanas. Un guión al que no le faltó ni una sola nota, sin improvisaciones, en lo que vino a registrarse como una demostración atronadora de que Sevilla sigue siendo en pleno siglo XXI robusto bastión ante el empuje de los sectores que pretenden arrinconar y reducir la fe cristiana. Poco se puede contar que no se haya dicho o que no haya sido visto en el sinfín de crónicas y galerías gráficas que dejó el acontecimiento.

Gran Poder Sevilla

Domingo de Ramos 2016: memorias

José Antonio Martín Pereira | 21 de marzo de 2016 a las 11:17

La jugada salió perfecta. La Hermandad de la Paz fue la primera en tomar la difícil decisión de salir o no hacerlo, los partes meteorológicos proponían la tesitura al Domingo de Ramos avivando las opciones de ruptura. Pero todo salió a pedir de boca, la del Porvenir, como Jesús Despojado, la Cena y la Hiniesta retrasaron sus respectivas salidas, mientras que en el Salvador decidían que la Borriquita discurriese este año junto al Amor (tal y como sucediera en los años 2000 y 2012). A partir de ahí la tarde fue rodando a medida que el frío precedía a la noche. Cabe destacar el loable esfuerzo de todas y cada una de las cofradías, demostrando que con voluntad y solidaridad los horarios pueden cumplirse sin que la dignidad se vea afectada en el discurrir de los cortejos. Otros detalles que dejó la jornada fueron la visible reducción del uso de sillitas portátiles con respecto a otros años, y derivado de la incertidumbre meteorológica de las primeras horas, la menor masificación de las calles.

borriquita y amor

Domingo de Ramos 2015: memorias

José Antonio Martín Pereira | 30 de marzo de 2015 a las 11:38

Queríamos sol… ¡pues dos tazas! El Domingo de Ramos recordó a aquel último Jueves Santo en los cirios arqueados que portaban al cuadril un gran número de nazarenos. La ciudad, desde temprano, se había echado a la calle en respuesta a la tradicional visita a parroquias, iglesias y capillas que conmemoran el año nuevo en la singular liturgia cofradiera. Ningún Domingo de Ramos, a pesar de las similitudes propias, es igual a otro salvo en un matiz: el derroche de ilusión no cambia con el paso de los años.

La nota desafortunada de la jornada la puso la Hermandad de la Hiniesta, a causa del problema que sufrió el varal delantero derecho cuando el paso de palio se encontraba en la calle Sierpes. Desde ahí y hasta la Catedral el paso se tuvo que levantar a pulso aliviado y una vez allí se pudo reparar definitivamente. El suceso provocó un descuadre horario de en torno a 20 minutos, además de que que la cofradía del Amor optara por salir de su templo media hora más tarde de su horario previsto con idea de no castigar a su cuerpo de nazarenos con parones innecesarios.

A destacar, en cuanto a lo positivo, el extraordinario discurrir de la Hermandad de la Cena en su regreso al templo atravesando una zona tan complicada como la Alfalfa sin que el numeroso público que allí se congrega habitualmente consiguiera desmembrar un cortejo perfectamente organizado. Y sublime, como siempre, el equipo de operarios de Lipassam, limpiando las primeras vergüenzas de una ciudad que no aprende a quererse.

Cristo del Amor Sevilla

2014: del conteo a la Macarena

José Antonio Martín Pereira | 29 de diciembre de 2014 a las 14:17

Es tiempo de balances. Las postrimerías de diciembre traen consigo cientos de páginas a modo de registro de lo que ha sido un año al que le se le pueden aplicar otros tantos cientos de síntesis según el grado de perspectiva que se afronte. Desde el plano sevillano, en lo que a las cofradías de penitencia de la ciudad respecta, cabría resaltar a modo de esquema general, por razones obvias, el conteo de nazarenos, la meteorología favorable, las sillitas portátiles, los actos de conmemoración en La Macarena y La Paz, o en inicio del fin de la clausura del templo de Santa Catalina.

El año del conteo

La de 2014 será recordada como la Semana Santa del conteo, dentro del extremo intento de las hermandades por cumplir los horarios sugerido por la presión del Consejo y por las sanciones contempladas en sus nuevos estatutos. Se puso en tela de juicio la identidad, en un intento para que la cuantificación sirva como carta de juego en una futura organización que, hasta el día de hoy, no se intuye más allá que entre multitud de interrogantes difíciles de despejar sin el consenso de cada una de las partes que conforman el escenario.

La meteorología

Fue sin duda la mejor de las noticias. Tres años llevaban todas las cofradías del Martes Santo y dos del Viernes Santo, El Cachorro y La Carretería, sin que sus hermanos pudieran ver un cielo luminoso. El sol trajo calor, y éste se dejó notar especialmente en las jornadas del Domingo de Ramos y Jueves Santo. Vimos cirios arqueados y los establecimientos y comerciantes ambulantes se pusieron las botas con la venta de todo tipo de refrigerios. Faltó el broche, y es que la cofradía de Santa Marina se vio obligada a interrumpir su desfile para regresar apresuradamente bajo el intenso aguacero en la madrugada del Domingo de Resurrección.

