Archivos para el tag ‘Miércoles Santo’

Miércoles Santo 2017: memorias

José Antonio Martín Pereira | 13 de abril de 2017 a las 11:38

De nuevo el calor. Las altas temperaturas marcaron el desarrollo de una jornada sin incidentes reseñables, más allá del aumento progresivo de público conforme se retiraba el sol y cambiaban las tonalidades del cielo. En el día de los crucificados de nuevo solidaridad entre las hermandades, únicamente 9 minutos de retraso en la plaza de la Campana que permitieron, entre otras cosas, que el palio de la Virgen de Regla de los Panaderos entrara en su templo mucho antes de lo que lo venía haciendo en los últimos años.

El Miércoles Santo nos regaló también la exquisitez de los repertorios musicales del Cristo del Buen Fin, con la Centuria Macarena, y del Misterio de las Siete Palabras, acompañado magistralmente por la banda de cornetas y tambores Esencia. Las Siete Palabras, por cierto, que con mucho esmero se está haciendo un hueco importante en la jornada. Por lo demás, poco más cabe añadir a la belleza del palio de la Virgen del Refugio; al alegre andar del palio de la Virgen de Consolación de la Sed; o al portento de cofradía que es la del Cristo de Burgos. Fue un día para enmarcar.

siete palabras

Los Franciscanos ceden el Convento de San Antonio de Padua al Buen Fin

José Antonio Martín Pereira | 8 de octubre de 2013 a las 11:43

El pasado viernes 4 de octubre, durante la Solemne Función en honor a San Francisco de Asís, la Hermandad del Buen Fin recibió de manos el secretario de la Provincia Bética Rvdo. P. Fray Manuel Domínguez Lama OFM, el acuerdo de cesión de la Iglesia Conventual de San Antonio de Padua, cumpliendo así lo pactado por ambas partes.

Durante el transcurso de la homilía, el Ministro Provincial hizo un repaso por las fechas en las que la corporación llegó al convento hace ya más de cuatrocientos años, así como por algunos de los momentos más destacados de su Historia. Al mismo tiempo señaló los motivos de la cesión del convento de San Antonio de Padua a la Hermandad del Buen Fin, afirmando que «sea ésta cesión motivo de respuesta al momento y causa de los signos de los tiempos que vivimos, con corazón y esperanza dando respuesta a ambas partes». Tras sus palabras, llegó el momento de la firma por parte del Ministro Provincial y el Hermano Mayor, un gran aplauso por todos los asistentes llenaron de alegría y emoción la Iglesia de San Antonio, viviendo este momento histórico.

A partir de ahora, es deseo de la actual junta de gobierno, presidida Ramírez Ron, el poder realizar el traslado de las actuales instalaciones del Centro de Estimulación Precoz Cristo del Buen Fin a la parte conventual de San Antonio de Padua.

buenfin_cesion_sanantonio

 Foto: Hermandad del Buen Fin

Semana Santa 2012: fueron protagonista (I)

José Antonio Martín Pereira | 12 de abril de 2012 a las 11:35

El Twitter

Como se esperaba, la que tal vez sea (junto a Facebook) la Red Social más populosa de cuantas existen en Internet fue protagonista de principio a fin durante la pasada Semana Santa. Elevado a tal en parte por las ya archiconocidas inclemencias meteorológicas, y no menos por el ferviente interés que suscita la Semana Grande de Sevilla, avivado desde los lugares más insospechados del globo, Twitter se alzó como ingrediente esencial en todos y cada uno de los asuntos y debates que fueron surgiendo. Algunas de nuestras cofradías coparon incluso los primeros puestos como temas del momento (tendring topic) a nivel mundial, sirviendo el hashtag #SSanta12 (del inglés hash, almohadilla y tag, etiqueta) para aglutinar comentarios, respondiendo así a las intenciones de las diferentes aplicaciones creadas para el uso en dispositivos móviles.