Las sillitas portátiles

Una de las principales cuestiones de fondo de la pasada Semana Santa, y quizás la más desagradable. Desde el Ayuntamiento son conscientes de que el problema se ha agravado y requiere de medidas. Sevilla fue más que nunca una ciudad impracticable, donde las faltas de civismo y educación pusieron en relieve la urgente necesidad de que las autoridades se planteen seriamente combatir el problema. En este sentido, y a la vista de movimientos de consideración ausentes, todo hace indicar que la de 2015 vendrá instaurada en los mismos parámetros. Las soluciones, como en otros aspectos de la vida, llegarán cuando algún hecho grave suceda.

La Macarena y La Paz

Dentro de las innumerables efemérides que se celebran a lo largo de un año completo, dos especialmente marcaron la agenda de los cofrades, la de la Hermandad de La Macarena y la de La Paz, respectivamente. La primera evocando las bodas de oro de la coronación de su Dolorosa universal, la segunda haciendo lo propio para que Sevilla conociera unos 75 años de vida (los de la fundación de la Hermandad) muy bien llevados. Hubo excesos en los actos exteriores, si bien el respaldo del público mitigó gran parte de las críticas. Por cierto, La Paz será coronada en 2016.

Santa Catalina

Se hizo oficial recientemente pero ya es una realidad. La reapertura de la iglesia de Santa Catalina servirá para las hermandades que allí han radicado históricamente no tengan que buscar quien las acoja, circunstancia que lleva produciéndose desde el cierre del templo, allá por el año 2004.

Todo ello tuvo lugar tras la firma del protocolo entre el Ayuntamiento y el Arzobispado donde el organismo municipal se compromete a aportar un millón y medio de euros, exactamente la mitad de lo que cuestan las obras integrales, que se elevan a tres millones. La Exaltación enfoca pues la que previsiblemente será su última salida procesional desde la iglesia de Los Terceros, ya que para 2016 se espera que la cofradía vuelva a cruzar un dintel que nunca debió dejar de verles pasar.

La Macarena

Domingo de Ramos 2014: memorias

José Antonio Martín Pereira | 14 de abril de 2014 a las 11:51

Domingo de luces y cielo azul. Calurosa jornada inaugural agradecida en las calles y en los centros de trabajo de la AEMET, después de lo acaecido el pasado año. Mañana de derbi futbolero que, salvo por alguna que otra celebración espontánea no mermó ni un ápice las ganas de Semana Santa con las que amanecía en El Porvenir. Fue, además, la primera cita en lo relativo al conteo de nazarenos, y aquella en la que pudimos contemplar la nueva disposición de la Borriquita y las dos tallas de Fernando Aguado y la salida de la cofradía de San Roque desde la parroquia de Santiago.

Pero el Domingo de Ramos siempre trae algo más. Ríos de basura en las calles, modelitos con poco o nada sentido del gusto, niñateo ya no solo hasta altas horas, innecesarios paseos de botellines en mano y mucha bulla. A destacar, el enorme trabajo de control de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía en la siempre compleja entrada de la cofradía de la Amargura, blindando de cangrejeros el perímetro acotado.

Domingo de Ramos Sevilla

Semana Santa 2013: entre lo bueno

José Antonio Martín Pereira | 3 de abril de 2013 a las 11:58

El cortejo de La Lanzada

Sin lugar a dudas, la actitud ejemplar de los hermanos de La Lanzada, de serenidad en medio de la incredulidad ante el extraño comportamiento de la cofradía de Los Panaderos mientras éstos tomaban la intersección de las calles Martín Villa y Cuna, cortándoles el paso, refrenda el hecho de que las hermandades en la calle deben ser más que cortejos perfectamente uniformes. Quizás, en esta Sevilla cofrade que alardea de golpes de pecho en su encuentro anual con la Campana, actitudes de cordura como las de los hermanos de San Martín se interpreten con valor doble.

Las Penas de San Vicente

Pese a que el nuevo itinerario de regreso dejara a la cofradía un tanto desangelada en su paso por la plaza de la Campana, la simetría del cortejo que componían los hermanos de San Vicente puso en relieve el buen hacer de la Hermandad en los últimos años. Gana enteros y se posiciona esta cofradía como imprescindible en la noche del Lunes Santo sevillano.

La coherencia

Todas las juntas de gobierno que actuaron con coherencia frente a las inclemencias meteorológicas acertaron. Especialmente significativo fue el discurso de José Marín Lobo, hermano mayor de San Bernardo, haciendo un llamamiento para que sus hermanos mostraran un comportamiento ejemplar toda vez la decisión les había sido comunicada.

Los hermanos de La Paz

Inmensos aguantando el aguacero mientras su junta de gobierno decidía el rumbo que tomaría la cofradía ante el panorama con el que se presentó la tarde del Domingo de Ramos. En Plaza Nueva, incluso los más pequeños se resistían a abandonar su fila.