 

Los medios de comunicación

En parte en estrecha vinculación con lo anterior. Información en tiempo real, desde infinidad de puntos y mediante el uso de despliegues técnicos y humanos nunca vistos. Es de recibo felicitar el trabajo de aquellos profesionales que dedicaron innumerable número de horas durante estos días. No obstante, la lluvia sacó a relucir los defectos propios del sobreexceso de información, y así por ejemplo el Martes Santo a media tarde (sin que hubiese caído aún ni una sola gota) se pudieron oir ciertos comentarios tachando de ilógica la postura de los hermanos mayores que habían decidido dejar sus cofradías en el templo, a los que poco después las nubes otorgarían la razón.

 

El público

La siempre difícil tarea de cuantificar las fluctuaciones de público. Según el número de viajeros en el Metro de Sevilla, éstos aumentaron con respecto al año pasado. Para Lipasam, la jornada en la que se recogió mayor volumen de residuos fue el Viernes Santo. Los hosteleros sin embargo dicen que la ocupación no estuvo al nivel deseado, Y sobre las calles, la percepción de un Domingo de Ramos deslucido al paso de la lluvia, una Madrugá muy escasa en aglomeraciones y un Sábado Santo en el que costaba bastante andar. Dicen que éste último se consagró como el día de las bullas.

 

La plaza Cristo de Burgos

El enclave de la Semana Santa. Una cofradía agotando los últimos compases de su regreso al templo confluye con la multitud que aguarda en silencio. Luces apagadas, cielo azafranado y varias saetas que rompen al viento. La cofradía pasa llevándose consigo buena parte de la Semana Santa añorada. Tras ella se recibe al Jueves Santo…

Foto: Juanma García

Sevilla: detalles del Miércoles Santo 2012

José Antonio Martín Pereira | 5 de abril de 2012 a las 3:35

Sed de cofradías. Calles atestadas de público en la jornada de los crucificados. Sevilla intentando recuperar el tiempo perdido. Como quien despertara de un amargo sueño, el barrio de Nervión vislumbró improvisado pórtico para el que a la postre se convertiría en un excelso día. Se pusieron tan de manifiesto las ganas, que el retraso en los horarios terminó por desesperar la paciencia de los relojes. Esto último, como es habitual, lo sufrirían las últimas cofradías de la noche. A ello añádanse las variables formales relativas al cómo dirigir una hermandad en la calle (véanse las imágenes del palio de Los Panaderos por la Plaza del Salvador sin nazarenos). En el polo opuesto, sin comentarios el transitar de la Hermandad del Cristo de Burgos por la plaza que lleva su nombre, Semana Santa en estado puro.

Por cierto, vaya desde aquí un reconocimiento a los miembros del servicio de limpieza. Visto lo visto en la calle Aponte (entorno a las 2 de la madrugada), poco podemos presumir de civismo.

De otro tiempo

José Antonio Martín Pereira | 1 de junio de 2011 a las 11:57

Echando un vistazo al muestrario de estampas propias archivadas como recuerdos de la pretérita Semana Santa, ésta que a continuación les muestro llamaba poderosamente mi atención. Tomada en la confluencia entre las calles Jesús del Gran Poder y Santa Bárbara, en la tarde de un Miércoles Santo que consumía ilusiones, bien pudiera servir a tenor del escenario, como ilustración de aquellas estaciones de penitencia a las que solo alcanzan memorias que peinan canas. No obstante en esta ocasión resultaría relativamente fácil estimar la fecha en la que fue tomada la instantánea, ya que hasta el año 1998 el Cristo del Buen Fin no procesionaba en soledad, sino que lo había venido haciendo acompañado por un Misterio variable en sus concepciones a lo largo de la historia.

El rostro vuelto a la derecha da paso a un costado de costillas semihorizontales, la palidez serena y su asemejo en rasgos al Gran Poder estremecen lo indecible. El Crucificado del Buen Fin, tallado en 1645, es obra de Sebastián Rodríguez, discípulo de Martínez Montañés y coetáneo y colaborador del taller de Juan de Mesa. La investigación en el Archivo de Protocolos que arrojó la luz definitiva sobre su autoría fue realizada por Maria Teresa Dabrio, quien encontró no sólo el contrato, con fecha de 4 octubre de 1645, sino el recibo del pago establecido, siendo éste de 150 ducados en monedas de vellón.

Muros agrietados son testigos de la Muerte por la Vida de aquel a quien llamaron Rey de los Judíos…

Sosiego Pascual

José Antonio Martín Pereira | 11 de mayo de 2011 a las 16:14

Lo reconocía hace unos días, qué bien nos está sentando el Tiempo de Pascua. Es posible que la razón tenga que ver con la pasada Semana Santa, por aquello de que la lluvia nos haya podido unir como medida de superación a la irrefutable realidad instaurada por aquel entonces. A la hora de la verdad, ni alteraciones de carrera oficial, ni horarios e itinerarios, bandas, recuentos de nazarenos, costaleros, sillitas o Parasol Metropol… el valor se lo queda la memoria. Y de recuerdos sobrevive el cofrade, sean de la naturaleza que sean, intentando asaltar una espera que aún no ha gestado sus primeros indicios morfológicos.

Lo bonito es paladear el presente, sin por ello descartar las remembranzas que acerquen el momento exacto al que apuntan los contadores, identificando el camino trazado por el Evangelio. Haciendo un guiño a lo que fue, sirva la presente estampa del Santísimo Cristo de la Salud, de la cofradía de San Bernardo, en su transitar por el Puente de los Bomberos durante la pasada tarde de Miércoles Santo.

La pataleta

José Antonio Martín Pereira | 3 de marzo de 2011 a las 17:09

Lo caro que nos está saliendo la absurda pataleta que mantiene en pie un grupo de amigos. Hoy vuelve a recordarlo uno de los diarios deportivos de mayor tirada nacional, a través de un titular tan contundente como irreal: «Las Cofradías piden variar la fecha de la final de la Copa del Rey». ¿Las Cofradías? ¿Qué Cofradías? Aquí (en Sevilla) nadie se ha manifestado públicamente vertiendo quejas, y sin embargo por añadidura vamos dando bandazos en la misma talega. Injusto, ¿no les parece?

Pero no crean que esta circunstancia es nueva, el asunto viene de lejos, concretamente desde el pasado 9 de febrero, fecha en la cual la Asociación Nacional de Cofradías-Hermandades y Bandas (siendo benevolentes con la terminología) remitía una serie de escritos solicitando el cambio de fecha del susodicho encuentro, a razón de que muchos cofrades no podrían «disfrutar del evento deportivo». Existe constancia incluso que el grupo de amigos envió un escrito a la atención de Jaime Lissavetzky (Secretario de Estado para el Deporte), pidiéndole una entrevista para tratar el tema de la coincidencia de fecha. Además, echando un vistazo a la Web del mencionado colectivo que NO NOS REPRESENTA, es posible comprobar una serie de alardes, fruto de diversas respuestas a irreverentes escritos, los cuales, sigo manteniendo, poco favor proceden al variopinto mundo de las Cofradías. Para completar la escena, faltaría solamente un grupo de Facebook (seguramente exista alguno similar) bajo el lema «No al fútbol en Miércoles Santo». ¡Ojú ojú!

Por lo deducido, en la Asociación siguen sin darse cuenta que cada coletazo del tema cimbrea peligrosamente la estabilidad de una celebración (la Semana Santa), marcada por las garras de la desafortunada corriente laicista imperante. Si no lo creen, atiendan a los comentarios vertidos en la noticia que nos ocupa, por supuesto amparados en una libertad mal utilizada y en pseudónimos propios de la cobardía, comprobarán el clima de desprestigio gratuito generado. Todavía los habrá que sigan justificando la pataleta, aún a sabiendas de que los problemas de las Hermandades se localizan bastante lejos de una coincidencia puntual.

Ante ello, un servidor opta, como la inmensa mayoría (por no decir totalidad) de los cofrades de Sevilla, por obviar las lamentaciones mirando al frente. ¡Qué bien vamos a disfrutar de un Miércoles Santo sin bullas!

copa-del-reyfinal