Los medios de comunicación

A menudo los balances se centran en esa Semana Santa de calle, ésa que no fructifica sin no se ve más allá. Los medios de comunicación, con su inestimable despliegue, han vuelto a escenificar que lo principal es acercar las vivencias de lo que se quiere a los que, por una u otra razón, no pudieron ser partícipes en primera persona.

Los Servitas

La cofradía de los detalles, refrendados incluso en aquello que a la vista pasa más desapercibido. Las escaleras que acompañan a ambos pasos, forradas en terciopelo, dejaban buena muestra del carácter serio y austero de esta Hermandad con sede en la plaza de San Marcos.

Foto: P. J. Chacón

Domingo de Ramos 2013: memorias

José Antonio Martín Pereira | 25 de marzo de 2013 a las 11:27

La primera en la frente. La jornada inaugural de la Semana Santa quedó en el mar de horas de La Estrella en la calle, rasgada por el intenso aguacero de media tarde. Se cumplieron los pronósticos, y el 80 por ciento de probabilidad de lluvia estimado entre las dos y las seis de la tarde arruinó un buen puñado de ilusiones. Jesús Despojado a la Anunciación; la Borriquita al Salvador; el Cristo de la Buena Muerte de La Hiniesta volviendo sobre sus propios pasos; La Cena, regresando desde Doña María Coronel; y el cortejo de La Paz inmovil, mientras el Cristo se refugiaba en el arquillo del Ayuntamiento y la Virgen en el Arco del Postigo. A partir de ahí, San Roque, La Amagura y El Amor decidieron no realizar sus estaciones de penitencia, y la ciudad se encomendó a una Estrella con domicilio en Triana.

Notas de mal sueño, escenificadas en la copiosa mojada no ya de los pasos e imágenes, patrimonio recuperable, sino de aquellos cuerpos que apenas levantan unas cuantas palmas del suelo. En estos casos, y en Sevilla hablamos por experiencia propia, nada puede doler más que ver a los más pequeños con sus túnicas empapadas. Toca hacer ejercicio de conciencia porque, lamentablemente, salvando el Lunes Santo, el resto de días se presentan, al menos a esta hora, muy cercanos al drama.

Sevilla: detalles del Domingo de Ramos 2012

José Antonio Martín Pereira | 2 de abril de 2012 a las 11:02

Como quiera que las previsiones ni erraron ni van a errar durante la presente Semana, ésta comenzó como se la esperaba, es decir, privando a las cofradías de la primera mitad de la jornada de poder realizar estación de penitencia al gran templo metropolitano.

Curiosas contradicciones: en la calle Río de la Plata entorno a las dos de la tarde, la evidencia tomaba cuerpo en el comunicado oficial de la Hermandad de La Paz. En ése mismo instante, cuando la muchedumbre comenzaba a disolverse, el sol hacía acto de presencia colándose entre los renegridos nubarrones.

Por otro lado, sería la propia lluvia (incesante durante las horas centrales de la tarde) quien a la postre permitiría la que sin duda quedará como una de las estampas para el recuerdo toda vez que el ciclo haya consumado de nuevo. Dos generaciones unidas de la mano caminan hacia la Colegial del Divino Salvador, la Hermandad del Amor en su máxima expresión.

A golpe de martillo: Manolo Santiago

José Antonio Martín Pereira | 8 de febrero de 2012 a las 11:11

Ahora que los primeros golpes de martillo desnudan frías noches, la retentiva pide paso, porque nunca está de más homenajear a quienes, habiendo derrochado sentimientos de bondad y saber estar, contribuyeron a que la hilera de capirotes siguiera desembocando, como actualmente sucede cada primavera, a los pies de la Giralda.

Y de aquellos nombres, de aquellas personas cuyo rostro en gran parte de los casos solo conocemos, la mayoría de los cofrades, a través de estampas en sepia o blanco y negro, queda tanto por aprender que a veces, inconscientemente incluso, tendemos a sostener firmemente la manifiesta tendencia a la involución del invento al que Sevilla acogió bajo la definición de Semana Santa.

Entre ellos, aprovechando que es tiempo de ‘igualás’ y ensayos costaleros, sirviendo además como contrapunto para todo el que crea o piense que los pasos se mandan dando voces, tal cual los impulsos de los malos hábitos han concebido, y que el arte se puede aprender, como si existiera manual para tal fin, hoy quisiera rendir homenaje a uno de los capataces ilustres, de esa vieja guardia que sembró escuela desde la humildad y mediante la estricta noción y puesta en práctica de lo que significa el término afable, Manolo Santiago Gil.

Un Manolo Santiago al que aún a día de hoy los que fueron sus costaleros recuerdan con emoción, y a quien en esta grabación extraída del Vhs Especial que PM Videos editara sobre la Hermandad de la Paz, vemos mandar, con el que fuera su particular estilo, delante de su Virgen de la Paz, dos años antes de que nos dejara. Corría el Domingo de Ramos de 1995, las calles del barrio del Porvenir eran testigos de un sol de Domingo de Ramos radiante, y Soria 9, dirigida entonces por el Teniente Coronel Abel Moreno Gómez, interpreta la famosa composición ‘Corpus Christi’. Del Maestro es la palabra…

Fuente: Youtube; usuario: Jugardel